Toyota se tira a la yugular de Chevrolet con la nueva Sequoia Capstone

0
513

La recién totalmente renovada Toyota Sequoia, pertenece a una familia de no muchos integrantes; la de los utilitarios con “Body on Frame” o carrocería sobre bastidor. Estos SUV son comúnmente llamados “de la vieja escuela”, siendo la mayoría de grandes dimensiones, y construidos sobre la base de una camioneta.

Como casi todo en esta vida, este tipo de automóviles tiene ventajas y agravantes cuando los comparamos con los SUV de “unibody” o de una sola pieza. Si su necesidad es la de tener un SUV que pueda remolcar mucho peso o hacer excursiones fuera de la carretera en terrenos bastante accidentados, entonces uno de estos “de la vieja escuela” como la 2023 Toyota Sequoia, podría ser la opción acertada.

Toyota, un fabricante que se destaca por mantener sus modelos sin muchos cambios más tiempo que la mayoría, casi impone un récord con su Sequoia, que no veía modificaciones profusas desde su segunda generación develada en el 2007 como modelo 2008.

Ese año un galón de gas costaba $2.71 dólares, y mirábamos con curiosidad un evento que cambiaría para siempre nuestra forma de interactuar y hasta de comportarnos; la presentación del primer iPhone de Apple.

Apple ya atesora 14 modelos de iPhone (quizás un par más antes de que termine de escribir este artículo) y Toyota nos deleita en el 2023 con la tercera generación de su auto más opulento, la SUV de tres filas de asientos Toyota Sequoia.

Desde afuera y por dentro

La nueva Sequoia no solo está basada en la camioneta de tamaño completo Toyota Tundra, sino que absorbe de esta buena cantidad del estilo exterior.

Si bien la pasada generación parecía cuidar la apariencia para no hacerla parecer demasiado belicosa, la 2023 Sequoia tira por el camino opuesto. Tiene elementos de estilo audaces, especialmente en la parte delantera, donde una enorme parrilla ocupa gran parte de su cara. El techo más largo y las ventanillas laterales adicionales ayudan a redondear las proporciones del SUV. Toyota “salta al tren” de los musculosos, creando una apariencia más recia y fornida.

Nosotros probamos el nuevo acabado de gama alta Capstone, con grandes neumáticos de 22 pulgadas, estribos eléctricos para facilitar el acceso y detalles cromados.  El interior también ha sido modernizado, y si bien acabados inferiores como el SR5 trae asientos de tela, en los acabados Platinum y Capstone encontramos tapicería de cuero semi-anilina, molduras de madera de poro abierto, iluminación interior ambiental, techo panorámico y asientos con calefacción y ventilación en la primera y segunda fila.

Toyota empuja estos acabados cerca de la clase que encontramos en Lexus, pero motivo para polémica podría ser, si, aun así, se justifica el precio de su propuesta Toyota Sequoia.

En la parte posterior notamos la ausencia de la conveniente ventanilla retractable que distinguía a las antiguas Sequoias, y allí también observamos un espacio para carga minúsculo. Esto consecuencia del paquete de baterías híbrido, que además también es culpable en parte de que el acomodo en la tercera fila de asientos sea angosto y prácticamente inutilizable para adultos.

Por suerte, el acceso a esta tercera fila de asientos es muy factible, gracias al sistema de plegado rápido de los de segunda fila.

Tecnología y seguridad

La enorme pantalla táctil de 14 pulgadas, que viene estándar en todos los niveles, excepto el SR5, sirve como pieza central de un habitáculo visualmente atractivo en conjunto, acaparando la atención de quienes miran el interior por primera vez. La superioridad del diseño del nuevo programa para controlar el info entretenimiento es evidente, aunque necesita mejoras. La principal sería un menú con atajo para regresar a las configuraciones de base.

La interfaz es nueva y sin dudas más moderna que antes. La navegación está basada en los mapas de Google, mientras que quienes deseen utilizar Android Auto o Apple CarPlay podrán hacerlo de forma inalámbrica. Toyota es uno de los fabricantes que muestra más compromiso con las ayudas de seguridad en sus modelos, y la nueva 2023 Sequoia no es excepción. La dotación de sistemas de seguridad activa y pasiva es aquí excelente, con un amplio equipamiento de serie que incluye control de crucero adaptativo a toda velocidad, frenada automática de emergencia, alerta de cambio involuntario de carril, asistente de mantenimiento de este y alerta de punto ciego.

Toyota también mantiene el compromiso con los controles físicos, cada día más escasos. Los que hayan intentado cambiar opciones de clima o audio usando botones táctiles saben cuanta distracción y hasta frustración provocan. Las perillas o controles físicos no son tan vistosos, pero sí prácticos. Sin embargo, no encontramos un control para la sintonía de las estaciones de radio en la nueva Sequoia, lo que solo podemos hacer a través de la pantalla táctil.

En la carretera 

Toyota trae a la Sequoia a la contemporaneidad, aunque algunos se puedan sentir algo enfadados por el abandono del motor de V-8 de 5,7 litros, que ha sido sustituido por un sistema híbrido. Para consuelo de los nostálgicos, genera más caballos y tiene una nota de escape estupenda, como si fuera un verdadero V-8.

Utilizan un V-6 doble turbo de 3,4 litros, con 437 caballos de potencia y 538 libras-pie de torque, respaldado por una transmisión automática de 10 velocidades. La tracción trasera es estándar en todos los acabados, excepto el TRD Pro, que trae AWD o tracción en las cuatro ruedas. Todos los demás modelos ofrecen 4WD como una opción.

Acoplado a una nueva transmisión automática de 10 velocidades, este modelo con tracción a las cuatro ruedas alcanza 20 MPG en conducción combinada, unos 11.76 litros cada 100 kilómetros. Si bien no es un número que cause demasiada admiración, para un auto que pesa más de 6,000 libras no está nada mal, sobre todo si comparamos con algunos de sus competidores que consumen mucho más. Por alguna razón en nuestra prueba logramos algo menos de 17 millas por galón, quizás resultado de un pie demasiado pesado en el acelerador.

Construido sobre el bastidor de la camioneta Tundra, el sistema híbrido monomotor de la nueva Sequoia utiliza un diseño paralelo que permite que el motor eléctrico y el motor de combustión envíen par a las ruedas a través de la transmisión automática de 10 velocidades y un convertidor de par. Así la entrega de potencia es más directa y serena.

La Sequoia 2023 tiene tres modos de conducción seleccionables, Eco, Normal y Sport. En los modelos con una suspensión neumática trasera de nivelación de carga o una suspensión adaptativa, se añaden los modos Confort y Sport S+, además de un ajuste personalizable por el usuario.

La capacidad de remolque es de 9.000 libras, y el paquete Tow Tech proporciona ayuda en forma de Guía de retroceso de remolque y un asistente de Trayectoria Recta. Los retrovisores laterales eléctricos extensibles están disponibles por primera vez en la Sequoia.

Para un auto de estas dimensiones, la marcha es compuesta y silenciosa. Ayudan los buenos asientos y en nuestro modelo de prueba  Capstone, los cristales acústicos en las puertas delanteras del conductor y el pasajero – además del parabrisas como los otros acabados – para ayudar a amortiguar el ruido adicional.

Para escoger

La rediseñada Toyota Sequoia 2023 está disponible en cinco acabados: SR5, Limited, Platinum, TRD Pro y Capstone. Todos están equipados con el mismo tren motriz híbrido. Todos los acabados -excepto el TRD Pro vienen de serie con tracción trasera; la tracción a las cuatro ruedas es una opción disponible en cualquier modelo por 3.000 dólares.

Este a todas luces no es un SUV módico, como tampoco los son sus competidores, pero Toyota coloca a su Sequoia en el extremo más alto de precios. El acabado de entrada SR5 comienza en los $58,300, y por venir bien equipado, quizás sería la mejor opción por elegir. Si hablamos de una Capstone como la que nosotros probamos, estaríamos en los $75,300 como precio base. Con algunos paquetes adicionales, nuestra Sequoia Capstone 2023 tenía precio de $80,481.

En el inventario de competidores en la categoría de los grandes SUV, encontramos a la familia Chevrolet y General Motors con sus Suburban, Yucon y Tahoe, así como la Ford Expedition, Jeep Wagoneer y la Nissan Armada.

Concluyendo

Toyota ha sacado del “confinamiento” su modelo más grande, modernizándolo con prestaciones y ayudas al conductor impresionantes y un sistema híbrido en todos los modelos. La 2023 Toyota Sequoia puede ahora competir en buena lid con sus oponentes, y aunque beneficiada por la reconocida confiabilidad de la marca, quizás algunos compradores se sientan tentados a explorar alternativas, por el elevado precio de su propuesta.

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera, los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.

Por favor , déjenos su comentario...