A 50 años de institucionalizarse la instauración del Día del Pueblo Gitano

0
786

“Todas y cada una de las personas tienen derecho a todos los derechos: civiles, políticos, económicos, sociales y culturales. No importa dónde vivan. No importa su raza, etnia, religión, origen social, género, orientación sexual, opinión política o de cualquier otra índole, discapacidad o nivel de ingresos, ni cualquier otra condición.” António Guterres 

Hoy 8 de abril se celebra el Día Internacional del Pueblo Gitano con el objetivo de reconocer el valor de este pueblo, gracias a las contribuciones que su cultura e historia ha aportado al mundo, así mismo se quiere acabar de una vez por todas con el estigma y discriminación de la cual han sido objeto durante tanto tiempo. 

Todavía no se conoce la verdadera procedencia del pueblo gitano, lo que sí se sabe, es que su raza es antiquísima, que le da hoy en día un halo de misterio y fascinación, por lo que, desde su llegada a la Europa central en el siglo XV, los gitanos habían sido socialmente excluidos.  

Este grupo se conformaba por diferentes “tribus” o “naciones” a quienes los europeos consideraron una minoría étnica, recibieron el nombre de gitanos (que, etimológicamente significa “egiptano” o “el que viene de Egipto”), pues se creía que tenían orígenes egipcios cuando, a través de un ejercicio lingüístico, se comprobó que provenían de la India, la historia y cultura de la comunidad gitana ha estado por siempre integrada al territorio español, pero que sin embargo tiene sus raíces originarias de la India y que con el transcurrir de los años han podido desarrollarse gracias al contacto con otros pueblos y culturas que sin lugar a duda los hacen ciudadanos del mundo. 

Por lo que, en toda la Europa ocupada por los nazis, decenas de miles de gitanos fueron encarcelados, sujetos a trabajos forzados y asesinados. Según la “ciencia racial” nazi, los gitanos eran un grupo inferior que impregnaba con su “decadente sangre” y “malas costumbres” las grandezas del Lebensraum (espacio vital).  

Debido a su identidad y sus definidas tradiciones, eran menospreciados y su posición social dentro de los Estados nacionales europeos siempre estuvo vejada, viéndose constantemente sometidos a normas que les impedían convivir de manera libre, en realidad, el término “gitano” se utilizó de forma despectiva, pues no aludía a una descripción, más bien fue un concepto originado para discriminar arbitrariamente algunas características en la forma de vida de estas tribus. Cabe aclarar que las poblaciones romaní y sinti eran tan diversas entre ellas como sus circunstancias lo permitieron. De las “naciones” que componían a los pueblos gitanos, esas dos eran las más comunes. 

Más aún se cree que su origen es legendario, pero el pueblo gitano representa toda una vasta y rica cultura que va más allá de los clichés y mitos que se le han atribuido con el tiempo de ser personas bohemias y errantes, que van por el mundo, sino seres humanos que poco a poco se han sabido ganar un espacio, gracias a su trabajo e importante aporte a la sociedad. 

El 31 de julio de 1944, el campo gitano de Auschwitz fue liquidado, todos sus hombres, mujeres y niños fueron enviados a las cámaras de gas debido a la terrible segregación social que caracteriza a la historia de los gitanos, los escritos que dejaron las familias exterminadas son prácticamente inexistentes. Durante décadas, su experiencia en el Holocausto fue menospreciada por la historia oficial, a Auschwitz-Birkenau llegaron al menos 23 mil gitanos, en una sola noche de agosto de 1944, gasearon a 2 mil 897 hombres, mujeres y niños en lo que se conoció como la liquidación del campo de las familias gitanas. Los nazis y sus colaboradores asesinaron entre 20 y 50 por ciento de los romaní y sinti un total de entre 220 mil y 250 mil gitanos. 

Lo peor ya ha pasado, el pueblo gitano sigue siendo objeto de prejuicios y estigmas racistas que lastran su acceso a unas condiciones generales de vida digna y que ocasionalmente se plasman de nuevo en leyes y decretos, en la actualidad, el pueblo gitano sigue luchando por el derecho a una vida más digna. 

Lamentablemente, es un hecho, que esta etnia, ha sido olvidada y a pesar del mundo moderno que hoy disfrutan muchas personas, todavía estas personas siguen luchando por una mayor integración a la sociedad. 

La brecha todavía es enorme, muchos niños ni siquiera asisten al cole y otros terminan por desertar, la realidad para la población adulta es mucho más triste, ya que no tienen acceso a buenos empleos y aquellos que logran insertarse en el campo laboral, generan pequeños dividendos que sólo le permite cubrir sus necesidades básicas. 

Como parte de sus legítimos derechos, el pueblo gitano pudo institucionalizar su himno y bandera hace ya 50 años, exactamente un 8 de abril del año 1971 en la ciudad de Londres, en el primer Congreso Mundial Romaní-Gitano. 

A partir de ese momento, pudo lucir este hermoso estandarte que consta de dos franjas horizontales: de color azul, en la parte superior, que representa el cielo; y de color verde, en la parte inferior, que representa el campo. En el medio de las franjas se incluye la rueda de carro, que simboliza la libertad del pueblo gitano, repartido por todo el mundo. 

En la época de la invasión islámica a partir del siglo IX su himno fue compuesto por Jarko Jovanoic, un músico de origen serbio, fue titulado Gelem, gelem (Anduve, anduve), en honor a todos los gitanos que desaparecieron durante el nazismo. 

Por esta razón, estas personas se han unido en una sola voz ante los Estados Miembros de la Unión Europea y el Parlamento, para pedir que el derecho a una vida más feliz y plena sea una realidad y dejar en el pasado todo el sufrimiento y la discriminación sufrida durante largas décadas. 

Los modos de vida del pueblo gitano y los de las sociedades donde conviven no tienen por qué confrontarse necesariamente, pero para ello será imprescindible el entendimiento y el respeto mutuos., la recompensa puede ser enorme para ambas partes, reparar esta injusticia histórica. 

Personajes con sangre gitana 

Charles Chaplin era gitano Uno de los más grandes cineastas del mundo del cine, fue en realidad gitano y nació en una caravana, él certificado de nacimiento de Chaplin nunca ha sido localizado. su madre, Hannah, el apellido de soltera Hill, era descendiente de una familia viajera, en la década de 1880 Black Patch era una próspera comunidad Ņomaní en el borde industrial de Birmingham. 

Dr. Schack August Steenberg Krogh, un Gitano Premio Nobel, nació en Dinamarca y fue galardonado con el Premio Nobel de Medicina en 1920 por su descubrimiento de la regulación de los capilares durante el trabajo muscular, estudios fue se publicaron en su libro la anatomía y fisiología de los capilares en 1922. 

Juscelino Kubitschek, presidente de Brasil periodos 31/01/1956-31/01/1962 su abuelo era un gitano checo, Jan Kubicek, nacido en Trebon, Bohemia. JK como se le conoce habitualmente transformó a Brasil en una potencia industrial, fundó la industria automotriz y desarrolló la construcción de carreteras en todo el país. su logro más conocido fue la fundación de Brasilia. 

Andrea Pirlo es descendiente de Gitano Sinti Es una leyenda del fútbol italiano, Pirlo jugó más de 115 veces para el equipo nacional italiano, después de haber aparecido por primera vez en 2002 y luego retirarse como jugador en 2015. También formó parte del equipo italiano que ganó la Copa Mundial de la FIFA 2006. 

“Más que nunca, Salud y Libertad” 

Araceli Aguilar Salgado Periodista, Abogada, Ingeniera, Escritora, Analista y comentarista mexicana, del Estado de Guerrero, México. 

Por favor , déjenos su comentario...