Lo que Castillo podrá decir en la ONU

0
696

Este martes 21 de septiembre el nuevo Presidente peruano dará su discurso en las Naciones Unidas, el más importante de su historia desde la perspectiva internacional. Es de pensar que él podrá continuar con las líneas maestras de su mensaje presidencial del 28 de julio. Allí, ante el rey castellano Felipe, él no dudó en recordar todo el maltrato que sufrieron los peruanos durante la conquista y de cómo hasta de la época en que él era un infante a los campesinos se les vendía como parte de la hacienda de sus patrones.

Su primer discurso presidencial fue cuestionado por algunos en la derecha por que decían que él faltó el respeto a uno de sus huéspedes. Un ex congresista ha mandado al monarca borbón una carta de disculpas a nombre de los peruanos (a pesar que ellos no se lo han pedido y pocos le conocen).

El que un mandatario pueda hacer críticas alturadas a las naciones o empresas que tienen un representante en un auditorio no es algo descortés, y muchas veces ello es necesario para hacer oir un reclamo a fin de auspiciar un diálogo. Lo que e suna falta de respeto es que el antiguo rey hispano Juan Carlos haya ordenado callar con un grito a otro Presidente andino en una cumbre iberoamericana.

De allí que sea probable que Castillo se presente ante la audiencia mundial como el primer maestro rural, campesino, rondero y habitante de uno de los distrtos más pobres y con menos pavimentación de su país en llegar electo a la Presidencia. No puede descartarse que él hable de cómo con sus manos él ha cultivado la tierra o sacado la leche a sus vacas. Me parecería inusual que él no cuestione los siglos de opresión que ha vivido su nación.

Él requiere mostrar que el suyo es un gobierno “con olor a pueblo” para poder, de esta manera, presentarse también como un gobierno moderado abierto a las inversiones extranjeras, que ha de evitar nacionalizaciones y que ha de llevarse bien con todas las naciones, con el FMI y con el Banco Mundial (a cuyos responsables piensa visitar).

Al igual que en sus discursos presidenciales del 28 y 29 d ejulio y de su intervención en la CELAC, Castillo hablará en nombre de los quechuas, aymaras, shipibos y aguajunes. En el Perú hay medio centenar de nacionalidades originarias y la tercera en número (y la primera en porcentaje de muertos durante la guerra interna) son los asháninkas, el pueblo de Juan Santos Atahualpa, el único inca que logró liberar a una parte del Perú y abolir allí a la esclavitud. Esperemos que el profesor esta vez también se acuerde de ellos, a los cuales no hace mucho ha visitado.

La intervención de Castillo va a darse en el día del equinocccio, que en su país es el dìa de la primavera pero que en el resto del mundo es considerado el día de la paz mundial. Ésta es una oportunidad para que él pueda reiterar su planteo por la paz global, por llevarse bien con todas las nacionbes, por condenar lasa sanciones y bloqueos a otros países por sus diferencias ante EEUU, por mantener a su región como la única sin armas atómicas en el planeta, por un mundo sin bombas nucleares y armas de destrucción masivas, por la autodeterminación de todas las naciones, y por la compensación a los pueblos originarios y afrodescendientes por el colonialismo.

Castillo ha demostrado que constantemente habla del sufrimiento de los que tienen raíces amerindias y africanas, pero es bueno recalcar que el Perú es el país más oriental de Occidente y que el millón o más de descendientes de chinos y japoneses tienen ancestros que llegaron en condiciones de semi-esclavitud y servidumbre. Una apertura a ese sector que domina la otra costa del Pacífico y que es el nuevo eje de la economía mundial es importante para la diplomacia peruana.

Isaac Bigio, Analista Internacional

Por favor , déjenos su comentario...