Los Mina. Santo Domingo Este. Jean Luis Brea

0
607
Héctor Danilo Sánchez
Special Reporter

Palacio Nacional, R. D.-“¿Sabes que es lo bueno de vivir en barrio? Si no se está cocinando, pasa alguien que está vendiendo algo, una camioneta, vendiendo chicharrón; eso es lo más rico de vivir en barrio, siempre aparece todo”.

Jean Luis Brea ha vivido toda su vida en Los Mina, Santo Domingo Este. En el barrio Puerto Rico. Conoce al vendutero, al carnicero, al colmadero y sobre todo al vendedor de galletas que todas las mañanas pasa por el frente de su casa.

Jean Luis estudia ingeniería de sistemas y labora para la Unidad de Readecuación de La Barquita y Entornos (URBE) desde hace 5 años.

Somos de barrio

Formó parte del equipo logístico de mudanza de las familias trasladadas a La Nueva Barquita y actualmente trabaja como soporte de obra y apoyo al equipo técnico de URBE, responsable de la seguridad perimetral del Parque Ecológico y Fluvial La Barquita.

“Yo soy de las personas que dicen que si uno se supera, uno tiene que recordar que viene de abajo”.

En los barrios, como en cualquier parte, hay de todo. Con lo que Jean Luis no está de acuerdo es que quieran decir que por un delincuente o por una pandilla “el barrio completo es así, que somos los peores y eso es mentira”.

Somos de barrio

“En el mismo barrio hay personas que si ven a uno que no come, le dan su plato de comida. Somos de barrio es reunión, es compartir. Somos de barrio y sigo siendo de barrio”. #SomosDeBarrio

Si una puede las otras también

De niña, Gisela Herrera soñaba de grande manejar cabezotes porque veía a su mamá en el volante de un camión. El abuelo, también camionero, le enseñó a pasar los cambios tan temprano como a los 8 años.

De manera que aprender a manejar le fue fácil, tuvo la mejor escuela.

Lo complicado para ella fue, después y mientras tanto, conseguirse un novio. “Era difícil porque decían: esta mujer no es fácil”, cuenta. Se asustaban.

Sin embargo, el oficio no le impidió formar familia, tener dos hijas y cuatro nietos que quieren mucho a su abuela. Son ñoños con ella.

MujeresRD

Trabajó en la OMSA y ahora es la única mujer conductora de autobús en la Dirección General de Aduanas.

“He tenido que luchar para mantenerme en el puesto”, nos confiesa.

Su caso, dice, puede y debería mostrarle a otras mujeres que no hay oficio o profesión prohibida o imposible para las mujeres y animarlas  a intentar abrirse espacio en lugares llamados “exclusivos para hombres”.

Como Gisela hay muchas mujeres dominicanas que cuando quieren, pueden.

En el gobierno de Danilo Medina celebramos y promovemos que así sea.

#MujeresRD

Por favor , déjenos su comentario...