Niños y niñas del proyecto Mi Apellido es CAID culminan su terapia integral personalizada

0
285
Héctor Danilo Sánchez
Special-ReporterFotos
 Ir a álbum de fotos en Flickr 

Palacio Nacional, R. D.-Producto de la iniciativa Mi Apellido es CAID, del Despacho de la Primera Dama, 21 niños y niñas alcanzaron los objetivos de su Plan Terapéutico Integral Personalizado, demostrando habilidades en lectura de cuentos e interpretaciones de teatro.Con esta acción se eleva a 139 el número de egresados desde que comenzó a funcionar este proyecto de la primera dama de la República, Cándida Montilla de Medina.

Esta es la sexta entrega del encuentro que realiza el Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID), recinto Santo Domingo Oeste. En esta ocasión los niños desfilaron por el escenario para agradecer el apoyo del centro.

Se incorporan al entorno socialLa conclusión de las terapias permite a los egresados incorporarse al entorno social que los rodea, junto a sus familias, con derechos y deberes, en el marco de las políticas públicas de inclusión social que impulsa el gobierno del presidente Danilo Medina.

Un regalo

“El CAID es un regalo a Bryan”, expresó emocionado Bryan Solano, de 9 años, con la condición de autismo, previo a entonar una canción cristiana, en gratitud por lo vivido.

Apoyo por tiempo indefinido

La Primera Dama Montilla de Medina dispuso que el CAID mantenga el apoyo a las familias, por tiempo indefinido, con entrenamientos y capacitaciones desde el servicio de intervención grupal hasta las charlas psicoeducativas, abiertas al público.

El director del CAID Santo Domingo Oeste, Moisés Taveras Ramírez, encabezó la actividad junto a la encargada de Servicios de Salud, Rosángela Mendoza.

Explicó que el centro trabaja implicando a las familias y empoderándolas de técnicas y conocimientos para replicar las terapias en el hogar.

El acto de egreso no despide a los niños, sino que celebra junto con ellos el logro de alcanzar los objetivos contenidos en su Plan Terapéutico Integral Personalizado. A cada familia que egresa se le entrega un diploma que certifica los objetivos alcanzados.

“Estoy muy feliz, me llevo del CAID un regalo de despedida”, expresó visiblemente emocionado, José Augusto Pons, de 10 años de edad, también con la condición de autismo.

Clases de teatro 

En tanto, José Augusto y Juan David Hernandez, leyeron los cuentos “El monstruo que apagó la luz” y “La gota verde”, escritos como parte de las actividades realizadas en las clases de teatro del CAID.

Mientras que Miguel Ángel De la Rosa, interpretó a un brujo que hechizó a un dragón, demostrando habilidades cognitivas y de entendimiento, gracias a las clases de teatro impartidas en el centro.

Priscila Castañeda, madre de los niños José Antonio y Luis Rafael de 11 y 10 años, con la condición de autismo, agradeció al CAID por brindarles a sus hijos la oportunidad de desarrollar sus potencialidades. Lo mismo hizo Carolina de la Rosa, madre de Juan Isaac Suero De La Rosa.

De su lado, Narda Crisóstomo, madre de Miguel Ángel De La Rosa, quien padece Síndrome de Down, valoró que “por mi propia experiencia comprendí que estos niños antes no salían a la luz pública, y por eso hoy agradezco a la primera dama Cándida Montilla de Medina su empoderamiento para que estos niños en condiciones especiales puedan tener un futuro mucho mejor”.

Por favor , déjenos su comentario...