Doblemente afectados por Irma, boricuas de Orlando ayudan a los de la isla

0
73

Doblemente afectados por el huracán Irma, los puertorriqueños que viven en Florida se organizan para enviar ayuda a la isla, al mismo tiempo que se sobreponen a las pérdidas que les produjo el ciclón.

En su avance por el Caribe, Irma pasó por el noreste de Puerto Rico, donde dejó pérdidas por valor de 1.000 millones de dólares, según las autoridades de la isla, tras lo cual llegó a Florida y otras áreas del sureste de Estados Unidos, país donde se contabilizan al menos 39 muertos.

En Florida, el ciclón dejó sentir sus efectos en Orlando, en Florida Central, donde se asienta una numerosa comunidad de boricuas, quienes en los últimos días se han organizado para socorrer a los puertorriqueños “de aquí y de allá”.

“En un principio nos organizamos para llevar ayuda a Puerto Rico a través de la oficina de la Primera Dama (Beatriz Isabel Roselló) de Puerto Rico, pero tras el paso de Irma por aquí, estamos concentrando esfuerzos, tanto para la isla como para los damnificados en nuestra comunidades”, dijo a Efe Socorro Ramos Avilés, coordinadora de la Iniciativa Acción Puertorriqueña.

Esta organización, enfocada en las comunidades latinas del centro de Florida, forma parte de la Coordinadora de Apoyo, Solidaridad y Ayuda (CASA), que desde hace unos días “consolida la ayuda hacia la isla y ahora también para los impactados por este huracán en Orlando, Kissimmee, Apopka y ciudades aledañas”, según explica Ramos Avilés.

CASA está compuesta por más de una docena de organizaciones sin fines de lucro, algunos de cuyos representantes se reunirán desde este domingo en el Centro Borinqueño Acacia, que se convertirá en un centro de acopio para recolectar donaciones a favor no solo de los afectados por Irma en Puerto Rico sino también en las Islas Vírgenes.

“El 25 % de las aportaciones económicas se dedicarán a las necesidades locales, en Florida”, precisó Ramos Avilés.

Esta coalición prevé incluso unirse a la “telemaratón” que organiza la primera dama de Puerto Rico, Beatriz Roselló, para el próximo 1 de octubre en la isla, para lo cual se hallan en medio de gestiones con emisoras de televisión locales del centro de Florida para ser parte de ese especial.

De cara a ese y otros objetivos, el pasado viernes mantuvieron una reunión en las oficinas de la Cámara de Comercio Hispana de Metro Orlando, en la que también participaron representantes de la organización Hispanic Federation, además de grupos estudiantiles y representantes de las oficinas de legisladores estatales y del congresista por Orlando Darren Soto.

La solidaridad suscitada tras el paso del huracán Irma, que dejó destrozos e inundaciones en Apopka y Kissimmee, dos localidades con numerosa población boricua e hispana, ha motivado también la coordinación de ayuda para los jóvenes beneficiados con DACA, según dijo a Efe Rafael Palacio, director en Florida de la Hispanic Federation.

El presidente de EEUU, Donald Trump, puso fin la semana pasada al programa de Acción Diferida para los llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), promulgado con una orden ejecutiva en 2012 por el entonces presidente, Barack Obama, y que ha protegido de la deportación y otorgado permisos de trabajo a 800.000 “soñadores”.

“Hemos decidido acelerar la aprobación de fondos de emergencia para ayudar a los soñadores con el pago de los 495 dólares que necesitan para renovar DACA, porque entendemos que muchas de estas familias pudieron haber utilizado los recursos disponibles para renovar su permiso DACA anticipándose al paso de Irma por la región”, dijo Palacio.

“Queremos evitar que el paso de Irma, deje a nuestros soñadores sin su identidad”, agregó.

En ese sentido, la Hispanic Federation está coordinando con el Centro Comunitario Esperanza (HOPE), en Apopka, una de las ciudades más impactadas por el huracán, para identificar a los “soñadores” y ayudarlos a hacer la solicitud de ayuda financiera para que puedan hacer la renovación de sus permisos antes del 5 de octubre, fecha límite para realizar el trámite.

“Nuestra comunidad puertorriqueña ha sido la más impactada por el huracán”, señala Palacio, ya que además de luchar para resolver sus problemas y necesidades inmediatas tras el paso de Irma, mantienen los ojos en sus familiares y amigos en la isla.

“Ha sido una devastación doble para ellos”, resaltó Palacio.

CASA empezará desde este domingo su campaña de recolección de donativos “para ayudar a los boricuas de aquí y a los de allá”, como señaló Ramos Avilés.

DEJE SU RESPUESTA

Favor dejar su comentario
Favor indicar su nombre aqui

*