Volkswagen Tiguan. Enamora por su manejo

0
1066

En el 2018 conoceremos un Tiguan totalmente nuevo. El calendario VW parece haberse quedado estancado en el tiempo para este modelo, que no recibe ningún cambio sustancial desde hace, ¿Cuántos? ¿Ocho, nueve años? Esto es “música para los oídos” de los que estén buscando un SUV compacto, pues seguro, VW otorgará buenos incentivos para dejar los concesionarios limpios de este modelo, en anticipación del nuevo Tiguan, que vendrá construido sobre la nueva plataforma que usa el fabricante.

Manejamos el más pequeño utilitario en la alineación Volkswagen por una semana, y para ser honestos, quedamos con buena opinión en sentido general, sobre todo en sus cualidades de manejo, aunque no todo es convincente aquí.  Vallamos por parte, y mencionemos primero los encomios.

Hay una sola opción de motor y transmisión. Un turboalimentado de 4 cilindros y 200 caballos de fuerza, que acoplado a la transmisión automática de 6 velocidades, hacen al Tiguan realmente disfrutable en cuanto a rendimiento. Cierto que este es un auto familiar, en el que potencia no es prioridad, pero que bien se siente cuando se necesita pisar el acelerador, y saber que tendrás una respuesta solida del motor.

La tracción en todas la ruedas (AWD) es opcional, y dotado con ella, el sistema “4Motion” de Volkswagen monitorea constantemente la tracción de las ruedas, para distribuir poder a ellas según se necesite. En situaciones regulares de manejo, el Tiguan solo usará tracción delantera, pero cuando sea necesario, el “4Motion” hace un excelente trabajo proveyendo tracción en difíciles condiciones, como hielo o nieve. Probamos este SUV en esas condicione por dos días, y podemos reportar que su desempeño fue impecable.

Otro ángulo válido es su interior. Es cierto que se nota algo atrasado si lo comparamos con la competencia, pero el excelente uso de materiales y la limpieza y sobriedad alemana de diseño, son encomiables.  Sería injusto no reconocer que el interior sigue siendo fresco a pesar de tantos años sin un cambio sustancial. Es precisamente en el interior, donde comienzan las quejas de los consumidores norteamericanos sobre el Tiguan. Destaco que las quejas en este sentido provienen de Norte América, pues es uno de los mercados con ventas decadentes para el modelo alemán. Con casi tres millones de unidades vendidas en buena parte del mundo, es Estados Unidos, donde casi todo tiene que tener dimensiones descomunales, al Tiguan se le critica por su escaso espacio de carga (24 pies cúbicos sin doblar los asientos)  y poca amplitud para las piernas de los pasajeros en la parte trasera.

Otro punto en contra son los records de seguridad. Si bien no hay nada aquí de que alarmarse, con 4 estrellas de calificación total, queda por debajo de varios de sus competidores, siendo las pruebas de choque frontal y protección para los pasajeros, las más comprometidas. Para concluir la lista de las carecías, podemos agregar la escases de opciones estándar de seguridad, el apetito del motor -22 millas en manejo combinado, cuando los mejores del sector llegan a las 31 millas-  y un alto precio de entrada, $24,995 por el modelo base, un 2.0T S. Las más recientes opciones de seguridad como monitor de punto ciego o frenado automático de emergencia no están disponibles, siendo este un fuerte lastre para un vehículo con destino familiar.

El 2017 Tiguan viene en cuatro modalidades, todas con la misma opción de motor que ya mencionamos. El Tiguan  S comienza en los $24,995. Le siguen el Wolfsburg por $30,095 y el Sport que trae precio básico de $32,605.  En la cima de la lista queda el SEL por  $34,500.  Agregar el sistema 4Motion de tracción en todas las ruedas costaría unos $2,000 más.

A pesar de lo aquí mencionado, el Tiguan muestra sus virtudes en la carretera, con una marcha serena y compuesta, dinámica atrevida  y excelente comodidad para el conductor. Esa es su mayor virtud. Cruzando una fina línea entre un SUV regular y uno de lujo, el Tiguan enamora por su manejo.

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes, como préstamo por una semana, para fines de la reseña. De ninguna manera los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.

DEJE SU RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*