Blanco Nieves y los Candidatos Independientes

0
1139
Por Dr. Edgar León

Había una vez un candidato llamado Blanco Nieves. Blanco Nieves tenia un padre con mucho dinero que había sido gobernador en el pasado pero al cabo de los años se rodeo de amigos corruptos que lo afectaron mucho y tuvo que irse del país. Blanco Nieves, cuando niño, tenia el sueño de que algún día seria gobernador. Su papá siempre le prometió ayudarlo en caso de que le tocara postularse para gobernador.

Blanco Nieves creció y se fue a estudiar a los Estados Unidos de Norte América. A su regreso a pueblo, entro a dar clases a la universidad por palancas de su papi con el presidente universitario de esa época. Al cabo de dos años se formó un revolú en la universidad con otros profesores y Blanco Nieves tuvo que salir corriendo de la institución. “Cuando sea gobernador me acordare de ustedes y mandare a cerrar la UPR” dijo Blanco Nieves.

Llegó el día de que Blanco Nieves se sintió motivado y se postuló para gobernador porque los incumbentes del partido contrario del Pavo habían saqueado el pueblo y se robaron hasta los clavos de la cruz de la catedral de San Juan. Un grupo de ese gobernador incumbente fue acusado y ejecutado frente a todos. Eso le dio animo a Blanco Nieves para continuar en la política a pesar de que el había estudiado para estar en un laboratorio haciendo experimentos con células de las madres de todos.

Pero, había un grave problema que su padre no tuvo en su época. El problema era que habían dos candidatos independientes que llegaron de otros pueblos muy lejos de Guaynabolandia de donde era oriundo Blanco Nieves y el otro del pueblo de Cidra.

La primera era una mujer de con el apellido Hungaro y el otro candidato era Manolo el Panadero. Nadie creía que ellos iban a poder hacerle la competencia pero por sorpresa, le estaban haciendo la vida imposible a Blanco Nieves sacando mas y mas votos en las encuestas.

Cada vez que hacían una encuesta, los independientes sacaban mas puntos. Tenían adeptos, en las cafeterías, en los bares, chinchorros, playas, y hasta en los periódicos de la ciudad. El grupo de Blanco Nieves no podía torpedear los afiches de la calle a los independientes porque los dos usaban solamente las redes sociales para darse a conocer. Eran muy buenos con la tecnología y siempre velaban por si acaso podían fotografiar a Blanco Nieves en una situación incomoda.

Muy asustado, Blanco Nieves se fue caminando para hacer política por todo el país en su carruaje, en caballo y hasta en triciclo junto a su papi. Mientras tanto, los independientes, estaban en las redes sociales haciendo contacto directo con la gente, regalaban pan dulce a todos y repartían cigarrillos y aceite de Mariplex para mejorar la salud y prevenir caer en el engaño de los políticos de carrera.

Mariplex era un producto nuevo que se cultivaba en los campos de Puerto Rico y la candidata Hungaro le pidió ayuda al doctor Norman Pachón – Naturista reconocido que rápidamente se la patentizo y mercadeo por todo el mundo.

Los candidatos incumbentes del Pavo estaban a punto de ser enjuiciados y su candidato sentía bochorno salir a promocionarse por la vergüenza que sentía de sus compañeros de papeleta. Al candidato del Pavo se le puso de color rojo la piel y el pelo de tanto bochorno que le dio de forma seguida a causa de sus compañeros de papeleta.

Todos creían que Blanco Nieves iba a ganar las elecciones pero se llevaron una tremenda sorpresa. El día de las elecciones, al terminar de contar todos los votos, los candidatos independientes, especialmente la Hungara sacó la mayoría de los votos para gobernadora. Al final, se unió al candidato de Cidra para darle la sorpresa a todos los niños del país. Les repartió al pueblo Pan y Mariplex para todos los padres por un año.

Y asi, todos vivieron felices por el resto de los tiempos.

Por favor , déjenos su comentario...