“Una Primavera para el Mundo” es lo que el Ejército de República Dominicana desea para todos en estos momentos tan difíciles”

0
752
Héctor Danilo Sánchez
Special-Reporter
Kissimmee,Florida
USA

Pedro Brand, R. D.-“No temas al tiempo que la luz del cielo no se apagará”, es uno de los fragmentos de la canción “Una Primavera para el Mundo”, escrita por el poeta, narrador y publicista dominicano René del Risco Bermúdez, con la musicalización del destacado pianista, compositor y escritor Rafael Solano Sánchez. Esta canción es un grito de esperanza, una manifestación de optimismo e invita a avanzar unidos e impulsados por el amor, motivando a dar sonriendo la mano y seguir, ya que la alegría de un mundo mejor vendrá…

Esperamos que puedas disfrutar esta canción que preparamos para ti, en la voz del Cabo Tenor Lírico Pedro Pablo Reyes De Los Santos, ERD. Recuerda quedarte en casa y así cuidar los tuyos, cuidar de ti y cuidar a los demás.

Breve Historia de Rafael Solano

Rafael Solano Sánchez (nacido el 10 de abril de 1931 en Puerto Plata) es un pianistacompositor, escritor,1​ y ex-embajador dominicano ante la Unesco.23​ Autor de más de un centenar de composiciones de diversos géneros que abarcan las de corte románticofolklóricas, así como también corales y religiosas, además de merengue, por supuesto. Su canción Por amor ha sido la canción dominicana de mayor proyección en el mundo, traducida a varios idiomas e interpretada por cantantes como Niní CáffaroMarco Antonio MuñizJon Secada, el Mariachi VargasVikki Carr y Plácido Domingo.

A los once años era considerado como un niño prodigio y presentado en las funciones teatrales de su pueblo. Violinistachelista, tocador de armonio en la iglesia parroquial, pronto se dedicaría al piano. En 1950 se traslada a la ciudad capital y se inscribe en el Conservatorio Nacional de Música.

Luego de completar todos los cursos, se desvía de su meta como pianista de conciertos para ingresar a la Voz Dominicana, primer canal de televisión y centro que sirvió de base al desarrollo disciplinas musicales. En poco tiempo se convierte en uno de los directores musicales de aquella empresa, actuando junto a reconocidos músicos provenientes de ItaliaCubaMéxico y Argentina con quienes comparte las herramientas básicas y los tecnicismos de la composición y arreglos orquestales.

Poseído aún de mayores aspiraciones se embarca hacia Nueva York en procura de las enseñanzas particulares del renombrado compositor y maestro norteamericano Hall Overton y de la New School of Social Research, prestigioso centro de estudios de esa ciudad.

Con su retorno a Santo Domingo, Solano desarrolla la nueva faceta de productor de televisión. Algunos de sus programas han permanecido en la memoria de sus compatriotas. El primero de ellos, La hora del moro transmitido en 1959 fue una producción dominical que propició la aparición de nuevas luminarias del canto, ámbito restringido hasta entonces a La Voz Dominicana fundada por Petán, hermano del dictador Trujillo.

De estos programas surgieron las voces de Aníbal de PeñaFernando CasadoHoracio PichardoNiní CáffaroJulio César DefillóArístides IncháusteguiLos OlmeñosLuchy ViciosoJosé Lacay y otros tantos.

Años más tarde, fruto de una casi obsesiva idea de pescar nuevos talentos, Solano junto a Nobel Alfonso, se decide a reproducir aquella inolvidable “Hora del Moro”, pero en forma diaria, para luego re-nombrarla como El show del medio día, nombre con el cual aún existe en Santo Domingo.

Solano fue también el creador del Festival de la Voz, cantera de nuevos talentos de donde surgieron Fernando Villalona, Frank ValdezAdalgisa PantaleónSergio Vargas, Manny Oliva, Fausto Guillén y muchos más.

También fue productor junto a Yaqui Nuñez del Risco del programa diario nocturno Letra y Música, logrando gran impacto por su contenido innovador, de música y opinion. Fue también productor del programa Solano en Domingo a finales de la década de los setenta, y Solano Invita a mediados de los ochenta.

Además de “Por Amor”, canción ganadora del I Festival de la Canción Dominicana en la voz de Niní Cáffaro, sus composiciones han sido grabadas por un sinnúmero de artistas. Entre ellas podemos mencionar En la oscuridad difundida en la voz de Fernando Casado, por Marco Antonio Muñiz y Tito RodríguezEn ruinas interpretada por Felipe PirelaQuiero verte, en la voz de Vicentico Valdés y Yo soy tu enamorado grabada también por Tito Rodríguez.

Otras populares canciones de Rafael Solano son “Cada vez más“, “Confundidos“, “Mi amor por ti“, “Confesión de amor“, “Perdidamente enamorado“, “El diez de abril“, “Me cansare de ti“, “El sonido de tu voz“, “Magia” y “Una primavera para el mundo” con letras del poeta Rene del Risco.

En el campo de la música folklórica compuso, “Como Juan“, “Fandango, güira y tambora“, “Mocanita” y los bolemengues “Dominicanita” y “Pensándolo bien“, este último con letras de Yaqui Núñez del Risco, todas grabadas en su propia voz y con el acompañamiento de su orquesta.

Rafael Solano fue embajador y delegado de la República Dominicana ante la Unesco en París, entre 1982 y 1986 y ha sido condecorado por el gobierno Dominicano con la “Orden al Mérito de Duarte, Sánchez y Mella.

En 1976 recibió el premio El Gran Dorado y en 2005 El Soberano, ambos, los máximos galardones de la música popular dominicana. En la edición del ((2016)) de los Latin Grammy recibió el Premio a la Excelencia Musical.

Rafael Solano es para los dominicanos un verdadero símbolo de la canción romántica.

En el año 2003, la musicóloga Catana Pérez de Cuello y Rafael Solano se unen para publicar un libro titulado, El merengue, música y baile de la República Dominicana. La trascendencia de este libro por su calidad de escritura y el aporte al estudio científico de la música popular del país, le valió el Premio Nacional Feria del Libro en 2005, seleccionado unánimemente por un exigente jurado formado por escritores e intelectuales. En el año 2016 publicó un nuevo libro titulado “Musica y Pensamiento”, -Crónicas y reflexiones de un músico dominicano— bajo los auspicios del Banco Central de la República Dominicana.

Premiaciones y otras facetas

Rafael Solano fue embajador y delegado de la República Dominicana ante la Unesco en París, entre 1982 y 1986 y ha sido condecorado por el gobierno Dominicano con la “Orden al Mérito de Duarte, Sánchez y Mella.

En 1976 recibió el premio El Gran Dorado y en 2005 El Soberano, ambos, los máximos galardones de la música popular dominicana. En la edición del ((2016)) de los Latin Grammy recibió el Premio a la Excelencia Musical. Rafael Solano es para los dominicanos un verdadero símbolo de la canción romántica.

Por favor , déjenos su comentario...