Un reconocimiento a mis hijos

0
407

Por Lic. César Fragoso.-

El mensaje más abajo presentado se lo escribí a mis hijos y no necesariamente tiene que ser del conocimiento de la generalidad de los demás ya que es algo muy personal y que solo concierne a mi familia.

Sin embargo, dadas las circunstancias que actualmente vive la humanidad y a la falta de valores que vemos a diario en muchos jóvenes, entiendo que podría poner un granito de arena y hacer reflexionar a muchos padres sobre lo que deben hacer por sus hijos.

Si uno solo de ustedes cambia de actitud y se preocupa más por enseñarle valores a sus descendientes, entiendo que habré llenado mi cometido de hacer pública esta nota.

El amor y el ejemplo que demos a nuestros hijos, vale más que todo lo material que les podamos dar y hasta que las profesiones que les ayudemos a llegar a tener.

Por favor lean lo que sigue a continuación:

Amados hijos,

Esta semana fui al médico por un problemita en el pie derecho y recibí la satisfacción más grande que un padre pueda tener en cuanto a sus hijos.

Sucede, que el Dr. Andy De León, Director del Centro Médico Trauma Care, donde me refirió César José, cuando le dije que era su padre, se desbordó en elogios a mi hijo. 

Me habló de sus dotes de responsabilidad, humildad, seriedad, honestidad, profesionalidad, educación, sencillez, conocimientos, paciencia, flexibilidad, bondad, empatía, sinceridad, generosidad, etc. 

En definitiva, fue mucho más el tiempo, de su muy ocupada agenda, que dedicó a hablarme del Dr. César José, que el que utilizó sobre mi adolorido pie. (Ya no me duele). 

Al final de la conversación, me dijo que yo debía estar muy orgulloso de mi hijo, me preguntó como estaba su situación de trabajo, si le estaba yendo bien y me dijo que si César José quería ir a trabajar con él en su clínica, solo tenía que ir por allá, que de inmediato le asignaría un consultorio como Médico General, y lo pondría a trabajar con mejores condiciones de las que tiene en la actualidad.

Casi con lágrimas en mis ojos (como estoy al momento de escribirles esta nota), le di las gracias por todo lo que dijo de mi amado hijo y le expresé sobre lo orgulloso que estoy de él. 

La realidad, gracias a Dios, es que estoy acostumbrado a que eso me suceda pues, cada vez que me encuentro con alguien que conoce a cualquiera de ustedes me habla maravillas. 

Me ha pasado con todos, cualquiera que me dice tu eres el padre de Maureen, Johan, Yanicel, César Manuel, César Leomel, César José, sin pensarlo dos veces se desborda en elogios y me hace sentir feliz y extremadamente orgulloso de todos ustedes. 

Quiero aprovechar la oportunidad de lo sucedido con César José, para darles las gracias a los 6 y decirles que no podrá haber en este mundo un padre más feliz que yo y tan orgulloso de haber traído a este mundo hijos tan ejemplares y maravillosos como ustedes. 

Si su forma de ser es el resultado de mis enseñanzas, no puedo creer que yo haya sido tan perfecto y ejemplarizante y le doy las gracias sinceras a mis amados padres de crianza, ya fallecidos, mi querida Tía Felín y a mi adorado Papá Manolo, al igual que a mi madre Thelma, la que me trajo a este mundo, quien sigue enseñándome como debo ser y aún, a veces me dice mi niño. Uyyyyyyyyyyy. 

Ahora, con el nacimiento de su hermanita, Marcel Marie, ustedes me siguen dando clases de amor y ternura por la forma en que se preocupan por ella. 

Quiero pedirles, sinceramente, que me ayuden a darle a ella la misma crianza que le di a ustedes para que también, en el futuro, me haga sentir de esta manera que me siento hoy. 

Gracias mis hijos por ser como son. 

Los amo inmensamente. Dios les bendiga.

Por favor , déjenos su comentario...