Gobierno Dominicano anuncia plan para incentivar turismo interno en República Dominicana

0
298
Héctor Sánchez, Special Reporter

Palacio Nacional, .R. D.-El Gobierno dominicano anuncia esta mañana un plan para incentivar el turismo interno en República Dominicana. El incentivo se realizará con una tasa preferencial sin que los clientes paguen intereses a los bancos del país.

El presidente dominicano dijo que la intención es que ninguna empresa cierre en República Dominicana. También dijo que desde octubre más de 50 hoteles abrirán sus puertas en el relanzamiento del turismo en el país.

Gobierno dará incentivos para hacer turismo interno

Imagínese un escenario en el que un joven emprendedor inauguró en febrero un restaurante en un polo turístico y tomó un préstamo para echar andar su negocio. En marzo, recibió muy pocos clientes por la pandemia, cerró por tres meses y en la reapertura no le ha ido muy bien porque pocos turistas internacionales han llegado a la zona donde está.

Tomando como referencia esta realidad es que el Gobierno dominicano creará un incentivo para fomentar el turismo local. Esta será su gran apuesta para continuar con la recuperación del sector, que no puede estar esperando solo al visitante internacional porque muchos países mantienen sus fronteras cerradas.

Al participar en el Desayuno del Listín, el ministro de Turismo, David Collado, apostó en gran medida por el turismo local porque es más inmediato, rápido y hay una necesidad social. Con este último aspecto, se refiere a los dominicanos de clase media que tienen cerca de seis meses sin tomar un descanso, con padres estresados y sus hijos que ya iniciaron la escuela pero que todavía se encuentran dentro de casa sin haber disfrutado de vacaciones.

Ese es el nuevo target al que la industria turística nacional le prestará más atención a través de incentivos que serán anunciados este miércoles en el Palacio Nacional por el presidente de la República, Luis Abinader, junto al ministro David Collado.

“Tenemos que darle una válvula de escape”, son las palabras con las que Collado defiende el plan que atacará de “manera agresiva” a los bancos locales para que los turistas internos accedan a financiamientos.

Esta estrategia busca, según Collado, tocar “a cada jugador” de la cadena de valor y mejorar la ocupación para que no se pierdan los empleos. Si la industria no se recupera podrían perderse cerca de 150,000 empleos. Por eso surge esta nueva iniciativa.

El ministro de Turismo informó una meta muy ambiciosa en una situación de crisis sanitaria: alcanzar 400,000 turistas para diciembre, un esfuerzo que deberán hacer todos los actores del sector para lograrla y eso se puede alcanzar con el apoyo del turismo local.

Collado opinó que en los peajes será difícil medir la temperatura a los turistas locales o hacer chequeos de control, pero sí en cada hotel habrá una revisión rigurosa en la entrada.

El funcionario aclaró que este incentivo estará más destinado a la ocupación de habitaciones hoteleras. Con este propósito, las ofertas serán a través de agentes de viajes y turoperadores locales que también tienen seis meses viviendo situaciones difíciles en sus negocios con los pagos de nómina.

Pese a que se va a impulsar el turismo local para que los dominicanos visiten los hoteles en el país durante la pandemia, no significa que se incentivarán actividades masivas de entretenimiento, lo que para Collado sería una gran irresponsabilidad.

Este proyecto podrá desarrollarse, tal como lo dijo Collado, gracias a que la realidad sanitaria que se vive en Santo Domingo no es la misma en los polos turísticos de República Dominicana, que en las últimas semanas han reportado una positividad de 0%.

El Gobierno se reunirá la próxima semana con los artistas locales y pondrá su empeño en la recuperación del sector desde una forma holística, ya que según Collado “el turismo ya dejó de ser un lujo y es la columna vertebral de la economía dominicana”, pero si no se levanta pronto, el país tendría serias dificultades económicas.

Estas acciones se están impulsando como asegura Collado porque a final de año los programas de emergencia como FASE llegan a su final y el país tiene el reto de levantar el turismo en los próximos dos meses.

Ante esto, Collado viajó a Miami y España y se reunió con dueños de marcas hoteleras instaladas en República Dominicana con la finalidad de conocer sus inquietudes, quienes expresaron que había una falta de comunicación coherente y con medidas muy variantes.

Luego de esos encuentros el titular de Turismo llegó a la conclusión de que ahora mismo se necesitan los turistas de corta estadía, aquellos que viajan al país por cuatro o seis días, como es el caso de los norteamericanos, pero para eso primero hay que evitar que los países creen alertas para que sus ciudadanos no visiten esta nación.

Turismo de negocios

Collado comentó que ya se iniciaron negociaciones para un Centro de Convenciones en la ciudad de Santo Domingo, un proyecto en el que también se incluirá la construcción de dos hoteles. Esta iniciativa es una manera de incentivar el turismo de negocios, incentivos, convenciones y exhibiciones.

“La idea es que esto se anuncie en los primeros 100 días de Gobierno (…) El turismo de convención llena todos los hoteles de la ciudad”, manifestó.

Marca País

El próximo 20 de octubre el presidente Abinader presentará la Marca País de República Dominicana y una consultora mexicana estará en la nación dominicana por seis meses avanzando en estos trabajos.

Collado enfatizó que lo más importante de esto es que cuando surja una crisis que afecte internacionalmente al país, como la del 2019 en donde la imagen y los números de llegada de turistas a República Dominicana cayeron, se cuente con un plan inmediato y un protocolo, así como el monitoreo de las noticias.

Descoordinación institucional

El Ministerio de Turismo antes entregaba una planta de tratamiento de agua residual y había que esperar que el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA) la asumiera, pero en ese proceso caían rayos que dañaban las bombas de las plantas. “Eso ya lo estamos resolviendo”, opinó Collado.

Estas plantas tuvieron una inversión de alrededor de RD$1,400 millones en zonas turísticas y no se les estaba sacando el provecho adecuado, por lo que se están poniendo en marcha paulatinamente. La de Las Terrenas ya está funcionando. La de Juan Dolio se entregará en 30 días y la de Luperón será terminada porque solo está lista en un 90%.

La meta de Turismo es traer a 400 mil en lo que resta del año

El Gobierno dominicano tiene tres polos turísticos en mente para desarrollar, mejorar y convertir en destinos de referencia: Pedernales, que se ha convertido en un sueño de antaño para todo la región suroeste; Las Terrenas, en Samaná, un espacio de baja densidad en la recepción de turistas pero que tiene por mejorar cuestiones básicas y elementales como el equipamiento de su hospital y Puerto Plata, que las autoridades identifican como el lugar más castigado por la pandemia del Covid.

En el proyecto Pedernales se trabaja para tener el plan maestro de desarrollo en unos treinta días, explica David Collado, ministro de Turismo.

Eso sí, lo primero en lo que trabaja esta institución es en brindar seguridad a la marca República Dominicana. “El trabajo a corto plazo es que el destino se vea seguro, si internacionalmente no se ve como seguro entonces fracasamos”, dice Collado.

Y a medio plazo entra el proyecto de desarrollo turístico de Pedernales, ubicada a 306 kilómetros al suroeste de la capital dominicana.

Allí se contempla la construcción de un aeropuerto internacional y entre tres a cuatro mil habitaciones, siempre respetando la conservación del Parque Nacional Jaragua.

“Cuatro urbanistas nuestros estuvieron todo el fin de semana viendo los activos y los espacios de la zona, los negocios que hay allá y no salir del respeto al medioambiente, de modo que no sea una construcción invasiva”, explica el ministro. El proyecto contempla ese rango de habitaciones como plan piloto para demostrar factibilidad y porque es lo mínimo que necesita un aeropuerto para ser sostenible y rentable.

“El aeropuerto es indispensable para desarrollar y despegar ese polo turístico”, dice Collado en su participación en el Desayuno del Listín, el encuentro informativo de este diario al que acudió en compañía de Jacqueline Mora, viceministra técnica y en el que también participaron Manuel Corripio, presidente de la Editora Listín; Miguel Franjul, director; Fabio Cabral, subdirector; Juan E. Thomas, editor jefe y Jhenery Ramírez, periodista de la sección económica.

El ministro Turismo reveló que ya han recibido ofertas de marcas hoteleras de Estados Unidos interesadas en operar las habitaciones que el Gobierno allí construya. “Marcas internacionales de mucho prestigio, hoteles de 5 estrellas que ya están interesados  en participar en Pedernales”, señala.

En el desarrollo de Las Terrenas, en Samaná, hay varios proyectos en marcha, siendo el principal uno diseñado por la Unidad Ejecutora para la Readecuación de la Barquita y Entornos que dirige el empresario José Miguel González Cuadra. Los empresarios de la zona visitarán el Palacio Nacional en treinta días “para cerrar” el plan de impulso de la zona.

“Terrenas tienen todo, solo hay que darle cariño y empeño”, dice.

Allí se trabaja en modernizar la zona con un plan de ordenamiento territorial y con ideas interesantes como el traslado del cementerio y la regeneración de algunas de sus playas con jornadas de mantenimiento.

También lleva la planta tratamiento de aguas residuales. La recuperación del malecón de Samaná, que se inunda con normalidad ante lluvias y la recuperación de su patrimonio histórico fijándose en 20 casas de inmenso valor en Sánchez.

Pero el tema que probablemente sea más urgente para la población, y como plan de impulso y desarrollo, es el del peaje para llegar a Samaná. El ministro Collado señala que ese es el principal punto que la población de Samaná completa suele plantear.

La meta de Turismo es traer a 400 mil en lo que resta del año

El Gobierno dominicano tiene tres polos turísticos en mente para desarrollar, mejorar y convertir en destinos de referencia: Pedernales, que se ha convertido en un sueño de antaño para todo la región suroeste; Las Terrenas, en Samaná, un espacio de baja densidad en la recepción de turistas pero que tiene por mejorar cuestiones básicas y elementales como el equipamiento de su hospital y Puerto Plata, que las autoridades identifican como el lugar más castigado por la pandemia del Covid.

En el proyecto Pedernales se trabaja para tener el plan maestro de desarrollo en unos treinta días, explica David Collado, ministro de Turismo.

Eso sí, lo primero en lo que trabaja esta institución es en brindar seguridad a la marca República Dominicana. “El trabajo a corto plazo es que el destino se vea seguro, si internacionalmente no se ve como seguro entonces fracasamos”, dice Collado.

Y a medio plazo entra el proyecto de desarrollo turístico de Pedernales, ubicada a 306 kilómetros al suroeste de la capital dominicana.

Allí se contempla la construcción de un aeropuerto internacional y entre tres a cuatro mil habitaciones, siempre respetando la conservación del Parque Nacional Jaragua.

“Cuatro urbanistas nuestros estuvieron todo el fin de semana viendo los activos y los espacios de la zona, los negocios que hay allá y no salir del respeto al medioambiente, de modo que no sea una construcción invasiva”, explica el ministro. El proyecto contempla ese rango de habitaciones como plan piloto para demostrar factibilidad y porque es lo mínimo que necesita un aeropuerto para ser sostenible y rentable.

“El aeropuerto es indispensable para desarrollar y despegar ese polo turístico”, dice Collado en su participación en el Desayuno del Listín, el encuentro informativo de este diario al que acudió en compañía de Jacqueline Mora, viceministra técnica y en el que también participaron Manuel Corripio, presidente de la Editora Listín; Miguel Franjul, director; Fabio Cabral, subdirector; Juan E. Thomas, editor jefe y Jhenery Ramírez, periodista de la sección económica.

El ministro Turismo reveló que ya han recibido ofertas de marcas hoteleras de Estados Unidos interesadas en operar las habitaciones que el Gobierno allí construya. “Marcas internacionales de mucho prestigio, hoteles de 5 estrellas que ya están interesados  en participar en Pedernales”, señala.

En el desarrollo de Las Terrenas, en Samaná, hay varios proyectos en marcha, siendo el principal uno diseñado por la Unidad Ejecutora para la Readecuación de la Barquita y Entornos que dirige el empresario José Miguel González Cuadra. Los empresarios de la zona visitarán el Palacio Nacional en treinta días “para cerrar” el plan de impulso de la zona.

“Terrenas tienen todo, solo hay que darle cariño y empeño”, dice.

Allí se trabaja en modernizar la zona con un plan de ordenamiento territorial y con ideas interesantes como el traslado del cementerio y la regeneración de algunas de sus playas con jornadas de mantenimiento.

También lleva la planta tratamiento de aguas residuales. La recuperación del malecón de Samaná, que se inunda con normalidad ante lluvias y la recuperación de su patrimonio histórico fijándose en 20 casas de inmenso valor en Sánchez.

Pero el tema que probablemente sea más urgente para la población, y como plan de impulso y desarrollo, es el del peaje para llegar a Samaná. El ministro Collado señala que ese es el principal punto que la población de Samaná completa suele plantear.https://www.dailymotion.com/embed/video/x7we48o?api=postMessage&apimode=json&autoplay=false&id=f21a04d1dca5c08&mute=true&origin=https%3A%2F%2Flistindiario.com&pubtool=cpe-p1&queue-autoplay-next=true&queue-enable=true&ui-highlight=false

“Es un tema que viene desde que yo era presidente de la comisión de turismo de la Cámara de Diputados”, explica.

El punto en conflicto es que para una familia llegar y salir hasta la península de Samaná, a unos 177 kilómetros al nordeste de la capital dominicana, requiere pagar cerca de dos mil pesos solo por los peajes de la carretera Juan Pablo II.

“Hay que buscar una salida no atropellante, hay que buscarla porque ahí se está afectando el destino. Buena parte de los asistentes son dominicanos”, señala Collado.

Las nuevas autoridades dieron el primer picazo para la carretera El Limón, por 120 millones de pesos, necesaria para tres proyectos que van a iniciar ahí y necesitaban acceso a la zona.

La próxima semana se dará el primer picazo a la carretera Las Galeras-El Limón, por otros 166 millones pesos.

“Samaná y (Las) Terrenas yo lo veo mucho más a corto plazo porque lo tiene todo”, señala Collado.

Y el tercer polo turístico en el que las autoridades han puesto sus ojos es Puerto Plata. Que de por sí tiene un distintivo especial: fue la lumbrera del turismo nacional en aquellos años ochenta en los que el país comenzó a diversificar su economía pasando del dulce de la caña al candente sol, a la arena y a la playa.

El ministro David Collado identifica un problema con este destino: los vuelos desde Estados Unidos salen más baratos hacia Santiago que a Puerto Plata, que obliga incluso a los puertoplateños a viajar a la ciudad corazón y de ahí, por carretera, a “La Novia del Atlántico”.

El funcionario asegura que Puerto Plata ha sido el destino más castigado por la crisis del coronavirus. Y eso se ha sentido en la perdida de vuelos que ya estaban establecidos con diferentes rutas.

La lucha que libran las autoridades nacionales busca tener (y básicamente mantener) los vuelos a los destinos antes señalados. “Estamos luchando por tener vuelos. Hay que ser agresivos en mantener los vuelos”, explica Collado. Esa agresividad en las negociaciones no necesariamente se traduce en pago de dinero para que las líneas mantengan sus rutas sino, muchas veces, en hacerles llegar la información constante de todo lo que República Dominicana está haciendo para garantizar la salud de los turistas.

Es ahí que explica que hay empresarios que coordinan para tener 4 aviones con líneas aéreas que no están volando, entre los que señala a Edmundo Aja y a Rafael “Papo” Blanco, que han estado viendo la posibilidad de una ruta que toque Miami, Puerto Plata y Cuba.

Collado dijo que Juan José “Pepe” Hidalgo, presidente de Globalia, que maneja Air Europa, les ofreció parquear cinco aviones en Puerto Palta para buscar nuevas rutas a favor del destino.

Todo este plan vendrá acompañado de una promoción intensa con los “influencers” de redes sociales, esto a petición de los hoteleros, que han señalado a este tipo de publicidad como más efectiva para lograr la conversión de turistas internacionales y locales.

Por favor , déjenos su comentario...