Congresista de Bani Wilton Guerrero defiende reputación hombres ultimados por miembros PN en Ba

0
242
Héctor Danilo Sánchez
Special Reporter

SANTO DOMINGO, R. D.- El Congresista de la Provincia Peravia (Bani) Senador  Peravia, Wilton Guerrero, defendió este martes la reputación de dos hombres ultimados por miembros de la Policía Nacional en el tramo de la carretera Baní-Sombrero en esa provincia.

“Los dos hombres acribillados en el tramo de la carretera Baní-Sombrero a manos de la Policía eran de mi confianza” manifestó el senador del PLD al ser abordados por periodistas.

Dijo que el taxista, Rubén Darío Díaz Pimentel le prestaba servicios a su hija, en tanto que la otra persona, Ramón Antonio Pérez Mejía (Chepe), era un mecánico, que también le daba servicios.

Se recuerda que dos hombres fueron ultimados a balazos por miembros de la Policía Nacional cuando perseguían a un grupo que alejadamente secuestraría a un comerciante en esa ciudad.

Los fallecidos son el mecánico Ramón Antonio Pérez  Mejía, alias ‘Chepe’, de 39 años, y el taxista Rubén Darío Díaz Pimentel, de 50, ambos oriundos de Bani.

La Policía dio a conocer el incidente en que ambas personas murieron, pero los banilejos han denunciado que los agentes los habían acribillado, ya que Díaz Pimentel, el taxista, era una persona reconocida, y en el caso de la persona que trabajaba como mecánico, era un especialista de los servicios de mecánica.

La Policía manifestó en un comunicado de prensa que el incidente se produjo cuando un grupo de hombres armados, quienes se desplazaban en una yipeta y cuatro automóviles se disponían a asaltar al comerciante Roy Peña, residente en el sector José del Carmen, en Baní, pero no llegaron a ejecutar el asalto debido a la presencia de miembros de la Sub-dirección Adjunta de Investigaciones Criminales.

  • Wilton Guerrero asegura que 2 hombres asesinados por la Policía no eran delincuentes

Wilton Guerrero, calificó hoy como una acción “vil” y “abusadora” la muerte a tiros de esos dos hombres por parte de la patrulla de la Policía Nacional en esa provincia.

En tal sentido, reclamó a la Policía Nacional a aclarar los hechos y explicó que Díaz Pimentel era taxista de confianza de su hija Esmeralda y un “hombre consagrado al trabajo”. Sobre Báez Mejía indicó que era mecánico de sus vehículos personales y de la oficina senatorial de Peravia.

Guerrero descartó que se hubiese producido un intercambio de disparos como reportó la institución del orden público. “La Policía Nacional, de una manera cobarde, de una manera ruin, acabó con la vida de esos dos ciudadanos”, dijo.

Relató que Báez Mejía se dirigía a comprar una cena para su esposa e hijas cuando murió acribillado a balazos. Pidió al procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, reforzar las investigaciones del caso y al personal de la provincia Peravia que encabeza el fiscal Constantino Beltré.

DEJE SU RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*