Mexicano e indio comparten escena con humor ácido sobre política de EEE.UU.

0
189

Un comediante de origen mexicano y otro de India comparten escena en Chicago apostando por el humor ácido para abordar la política en Estados Unidos y la dura realidad que enfrentan los inmigrantes, especialmente los latinos y los musulmanes, foco de las políticas del presidente Donald Trump.

El espectáculo, “Dos tipos de Chicago”, explota las diferencias culturales de sus dos protagonistas, Jaime de León y Azhar Usman, que se conocieron en clubes nocturnos de Stand-Up Comedy (comedia en vivo), y trasmite al público la llamada “comedia de resistencia”.

“Yo hablo de mi vida personal, mi familia, mi barrio La Villita (en Chicago), la mexicanidad y los problemas políticos y sociales que enfrentan los inmigrantes latinos (en EE.UU.)”, declaró de León a Efe.

Hijo de inmigrantes mexicanos, nacido y criado en Chicago, de León inició su carrera en un bar del vecindario de Pilsen en una noche de “micrófono abierto”, donde los únicos espectadores eran unos veinte amigos.

“Mi única intención era contar las cosas locas que me habían sucedido durante un viaje a Sudamérica, y esa noche me di cuenta de que la problemática racial, cultural, política y económica también podía hacer reír”, expresó.

En el repertorio del comediante también están presentes los tuits y los continuos ataques del presidente Trump contra México y los inmigrantes, en particular su “mensaje de división”, que en opinión del comediante “trata de imponer un muro para separar a dos países hermanos”.

“Trump habla del muro, y nosotros de puentes, porque nadie nos puede dividir, ni siguiera el presidente de los Estados Unidos”, afirmó.

En la escena del Stand-Up Comedy, de León se perfila como uno de los comediantes más prometedores del país y ha compartido presentaciones con figuras célebres como Paul Rodríguez o los Latin Kings of Comedy en California, en la famosa Hollywood Laugh Factory.

Su compañero Usman, un corpulento de aspecto amenazador por su calva y larga barba negra, es comediante, actor y productor de Chicago nombrado por CNN como “el musulmán más divertido de Estados Unidos” y clasificado por la Georgetown University “entre los 500 musulmanes más influyentes del mundo”.

En sus presentaciones explota su aspecto y el hecho de que tal vez la gente no esté acostumbrada “a ver una persona como yo (musulmán) sonreír”, a menos que “sea un chófer de Uber”.

Nacido de una familia de inmigrantes de la India en el suburbio de Skokie, al norte de Chicago, “donde viven muchos judíos”, Usman dice, que a menudo tiene problemas con la policía que desconfía de su origen y le pregunta una y otra vez de dónde es y por qué habla tan bien el inglés, sin acento.

“En Estados Unidos, si no eres blanco o negro, te preguntan con insistencia de dónde eres, confundiendo origen étnico con nacionalidad”, señala en una de sus rutinas.

“Es difícil ser mí, un musulmán americano que hace comedia y viaja por todo el país, poniendo nerviosa a la gente a mi alrededor en los aeropuertos, que me mira con desconfianza y se imagina que con mi cara solamente puedo ser miembro del Estado Islámico”, agrega.

En sus presentaciones, Usman tampoco ampara a Trump que se tornó en su blanco preferido porque, según dice, se ha convertido en “el Martin Luther King Jr. de los blancos”.

Mexicano e indio comparten escena con humor ácido sobre política de EEE.UU.
El comediante de origen mexicano, Jaime de León, posa para Efe el 24 de septiembre de 2017, en el barrio La Villita en Chicago, Illinois. Un comediante de origen mexicano y otro de India comparten escena en Chicago apostando por el humor ácido para abordar la política en Estados Unidos y la dura realidad que enfrentan los inmigrantes, especialmente los latinos y los musulmanes, foco de las políticas del presidente Donald Trump. EFE

“Somos testigos del nacimiento de un nuevo amanecer en los Estados Unidos, del nacimiento del movimiento por los derechos civiles de los blancos, encabezado por su gran líder Donald Trump”, bromea.

Usman ha viajado con su comedia por más de 20 países, en cinco continentes, y en estos momentos se encuentra en México junto a de León donde se presentarán en las ciudades de León, Querétaro y la capital mexicana.

Los espectáculos serán gratuitos, y en León ofrecerán un taller de comedia para estudiantes del Tecnológico de Monterrey y darán una presentación para los presos del Centro de Readaptación Social.

En la ciudad de México es muy posible que deban cambiar el escenario del espectáculo del 30 de septiembre, afectado por el reciente terremoto, para llevarlo a los refugios que albergan a los damnificados, donde “se necesita algo de comedia para ocupar la mente”.

DEJE SU RESPUESTA

Favor dejar su comentario
Favor indicar su nombre aqui

*