Debbie Reynolds y su hija Carrie Fisher serán enterradas juntas

0
910

Por Steve Gorman |

LOS ANGELES (Reuters) – Las estrellas de Hollywood Debbie Reynolds y su hija, Carrie Fisher, serán enterradas juntas y tendrán un funeral conjunto tras morir con apenas un día de diferencia esta semana en Los Ángeles, informó el viernes la familia.

Todd Fisher, hijo de Reynolds y hermano menor de Carrie, dijo que la presencia de colibríes en el cementerio de Forest Lawn Memorial Park, en Hollywood Hills, le convenció de que era el lugar ideal para que ambas descansaran.

“Así tenía que ser”, dijo Todd Fisher, de 58 años, a Reuters, recordando que su madre, cantante y actriz nominada al Oscar, tenía predilección por los colibríes que visitaban con frecuencia el jardín de su casa de Beverly Hills.

Fisher dijo que otros parientes y él se iban a reunir este fin de semana para arreglar los términos del funeral, incluidas las fechas.

Añadió que la familia tenía previsto dos actos privados – un funeral conjunto y la sepultura de madre e hija juntas en Forest Lawn – y algún tipo de homenaje público para ambas.

Reynolds, que encandiló a los aficionados al cine con sus canciones y bailes en musicales como “Cantando bajo la lluvia”, sufrió un ataque y murió el miércoles a los 84 años.

Su hija, Carrie Fisher, conocida por su papel de princesa Leia en las películas de “La guerra de las galaxias”, falleció un día antes a los 60 años, cuatro días después de sufrir un ataque al corazón en un vuelo procedente de Inglaterra, donde rodaba la tercera temporada de una comedia de la televisión británica.

Carrie y Todd Fisher eran hijos de Reynolds y el cantante ya fallecido Eddie Fisher, cuyo matrimonio terminó en escándalo en 1959 tras el inicio de una relación de él con la actriz Elizabeth Taylor.

En una entrevista emitida el viernes en el programa de televisión de ABC News “20/20”, Todd Fisher habló de las últimas horas de su madre, insistiendo en que “no murió con el corazón roto”, sino que “se fue para estar con Carrie”.

“No fue que (Reynolds) estuviera sentada inconsolable, para nada”, dijo su hijo. “Simplemente dijo que no logró ver a Carrie volver de Londres. Expresó cuándo quería a mi hermana”.

“Luego dijo que en realidad quería estar con Carrie”, añadió. “Con esas precisas palabras y a los quince minutos de esa conversación, se desvaneció y a los 30 minutos se había ido”, añadió.

DEJE SU RESPUESTA

Favor dejar su comentario
Favor indicar su nombre aqui

*