Nadal supera a Monfils en Australia; Serena pasa a cuartos

0
738

MELBOURNE, Australia (AP) — Rafael Nadal derrotó en cuatro sets a Gael Monfils el lunes en el Abierto de Australia para avanzar por trigésima ocasión a los cuartos de final de un torneo Grand Slam, con lo que se empieza a hablar sobre una potencial final ante Roger Federer.

Sin embargo, los veteranos aún tienen mucho camino por recorrer para llegar al duelo por el título.

Para el español de 30 años, su prioridad por ahora será superar al tercer preclasificado Milos Raonic.

Tras las sorpresivas eliminaciones de Andy Murray y Novak Djokovic —número uno y dos del mundo, respectivamente, y los dos jugadores más constantes en los últimos seis años en Melbourne Park— en la primera semana, Raonic es ahora el tenista de mayor ranking que se mantiene en la competencia.

El canadiense subcampeón de Wimbledon avanzó a cuartos por tercer año consecutivo con una victoria de 7-6 (6), 3-6, 6-4, 6-1 sobre el español Roberto Bautista Agut, 13er preclasificado.

Nadal es el único ganador de un major que sigue en la pelea en la mitad inferior de la llave, si bien no ha agregado un título a sus 14 trofeos de majors desde que se coronó en el Abierto de Francia en 2014.

Federer, en la mitad superior de la llave, se mide con Mischa Zverev el martes, y tendrá que vencer al alemán y posteriormente al ganador del encuentro entre Stan Wawrinka y Jo-Wilfried Tsonga —el otro choque en cuartos que se realiza el martes— para avanzar a la final.

El triunfo de Nadal por 6-3, 6-3, 4-6, 6-4 en cuarta ronda sobre el francés Monfils, semifinalista del Abierto de Estados Unidos, fue su primero ante un rival top 10 en un Grand Slam desde esa actuación rumbo a su último título en Roland Garros.

“El estar en los cuartos de final de un Grand Slam después de no estar ahí en un par de años es muy especial para mí”, declaró Nadal, que la última vez que llegó a estas instancias fue en el Abierto de Francia de 2015.

Después de un partido en el que Nadal tuvo dificultades para convertir puntos de quiebre —seis de 17— el zurdo español lo afianzó en su segundo punto de partido, cuando Monfils estaba sirviendo.

De paso mostró que un par de meses después de su regreso tras una lesión de muñeca izquierda sigue siendo aspirante a títulos en torneos majors. El español no ha ganado uno en Australia desde 2009.

En otros duelos de octavos, el búlgaro Grigor Dimitrov tuvo que remontar para vencer 2-6, 7-6 (2), 6-2, 6-1 al uzbeco Denis Istomin, proveniente de la clasificación. Istomin, 117 del mundo y que había eliminado a Djokovic en la segunda ronda, necesitó atención médica en sus cansadas piernas en los sets tercero y cuarto.

Dimitrov se enfrentará al belga David Goffin, 11mo preclasificado, que se clasificó para cuartos por primera vez en su carrera al superar 5-7, 7-6 (4), 6-2, 6-2 al octavo preclasificado Dominic Thiem, de Austria.

Por su parte, Serena Williams se sobrepuso a un saque defectuoso y a una serie de errores no forzados para abrirse paso a los cuartos de final del Abierto de Australia, al imponerse 7-5, 6-4 a la checa Barbora Strycova.

Williams corrió con algo de suerte en momentos clave del encuentro. Se labró también la fortuna, al dar pelea en los puntos complicados ante Strycova, 16ta preclasificada.

La checa Strycova obligó a que Williams librara largos peloteos, algo que nadie había conseguido en lo que va del certamen.

Pese a cuatro rompimientos de servicio (tres en el primer set) y a 46 errores no forzados, la estadounidense, segunda del escalafón mundial, encontró la forma de imponerse por 7-5, 6-4, gracias a varios tiros de revés y a los caprichos de la parte superior de la red, que hizo caer varias pelotas del lado de la cancha donde jugaba Strycova.

Así, Williams siguió en camino de imponer un récord de la era abierta, con 23 títulos en torneos del Grand Slam. Si se corona, Williams, de 35 años, recuperará además el primer puesto del ranking, tras la eliminación de la alemana Angelique Kerber la víspera.

“Siento que fue bueno para mí ganar en un día que probablemente no fue el mejor que he tenido. Esto es bueno, porque a veces confías en un golpe y, si no funciona, te preguntas ‘¿y ahora qué?”’, comentó Williams. “Fue realmente bueno para mí casi perder eso, porque sé que lo demás está bastante bien”.

En la siguiente fase, Williams chocará contra la británica Johanna Konta (9na preclasificada), quien doblegó a la rusa Ekaterina Makarova por segundo año consecutivo en octavos de final. La semifinalista de 2016 solo sufrió un rompimiento de saque frente a las cuatro veces que rompió el servicio de Makarova para imponerse por 6-1, 6-4.

Mirjana Lucic-Baroni derrotó a la estadounidense Jennifer Brady 6-4, 6-2 y ahora se medirá a la subcampeona del Abierto de Estados Unidos Karolina Pliskova, que terminó con las esperanzas de la australiana Daria Gavrilova al ganar 6-3, 6-3.

DEJE SU RESPUESTA

Favor dejar su comentario
Favor indicar su nombre aqui

*