Friday, June 14, 2024
HomeActualidadLa Sextorsión: Una Amenaza Virtual que Aprovechan los Delincuentes

La Sextorsión: Una Amenaza Virtual que Aprovechan los Delincuentes

Introducción

En la era digital, donde las conexiones se realizan a través de pantallas y las relaciones se forjan en línea, surgen nuevas formas de delincuencia que explotan la vulnerabilidad de las personas en el mundo virtual. Una de estas preocupantes tendencias es la “sextorsión”, una práctica en la que los ciberdelincuentes, con frecuencia de origen desconocido como se ha observado en algunos casos, extorsionan a hombres y mujeres mediante la obtención de contenido comprometedor y su posterior amenaza de difusión. Esta forma de extorsión se ha convertido en un problema grave y esencialmente global, con informes que sugieren que grupos chinos están utilizando esta técnica para explotar a sus víctimas.

El Modus Operandi de la Sextorsión

La sextorsión es una táctica manipuladora que juega con las emociones humanas, creando un círculo vicioso de chantaje y temor. La estrategia comienza con un simple mensaje en una plataforma social, donde una mujer, que en muchos casos puede ser un perfil falso, se acerca a un hombre de manera amistosa y coqueta. A medida que la conversación avanza, los mensajes se vuelven más provocativos, buscando despertar el interés y las emociones del hombre.

Una vez que el ciberdelincuente siente que ha establecido una conexión suficientemente fuerte, envía una foto comprometedora, buscando obtener una en respuesta. En un giro irónico, es aquí donde el hombre o la mujer caen en la trampa, compartiendo imágenes íntimas sin sospechar el oscuro giro que tomará la situación.

La Amenaza y Extorsión

La verdadera naturaleza de la sextorsión se manifiesta cuando el delincuente revela sus verdaderas intenciones. Utilizando la foto comprometedora como moneda de cambio, exigen sumas de dinero significativas, generalmente de 10 a 15 mil dólares, bajo la amenaza de publicar las imágenes en redes sociales y sitios web. Esta amenaza no solo apunta al individuo en cuestión, sino que también promete exponer su vida íntima y personal ante amigos, familiares y colegas.

La presión psicológica a menudo resulta abrumadora para las víctimas, que se ven atrapadas entre la humillación potencial y las consecuencias devastadoras para sus vidas personales y profesionales. En un intento por proteger su reputación y privacidad, muchas personas han cedido ante las demandas de los ciberdelincuentes y han pagado grandes sumas de dinero para evitar la amenaza inminente.

Si le Pasa a Tus Hijos e Hijas Jovenes


Primero, no se trata solo de tu hijo. Estos casos están aumentando de manera explosiva. Cualquier cosa única en este grupo de edad, ya sea sus propias inseguridades sobre su reciente paso por la pubertad, su nivel de comodidad al interactuar con desconocidos en línea, el aislamiento creado por las redes sociales, lo que sea, los convierte en objetivos principales para este engaño. Niños de todo el mundo están cayendo en el chantaje de sextorsión en números récord. No solo es tu hijo.

En segundo lugar, no eres tú. No es mala crianza. Le dijiste a tu hijo que NO aceptara solicitudes de amistad de desconocidos en las redes sociales ni enviara fotos desnudas. Pero son niños. Literalmente, solo tienen medio cerebro. Van a hacer cosas tontas. No tiene sentido en este momento preguntarse POR QUÉ DIABLOS (porque seamos realistas, ¿POR QUÉ DIABLOS?). Abraza a tu hijo, dile lo increíblemente valiente que fue al contarte, y que lo resolverán juntos.

Bloquea las cuentas del chantajista, pero no entres en pánico ni revises el teléfono de tu hijo eliminando todas las aplicaciones y fotos sin control. Sé que esto podría parecer contraproducente, pero para detener a estas personas y ayudar a rastrear si, dónde o cuándo se comparten las fotos de tu hijo, es útil tener acceso a las aplicaciones al informarlo a NCMEC.

Denúncialo. Tan pronto como puedas, ve a www.CyberTipline.org y presenta un informe. Probablemente esto no parezca “suficiente”. Cuando tu hijo esté histérico y te sientas abrumado, tratando con una situación aterradora que nunca hubieras imaginado, completar un formulario en línea se siente insuficiente. Si deseas hablar con alguien para confirmar que recibieron la información y están actuando al respecto, llama al 1-800-THE-LOST. El Centro Nacional de Niños Desaparecidos y Explotados ha escuchado lamentablemente muchos de estos casos, y pueden ayudar a disipar el pánico. Hablar directamente con alguien en NCMEC fue el punto de inflexión para mí y mi hijo, reduciendo el miedo y ayudándonos a llegar a un punto donde podíamos respirar nuevamente.

Protege a los demás. Pide a tu hijo que les diga a sus amigos que su teléfono fue hackeado y que NO acepten invitaciones de personas que no conocen directamente, o simplemente porque la persona tiene a tu hijo como “amigo” o conexión en su lista de contactos. Esa fue parte de la trampa en la que cayó mi hijo: en la cuenta del chantajista, “ella” parecía ser amiga de alguien que él conocía, por lo que pensó que era “seguro”.

Comparte. Es difícil admitir a la gente que caíste en esta trampa. Decir: “Sí, tomé fotos de mis partes y las envié a un completo desconocido” parece realmente tonto, y es embarazoso en retrospectiva. Pero el silencio solo brinda a estas personas horribles una burbuja para trabajar y pone a otros niños en riesgo. Si tu hijo no quiere decir que fue él, que lo comparta como una historia en tercera persona: mi primo hizo esto, esto le pasó a mi amigo, para que otros niños y padres sepan que esto es real, que está ocurriendo a personas reales en su propio entorno.

Conforme el delito de sextorsión continúa creciendo en línea, es más importante que nunca que los padres estén conscientes del delito y sigan teniendo conversaciones con sus hijos sobre su seguridad en línea. Lee más sobre la sextorsión y lo que NCMEC está haciendo al respecto aquí.

Si tú o alguien que conoces es víctima de sextorsión, sigue estos pasos:

Bloquea la cuenta, pero no la borres. Puede ser natural querer borrar las imágenes y los mensajes, pero la información de la cuenta podría ser útil para las fuerzas del orden en una investigación.

Denuncia el incidente a la plataforma. Consulta la guía de NCMEC para denunciar en algunas de las plataformas y aplicaciones más populares.

¡Contacta a National Center for Missing and Exploited Children – NCMEC! Puedes llamarnos al 1-800-THE-LOST o hacer un informe en línea en CyberTipline.org. NCMEC cuenta con recursos para ayudar a las víctimas y sus familias a navegar esta situación.

Utiliza la herramienta “Elimínalo” de NCMEC. Elimínalo es un servicio gratuito que puede ayudarte a eliminar o detener la compartición en línea de imágenes o videos desnudos, parcialmente desnudos o sexualmente explícitos tomados de ti cuando tenías menos de 18 años. Puedes permanecer en el anonimato al usar el servicio y no tendrás que enviar tus imágenes o videos a nadie. Elimínalo funcionará en plataformas en línea públicas o no encriptadas que hayan aceptado participar. Comienza en TakeItDown.NCMEC.org.

¿Cómo Los Adultos Pueden Protegerse y Tomar Acción?

La sextorsión es una amenaza real y perturbadora, pero hay pasos que se pueden tomar para protegerse:

  1. Sé cauteloso en línea: Mantén un nivel saludable de desconfianza al interactuar con personas desconocidas en línea, especialmente si la relación avanza demasiado rápido.
  2. Protege tu privacidad: Asegúrate de tener configuradas las opciones de privacidad en tus perfiles de redes sociales y evita compartir información personal sensible.
  3. No cedas al chantaje: Si eres víctima de sextorsión, es crucial no ceder al chantaje. No es garantía de que el delincuente cumpla su promesa de no difundir las imágenes después del pago.
  4. Comunica la situación: Si te encuentras en una situación de sextorsión, considera hablar con un amigo cercano, un miembro de la familia o incluso las autoridades. No estás solo en esto.
  5. Informa a las autoridades: En los Estados Unidos, puedes comunicarte con el FBI a través del número 1-800-CALL-FBI o enviar un mensaje a tips.fbi.gov para reportar casos de sextorsión u otras actividades delictivas en línea.

Conclusión

La sextorsión es un recordatorio escalofriante de cómo la tecnología puede ser aprovechada para manipular y extorsionar a las personas. La creciente amenaza de ciberdelincuentes que operan desde el anonimato pone de relieve la importancia de ser consciente y precavido al interactuar en línea. La educación y la conciencia son herramientas cruciales para frenar la propagación de esta despreciable práctica y proteger a individuos inocentes de ser atrapados en su red.

https://www.consumeraffairs.com/news/threat-alert-sextortion-phishing-scams-have-surged-in-2023-071423.html
https://www.consumeraffairs.com/news/sextortion-scam-targeting-boys-is-one-of-this-weeks-top-five-scams-122222.html

https://www.fbi.gov/how-we-can-help-you/safety-resources/scams-and-safety/common-scams-and-crimes/sextortion

RELATED ARTICLES

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments

Gabriel Vargas on Hay Que Innovar Para Crecer
JULIO TEJEDA on Un Mundo en desconcierto
JORGE ABREU EUSEBIO on REPUBLICA DIGITAL REUNIDA EN PALACIO
Ramon Baez on PRIMERA DAMA
juana moreta on PRIMERA DAMA
maria on PRIMERA DAMA
Frida Heskey on PRIMERA DAMA
GRUPO KDRA, SANTO DOMINGO, R. D. on JEFATURA CONSTRUYE PARQUE INFANTIL