Nuevo gobernador de Puerto Rico buscará estadidad

0
401

Por DANICA COTO |

SAN JUAN, Puerto Rico (AP) — Ricardo Roselló asumió el lunes como gobernador de Puerto Rico y se comprometió a emprender de inmediato una campaña a favor de la estadidad, en momentos en que la isla afronta una profunda crisis económica.

Roselló, de 37 años, propuso diversas medidas para reducir la crisis poco después de que juramentara en el cargo en el primer minuto del lunes.

Entre ellas figura una propuesta para celebrar un referéndum en el que se pregunte a los electores si prefieren que Puerto Rico se convierta en estado de Estados Unidos o si la isla mantiene la independencia.

Muchos arguyen que la condición política de Puerto Rico ha contribuido a la crisis de la isla que ha durado una década y debido a la cual más de 200.000 personas han emigrado en los últimos años a territorio continental de Estados Unidos.

“Estados Unidos no puede pretender ser un modelo de democracia ante el mundo mientras discrimina contra 3,5 millones de sus ciudadanos en Puerto Rico, privándolos del derecho a la igualdad política, social y económica bajo la bandera” de Estados Unidos, declaró en español Roselló en su discurso inaugural.

“No existe forma de superar la crisis actual que afecta a Puerto Rico manteniendo la crisis colonial”, agregó.

La multitud se puso de pie y aclamó las palabras del gobernador cuando anunció que viajaría el lunes más tarde a Washington para apoyar una iniciativa con la que se pretende que Puerto Rico se convierta en el estado número 51 de Estados Unidos.

“No existe forma de superar la crisis actual que afecta a Puerto Rico manteniendo la crisis colonial”, agregó.

También dijo que efectuará pronto elecciones para elegir dos senadores y cinco representantes y los enviará a Washington para que exijan la estadidad, una estrategia que utilizó Tennessee para integrarse en la unión en el siglo XVIII. El gobierno de Estados Unidos tiene la decisión final en cuanto a si Puerto Rico puede convertirse en estado de la unión.

Roselló dijo que impulsará las asociaciones entre los sectores público y privado y aprovechar los ingresos para salvar un sistema de jubilaciones que afronta un déficit de 40.000 millones de dólares y que según previsiones podría derrumbarse en menos de un año.

Se comprometió a trabajar de cerca con la junta de control federal que el Congreso de Estados Unidos creó el año pasado para que supervise las finanzas de Puerto Rico. También dijo que apoya las negociaciones con los acreedores a fin de reestructurar una deuda pública de casi 70.000 millones de dólares.

“Hoy comienza la recuperación de Puerto Rico”, afirmó el nuevo gobernador.

Miles de partidarios esperaron la llegada de Roselló para la ceremonia de inauguración posterior a la juramentación en el Capitolio de la isla, frente al mar, y sostenían sombrillas para protegerse del sol ardiente.

“Este es un momento histórico para Puerto Rico”, dijo José Dávila, de 50 años, mientras agitaba una bandera de gran tamaño del partido proestadidad de Roselló. “Él es la esperanza de nuestro país, él es la esperanza de nuestra estadidad, él es la esperanza para un pueblo que ha sufrido”, opinó.

Los puertorriqueños fueron afectados en los últimos cuatro años por decenas de nuevos impuestos e incrementos en los recibos de servicios públicos debido a la intención del exgobernador Alejandro García Padilla de generar más ingresos para un gobierno que dijo que se estaba quedando sin dinero.

A pesar de esa medida y otras, el gobierno de la isla ha incurrido en el impago de bonos por millones de dólares y declaró el estado de emergencia en diversas agencias.

DEJE SU RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*