Los mejores abrazos son los del alma

0
362

“Abrazar es saludable: favorece el sistema inmunitario, te mantiene sano, cura la depresión, reduce el estrés, induce el sueño, vigoriza, rejuvenece, no tiene efectos colaterales indeseables… en una palabra, es una droga milagrosa.” Jack Canfield 

Araceli Aguilar Salgado.

Hoy celebramos en el mundo el día del abrazo al ser creado en el año 1986 por Kevin Zaborney, con el fin de transmitir cariño entre los demás, especialmente en aquellas que queremos y apreciamos más es dar y recibir abrazos, sin equivocarnos cada abrazo deja un tipo de huella en nosotros, por ello disfrutemos a diario y seamos generosos con ellos: los abrazos curan, reconfortan y no necesitan palabras, abrazar es el lenguaje del corazón. 

Abrazo es la acción y efecto de abrazar, un verbo que hace referencia a estrechar entre los brazos o ceñir con los brazos, se trata de un tipo de saludo o de una muestra de cariño, donde se realiza una leve presión sobre la persona a la que es ofrecido dicho gesto.  

Los abrazos tienen duración variable y pueden realizarse con los brazos por encima del cuello o por debajo de las axilas. 

Los abrazos están siempre presentes en todos los momentos y etapas de la vida con las personas que apreciamos con ellos demostramos amor, cariño, alegría, fraternidad, entusiasmo, consuelo, acompañamiento, entre otras muchas emociones y sentimientos. 

Abrir nuestros brazos para acoger en ellos al otro nos permite unir más aún a la familia y amigos, compartir vivencias, tradiciones, momentos gratos, éxitos, e incluso circunstancias difíciles que ponen a prueba nuestra capacidad de resiliencia; ellos forman parte de los momentos más felices y tristes, convirtiéndose en pequeños fragmentos inolvidables de nuestra vida. 

Abrazar es una forma de lenguaje excepcional, pues no solo actúa como terapia de sanación física, mental y espiritual, sino como la forma más efectiva de transmitir la paz necesaria para afrontar nuestro día a día, pudiendo incluso llegar a mejorar nuestro estado de ánimo y transformar nuestra energía. 

Un abrazo ayuda a calmar los nervios, aliviar las tensiones y fortalecer la autoestima. 

Los abrazos tienen muchos beneficios para la salud, se ha descubierto que el contacto humano mejora el desarrollo tanto físico como psicológico, incluso los abrazos serían capaces de mejorar el sistema inmune, disminuir el riesgo cardiovascular, el contacto físico es fundamental para disfrutar de un equilibrio físico, psicológico y emocional otros aportes son los siguientes: 

  • Facilitan la liberación de endorfinas conocidas como hormonas de la felicidad. 
  • Disminuyen la presión arterial al activar los receptores en la piel denominados corpúsculos de Pacini, que son los encargados de enviar las señales al cerebro reduciendo de esta manera la presión arterial. Las personas adultas que no tienen contacto físico tienen frecuencia cardíaca y presión arterial mayores que las personas que sí que lo tienen. 
  • Favorecen la liberación de oxitocina, disminuyendo así el nivel de estrés por la reducción de la producción de cortisol y adrenalina, hormonas que se emiten en altas concentraciones cuando nos encontramos bajo una situación estresante. 
  • Producen la liberación de serotonina y dopamina, ambas reducen el estrés y juntas proporcionan calma, tranquilidad y sosiego generando una gran sensación de bienestar y felicidad, además de reforzar los procesos de aprendizaje y de memoria. 
  • Promueven la oxigenación del organismo, algo que ayuda a prolongar la vida de las células y, por tanto, prevenir el envejecimiento prematuro. 
  • Fortalecen el sistema inmunitario al favorecer la creación de glóbulos blancos tan necesarios para combatir enfermedades e infecciones. 
  • Reducen el riesgo de padecer demencia. 
  • Aportan seguridad: El ser humano es muy frágil por naturaleza, sobre todo cuando somos bebés, así que una buena dosis de abrazos nos ayuda a sentirnos seguros y confiados. 
  • Cubre nuestras necesidades afectivas: Una persona necesita diariamente 14 abrazos para sentirse plenamente querido. Las personas que no muestran afecto sufren de algo que en psicología se conoce como hambre de piel y no es más que la necesidad de contacto humano. 

La mejor cura contra la timidez: Permite a las personas tímidas entrar en confianza, ser más abiertos, espontáneos y seguros de sí mismos.

 

Hay diferentes formas de abrazos por la percepción de quien lo recibe y los sentimientos que le embargan en ese acto, en ese ritual por excelencia en nuestros lazos sociales y afectivos. 

1. Abrazos clásicos: Es cuando dos personas se rodean con sus brazos con firmeza situando las cabezas una al lado de otra. En realidad, este abrazo es muy íntimo. Los pechos se juntan y las cabezas están muy cercanas. Además, suele durar dos o más segundos, por lo que el ritual tiene un encanto especial. Seguro que alguna vez abrazaste así al despedirte de alguien querido o al volver a reencontrarte con él. No importa que esa otra persona sea tu pareja. De hecho, en nuestro día a día podemos llevar a cabo este gesto con nuestros amigos más íntimos y con nuestros familiares. 

2. Abrazos de baile: Se dan para asociarlos a la música normalmente, llevan a una de las dos personas implicadas a abrazar a la otra por su nuca (los brazos se unen detrás de esa parte de nuestro cuerpo). Las miradas entonces quedan prendidas en ese universo único habitado por la más íntima complicidad. Tal y como podemos deducir, este tipo de abrazo solo puede darse a nivel de pareja y en situaciones marcadas por el velo del romanticismo. 

 3. Abrazo visual: Es por contacto visual, existe un componente especial, es sencillo, muy íntimo, con ambas personas pegadas una frente a otra, pero el espacio que se queda entre los dos a la altura del pecho se sustituye por la cercanía de las miradas cómplices y cariñosas. Este tipo de gesto no exige un gran contacto físico, sin embargo, pocos actos resultan a la vez tan intensos y reconfortantes, esas miradas otorgan afecto y validación, el afecto más sincero se desnuda sin necesidad de palabras para llegar a la otra persona, para atraparla y transmitirle el más profundo aprecio, este tipo de abrazo no solo se da entre parejas. Es sin duda el más hermoso que podemos ofrecer a nuestros hijos. 

4. Abrazo entre compañeros: Es cuando dos personas sin una confianza o afinidad especial, simplemente se producen unas palmadas en la espalda por un trabajo bien hecho o por la cercanía de algún hecho concreto, no obstante, las cabezas no se juntan y los sentimientos son poco intensos. Este tipo de gesto social no exige mayor profundidad. Es un ritual común y recurrente que tiene su implicación, que es útil y nos sirve para estrechar lazos en nuestros entornos cotidianos de trabajo. 

5. Abrazos asimétricos: Se produce entre dos personas a diferentes alturas. En este caso, la connotación es puramente pasional y erótica. De hecho, cuando más se usa es durante un acto íntimo y sexual. Por ejemplo, este tipo de abrazo asimétrico suele darse cuando uno de los miembros de la pareja está sentada en una superficie y la otra persona, de pie, se acerca para abrazarla e iniciar así ese instante de intimidad y placer. 

6. Abrazo lateral: Es otro ejemplo de simpleza y cercanía a la vez. Se produce cuando rodeas el hombro de otra persona con un brazo. Sus significados son varios. Puede referirse a un ansia por reconfortar a la otra persona, compañerismo, simpatía y cariño, amor, ternura, calidez. 

7. Abrazos distantes: Hay abrazos que no son cómodos, que se dan por simple formalismo y que incluso nos suponen una amenaza, en este caso, en lo que se refiera a los abrazos distantes cabe decir que son altamente comunes. Se producen cuando los abrazos carecen de intensidad y se dan con los cuerpos alejados. Las cinturas están separadas y el acto se produce más por compromiso que por verdadero gusto o placer, pueden ser parte de un protocolo o motivados por una tregua temporal tras un enfrentamiento intenso.  

Finalmente, podrían ser la escenificación de una cordialidad tensa e incluso una actuación que busca aparentar un cariño que en realidad no está presente. 

8.Abrazos violentos: Este es el gesto más incómodo y amenazante de todos, se habla de un tipo de abrazo de gran intensidad, pero no precisamente por la pasión amorosa, sino por pura violencia y agresividad. Suele ser muy apretado, enjuto, incluso podría causar dolor a uno de los implicados. Suceden durante una riña o para separar a un individuo de una pelea. 

Por lo que en tiempos actuales de pandemia por coronavirus el abrazo se hizo mucho más esquivo y complicado, al menos para las personas que no conviven con nosotros, el miedo al contagio y las recomendaciones de las autoridades sanitarias han reducido al abrazo a la mínima expresión.  

Mas, sin embargo, los animamos a que manifiestes sus deseos de abrazar a sus seres queridos, familiares y amigos, a través de un gesto o con palabras de cariño. 

También podemos apapachar (es más que dar un abrazo o expresar afecto, tiene una definición poética de origen náhuatl, extendida en el imaginario de los mexicanos) que significa abrazar o acariciar con el alma”, a través de las palabras, hacer sentir a los demás nuestro afecto es uno de los mejores regalos que podemos hacer ya que sentirse acariciado con el alma es sentir la unión de nuestras emociones.  

Los problemas desaparecen por segundos, la angustia se deja envolver por el amor y por momentos vinculamos nuestras emociones con las del otro, apapachar proporciona una paz deslumbrante, pues no hay nada que nos haga sentir mejor que sabernos queridos, valorados y apoyados. 

Como alternativa a los abrazos entre dos personas, dirigen su atención a las mascotas el contacto con animales puede proporcionar beneficios para la salud mental similares a los abrazos y también aumenta la oxitocina. 

Otra opción para mantener las interacciones sociales en ausencia del contacto directo son las video llamadas. 

Podemos enviar algún mensaje de cariño a través de las redes, wasap las palabras también abrazan. 

Queridos lectores, muchas gracias por dedicar unos minutos para leer estas líneas. 

¡Les deseo un extraordinario día en compañía de la familia, seres queridos y amigos! 

Les envío un fraternal abrazo virtual de todo corazón. 

Su amiga Araceli Aguilar Salgado.

“Un abrazo es arrancar un pedacito de si para donarlo a algún otro hasta que pueda continuar el propio camino menos solo” Pablo Neruda 

Araceli Aguilar Salgado Periodista, Abogada, Ingeniera, Escritora, Analista y comentarista mexicana, del Estado de Guerrero, México.  

Por favor , déjenos su comentario...