Trump tilda de “ridículas” las ayudas al desempleo de la ley de ayuda contra el coronavirus del Congreso

0
320

Trump considera un “derroche” los presupuestos acordados para los primeros nueve meses de Gobierno de Biden

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha lanzado este martes duras críticas contra el acuerdo del proyecto de ley de ayuda de emergencia económica contra el coronavirus alcanzado un día antes por el Congreso, tras varios meses de negociación, y ha calificado de “ridículas” las ayudas al desempleo que contempla el texto.

“Le estoy pidiendo al Congreso que enmiende este proyecto de ley y aumente los ridículamente bajos 600 dólares a 2.000 o a 4.000”, ha dicho el presidente Trump durante una comparecencia grabada desde la Casa Blanca a la que no han tenido acceso los medios y publicada en su cuenta de Twitter.

Las cifras a las que ha hecho referencia Trump corresponden a un acuerdo alcanzado en las últimas horas por el Congreso de Estados Unidos para intentar dar solución la crisis económica que la pandemia ha provocado en millones de trabajadores estadounidenses, quienes perderían el 26 de diciembre las ayudas económicas de urgencia fijadas el pasado mes de marzo.

El texto incluye ayudas económicas de hasta 600 dólares (490 euros) en función de los ingresos del destinatario, y un bono por desempleo de hasta 300 dólares (245 euros) por semana, así como una partida de 284.000 millones de dólares (232.000 millones de euros) para que las empresas y negocios afectados por la crisis de la pandemia puedan hacer frente a los alquileres y a la nómina de sus trabajadores.

De igual manera, Trump también ha pedido al Congreso “que se deshaga de inmediato de los elementos innecesarios y derrochadores de esta legislación” para recibir “un proyecto de ley adecuado” o, “de lo contrario, la próxima administración tendrá que entregar su paquete de ayuda” contra la COVID-19.

El Congreso de Estados Unidos cumplió con el trámite este lunes y aprobó por una abrumadora mayoría un proyecto de ayuda económica contra el coronavirus valorado en casi 900.000 millones de dólares (más de 735.000 millones de euros), después del acuerdo previo alcanzado el domingo de una ley, que se esperaba fuera firmado sin mucha tramitación a final de semana por el presidente Trump.

Aunque Trump no ha sido del todo explícito en el vídeo, ha sugerido, atendiendo a estas declaraciones, que podría dejar morir un acuerdo que ha estado enfrentando a demócratas y republicanos desde hace varios meses, mientras la pandemia seguía golpeando con fuerza el país.

Si finalmente Trump vetara el acuerdo, que no puede ser enmendado ahora después de su aprobación, los propios congresistas podrían anular esta negativa del presidente, aunque le bastaría con negarse a firmar el texto para que se ajara en un cajón del Despacho Oval.

La intervención de Trump no ha sentado nada bien en el seno del Partido Demócrata y el líder de la minoría en el Senado, Chuck Schumer, uno de los artífices del acuerdo, ha recordado al todavía presidente que fueron los republicanos quienes bloquearon la propuesta de esos cheques de 2.000 dólares que ahora reclama.

“Trump tiene que firmar el proyecto de ley para ayudar a la gente y mantener”, ha escrito Schumer en su cuenta de Twitter. “Quizás Trump finalmente pueda ser útil y lograr que los republicanos no lo bloqueen nuevamente”.

EL “DERROCHE” DE LOS PRESUPUESTOS ACORDADOS PARA LA ADMINISTRACIÓN BIDEN

Junto al plan de estímulo contra la COVID-19, el Congreso aprobó también un importante proyecto de financiación hasta septiembre de 2021 para la próxima Administración del presidente electo, Joe Biden.

Trump ha aprovechado la tesitura para mezclar ambos planes y ha criticado el “derroche” que supone las cantidades que Washington tiene previsto destinar para sus misiones en el extranjero durante los primeros meses del Gobierno demócrata, pues son “mucho más grandes que las que se les da a los estadounidenses”.

Ha cuestionado que se gasten millonarias cantidades en “asistencia” en países como Camboya, Birmania, Costa rica, El Salvador o Guatemala, así como para “programas de democracia y género en Pakistán”, o que se destinen para Egipto y su Ejército 1.300 millones de dólares (1.066 millones de euros), sabiendo que “acabarán comprando casi exclusivamente equipamiento militar ruso”.

ACUERDO TRAS VARIOS MESES DE DESAVENENCIAS

Las negociaciones se habían roto en varias ocasiones en los últimos meses en relación a varios aspectos del acuerdo, como la cuantía de los cheques individuales por desempleo, que volverá a ser debatido después de concluir el año.

El texto también incluye una inversión de 82.000 millones de dólares (unos 67.000 millones de euros) para los pagos de universidades y escuelas, además de otros 25.000 millones de dólares (cerca de 20.500 millones de euros) para las ayudas de alquileres e hipotecas, y 69.000 millones de dólares (casi 56.500 millones de euros) para la compra y distribución de las vacunas contra el coronavirus.

Sin embargo, el texto también ha dejado finalmente fuera los dos puntos que han causado más polémica durante las negociaciones, como son las exigencias republicanas de proteger al sector privado de posibles demandas relacionadas con la crisis de la pandemia, así como la petición de muchos gobiernos estatales y locales de invertir en sus sistemas educativos y de salud públicos.

El líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, criticó este lunes a los republicanos antes de la votación, y aseguró que “este proyecto de ley no puede y no será la última palabra sobre el alivio del Congreso” a la crisis provocada por la pandemia, pues es tan solo “un paquete de supervivencia de emergencia”.

Por favor , déjenos su comentario...