Fiat 500X, subiendo una pendiente empinada

0
2441

Con una mirada rápida a la carretera, no sería difícil determinar las tendencias modernas de diseño en los autos. Desde la proposición cortante y casi agresiva de Lexus, líneas diagonales del Honda Civic, o las armoniosas ondulaciones de Infiniti, todos, o casi todos, andan en busca de modernidad. La excepción llega desde Italia, de la mano de un Fiat 500.

Este clásico auto de ciudad, nacido por la demanda posguerra de transportación económica, dejó de fabricarse en 1975, después de dieciocho años en producción. Para celebrar el 50 aniversario de su lanzamiento, Fiat desempolvó al 500, dotándolo de moderna tecnología, pero conservando su “estilo retro”. Este estilo algo travieso pero divertido, es quizás el mayor motivo de polarización, entre los que aman al Fiat Cinquecento (500) y los que le odian.

Siendo honesto, reconozco no ser de los que muestra mucho entusiasmo por su semblante exterior, pero para evaluar un auto, dejo por lo general este aspecto al gusto del comprador. La primera vez que evalué un Fiat, fue el 500e, la versión eléctrica en la alineación. Olvidando la ansiedad con el tema de la carga en la batería, quedé contento con el auto. El 500X que he tenido esta semana, es la versión en esteroides del 500, aparentemente listo, para las escapadas de fin de semana fuera de la ciudad.

El interior, fue la primera buena impresión.  Algunos lo comparan con el terminado de un Audi, con excelentes materiales, y diseño consistente. Los controles manuales   he indicadores de instrumentos son circulares, tendencia que se multiplica en detalles interiores como las manillas de las puertas. En el timón, los mandos están bien distribuidos, ayudados por los botones para audio y cambio de estaciones en su parte posterior, posición muy práctica y poco usada por otros fabricantes.  El espacio para conductor y pasajeros es amplio, siendo el de carga, el que más sufre. Sin embargo, Fiat ha colocado un espacioso compartimento oculto en la parte trasera, ideal para poner fuera de la vista, objetos valiosos.

Las opciones de motor y transmisión son escasas. Probamos la versión con transmisión automática de 9 velocidades, y motor de 2.4 litros y 180 caballos. Hay opción de transmisión manual, que de seguro será mucho más divertida que la. Si bien no podemos quejarnos de su desempeño, esta transmisión se comporta tan lineal y aburrida, que en ocasiones es imposible saber cuándo cambia de velocidades, sobre todo en engranajes altos. En cuanto al motor, los 180 caballos son suficientes para una marcha “veloce”, pero colocado el auto en manejo Sport o deportivo, el desmesurado rugir del motor llega a ser desesperante en el manejo urbano. Hay una opción de motor de 1.4 litros y 160 caballos, pero recomendamos mantenerse alejados de ella.

La economía de combustible no es la mejor del sector. Con el motor que recomendamos de 2.4 litros, hace 22 millas en la ciudad y 30 en la carretera, bajando a 21/29 en los modelos con tracción en todas las ruedas, AWD. El 500X viene preparado para excursiones ligeras en las afueras de la ciudad, pero, cuidado con las emociones. Aunque comparte plataforma con el Jeep Renegade, sus habilidades fuera del pavimento son limitadas.

El 500X viene en tres variantes, Pop, Lounge y Trekking. Dependiendo de la transmisión y la opción de tracción, el precio puede oscilar entre $19,995 para el Pop manual, a los $27,035 para un Lounge AWD. Las prestaciones estándar pueden hacerlo apetecible si lo comparamos con su competencia, pero este precisamente, es el mayor escoyo para el Fiat 500X; la competencia.

El mercado de los SUV compactos está en plena efervescencia, y si bien un “chico nuevo en el barrio” puede encontrar alguna novia, los establecidos, como Honda HR-V, Buick Encore, Chevrolet Trax, o Nissan Juke, dejan poco espacio a productos recientes como el bien compuesto Mazda CX-3 o el debutante y “piccolo” 500X. La tremenda popularidad del modelo 500 en Europa nunca ha podido trasladarse a América. El mejor mes de ventas para el Fiat 500X fue octubre del 2015, con 2,178 unidades. Un año más tarde -octubre 2016- se registraron 783.  El decline del 500X no es un fenómeno aislado. Fiat en general, reportó 21% de merma en sus ventas este verano, comparado con el año anterior.

El Fiat 500X y su primogénito 500, siguen subiendo una empinada cuesta en América. En una visita a Italia hace diez años, fue casi imposible encontrar alguna 4X4, Chevrolet, Ford o RAM en las calles de Roma. Quizás el tiempo le demuestre a Fiat, que, muchas veces, hay un lugar para cada cosa, y que los trasplantes tienen un alto por ciento de fiasco. Hablando de fiasco…¿No es esa una palabra italiana?

______

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes, como préstamo por una semana, para fines de la reseña. De ninguna manera los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.

Por favor , déjenos su comentario...