Netanyahu y Gantz no pactan los Presupuestos e Israel se encamina a sus cuartas elecciones en dos años

0
233

El Parlamento de Israel se ha disuelto en la media noche de este martes después de que el primer ministro, Benjamin Netanyahu, y el líder de la oposición y ministro de Defensa, Benny Gantz, no lograran alcanzar un acuerdo en relación a los Presupuestos de 2020, por lo que el país se encamina a nuevas elecciones el próximo 23 de marzo, las cuartas en dos años.

La sesión de este martes se produce después de que la Knesset lograra alcanzar un acuerdo para prorrogar la red de seguridad financiera en 2021 ante la ausencia de un pacto sobre los Presupuestos, a escasas horas de que venciera su plazo legal, lo que permitiría a las autoridades mantener activos los servicios del sistema sanitario, en medio de la pandemia de coronavirus.

El proyecto de ley, admitido a trámite el lunes, contemplaba aplazar del 23 al 31 de diciembre la fecha límite para la aprobación de los Presupuestos de 2020, aunque con el rechazo por un estrecho margen –49 frente a 47 legisladores–, la Knesset se ha disuelto en la medianoche de este martes, cuando ha vencido el plazo.

Netanyahu ha señalado a “las luchas internas” dentro del partido opositor Azul y Blanco como las responsables de no haber podido lograr este acuerdo, mientras que desde la oposición Gantz ha cuestionado la legitimidad del primer ministro israelí recordando sus problemas con la justicia.

“El Likud no quería estas elecciones. Hemos votado una y otra vez en contra de unas nuevas elecciones. Desafortunadamente, Benny Gantz no ha cumplido sus acuerdos con nosotros”, ha asegurado Netanyahu, quien ha augurado un triunfo “a lo grande” en los comicios de marzo.

Desde Azul y Blanco sospechan que las intenciones de Netanyahu, quien está siendo investigado por varios delitos de corrupción, entre ellos fraude y aceptación de sobornos, es romper el acuerdo de poder compartido e intentar formar un nuevo gobierno con el que fuera capaz de nombrar nuevos cargos en el sistema judicial y así deshacerse de los cargos en su contra.

En ese camino han ido dirigidas las recriminaciones de Gantz este martes, quien ha criticado al primer ministro israelí, lamentando que “un hombre con tres acusaciones” esté “arrastrando” al país a sus cuartas elecciones.

“Si no hubiera un juicio, ya habría un presupuesto y no habría elecciones”, ha dicho, informa el diario ‘The Jerusalem Post’.

INTENCIÓN DE VOTO
No obstante, unas nuevas elecciones no parecen el mejor escenario para Azul y Blanco, según avanzan los medios israelíes, pues dudan incluso de que la formación de Gantz pueda incluso lograr representación.

A diferencia de las fuerzas de derecha, como Nueva Esperanza, del antiguo diputado del Likud, Gideon Saar; o la extrema derecha representada por el partido Yamina, las cuales se presentan como los próximos grandes rivales de Netanyahu.

Las discusiones sobre los Presupuestos tienen lugar en el marco de las tensiones en el seno del Gobierno de unidad, que vio la luz en abril después de que Gantz decidiera por sorpresa dar marcha atrás en su promesa electoral de no aliarse con Netanyahu bajo el argumento de evitar nuevas elecciones.

El acuerdo contempla que Gantz ocupe la cartera de Defensa y sea viceprimer ministro durante los 18 meses en los que Netanyahu seguirá como primer ministro, momento en el que pasará a sustituirle al frente del Ejecutivo israelí, una decisión que fracturó Azul y Blanco y provocó la salida de varios partidos de la coalición opositora.

Por favor , déjenos su comentario...