Fritureras de Boca Chica se niegan a pagar mantenimiento de plaza que le construyeron donde no pagarán alquiler

0
297

Boca Chica, Santo Domingo.- Esta semana varios miembros del sindicato de las fritureras de Boca Chica hicieron el llamado a la prensa nacional para reclamar que la comisión que maneja la plaza de las fritureras les quiere cobrar cuatro mil pesos mensuales por concepto de mantenimiento, sin embargo, en respuesta a los reclamos del sector informal de esta plaza, el Clúster Turístico de Boca Chica como parte de la comisión administrativa hizo algunas aclaraciones.

Según explica la directiva del Clúster Turístico de Boca Chica, el Ministerio de Turismo construyó esta plaza como proyecto piloto en el 2016 para mejorar las condiciones de las fritureras que estaban ubicadas en la playa ocupando espacios públicos sin regulación y para disminuir la contaminación medioambiental y visual, aparte de la poca salubridad que tenían los negocios en la playa, ya que no tenían condiciones mínimas para elaborar comida, como por ejemplo agua potable.

Destacan que por diversos motivos la plaza no se había podido entregar hasta principios de este año 2020 y que a cada persona que se le asignó una caseta firmó la normativa que el MITUR creó en su momento y se les informó que se crearía una comisión que velaría por el buen desenvolvimiento de esta plaza encargándose de mantenerla en óptimas condiciones.

Los requerimientos para mantener esta plaza son; pago de agua, electricidad, gasoil, mantenimiento de la planta, personal de administración, limpieza, seguridad, mantenimiento, jardinería, tasas de recogida de basura, entre otros. Aparte de eso hay que asumir gastos de reparación de las zonas comunes y generar fondos para ir mejorando la plaza, para que sea un atractivo para los turistas y nacionales que visitan la zona.

Por otra parte, y dado la situación actual del COVID-19, también se tuvo la consideración que durante los primeros 3 meses de funcionamiento, solo se pagaría el 50% de la cuota acordada.

Destacaron además que ni el MITUR ni la comisión administrativa cobrará nada en concepto de alquiler, pues son meramente gastos de operación que obviamente deben ser asumidos por las personas que se lucran de esta plaza, en este caso las personas a las cuales se les cedió el espacio. Y que esta cesión está condicionada al cumplimiento de las reglas, si alguien no está conforme o incumple la normativa existe la posibilidad que se le quite el local a la persona que lo tiene asignado y se le ceda a otra persona con las mismas condiciones.

Aparte de contemplar una cuota para asumir los gastos operativos, el reglamento contempla la formación continua para el personal que labora en la plaza en cuanto a higiene y seguridad en la manipulación de alimentos y atención a clientes, igual que un régimen de consecuencias en caso de incumplimientos de las normas, tales como vender pescado diferente al ofertado, o el engaño que suele ocurrir mucho con los precios, queriendo vender productos excesivamente caros. El Ministerio de Turismo tiene el firme compromiso de recuperar el esplendor de Boca Chica y este proyecto puede dar el comienzo, pero solo se logrará con orden, destaca la dirección del Clúster Turístico de Boca Chica.

Por favor , déjenos su comentario...