Se escapa a la muerte y estudiará Medicina para ayudar a niños pobres

0
1798

Por Marcelo Peralta |

Santiago, R.D.- Vanessa Lismairy Disla García, es una joven que desde niña se le escapó a la muerte a meses de haber venido al mundo.

Nació con un quiste congénito escondido en el páncreas que un grupo de médicos dominicanos no pudieron extirparle.

Intervenido en tres ocasiones en República Dominicana con resultados negativos.

Los médicos la desahuciaron lo que creo dolor y tristeza a sus familiaridades que sin dinero y una niña prodigiosa enferma.

La corta de vida de Vanessa Disla García está rodeada de una historia milagrosa e interesante.

Es una joven superdotada, llena de salud, talentos y de vocación inigualable.

Posee un cociente intelectual más alto de lo común, donde se realiza una serie de actividades entre las que está la divulgación de la existencia y encuentro de estas personas.

Lo de Vanesa Disla García podría decirse que es casi un milagro porque, recién nacida, fue la primera operación que se le hizo, pero sin ningún resultado.

Luego fue intervenida 2 veces más.

Al final fue desahuciada por los médicos dominicanos.

Para ella y sus padres esto ha sido como “un sueño” ya que los médicos dominicanos no pudieron extirparle un quiste congénito escondido en el páncreas.

Esto la mantuvo “al borde de la muerte” ya que en tres oportunidades fue intervenida quirúrgicamente en centros clínicos dominicanos, pero sin resultados positivos.

Fue ahí donde apareció la ingeniosa idea del dajabonero Claudio Távarez Belliard.

Belliard es miembro y activista del Comité Amigos de Cuba que sugirió llevarla a la isla socialista para que fuera chequeada allá.

“Fue en Cuba que después de Dios ha sido donde le devolvieron la vida a Vanessa” dicen sus padres Etragildo Disla y Carmen García.

Su perseverancia se mantuvo y luz de la esperanza brillo un día del mes de junio del año 2005, cuando se produce el viaje a La Habana donde la internaron en el hospital pediátrico Willian Soler Ledea.

Sometida a una intervención quirúrgica en Cuba con una duración de siete horas.

Ha sido intervenida por un equipo de especialistas, la que con la ayuda de Dios, la operación fue exitosa.

Vanessa Disla García, gracias a Dios es salvada de la muerte”, dice con los bellos erizados y escalofríos en su cuerpo su madre Carmen García.

Tras argos años de sufrimientos ha retornado la felicidad al devastado hogar y hasta el día de hoy, que avanza a cumplir sus 18  años de vida en sus adentros hay felicidad.

Desde ahí ha cambiado radicalmente la vida de Vanessa Disla García.

Hija del labriego Etragildo Disla y la doméstica Carmen García, dos humildes padres de familia de Dajabon, pueblo limítrofe con el vecino país de Haití.

Ellos confiesan orgullosos los éxitos de su vástago, las razones, motivaciones que tiene de vivir y estudiar dicen sus padres.

Apenas tiene 17 años de edad y se ha graduado de Técnica en Enfermería.

Ya se ha matriculado en la sede de la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA) con sede en Santiago para estudiar la Carrera de Medicina.

El pasado 15 de diciembre, de este 2016 arribará a un nuevo aniversario de vida.

Sus padres no esconden su agradecimiento profundo a Cuba, a su Revolución, a los médicos y al presidente Fidel Castro no solo por lo que hicieron con su hija, sino por la disposición de atenderla en la isla, por cualquiera problema, hasta que cumpla los 18 años de edad.

Ella, es quizás, de las pocas niñas del mundo que cuando termine su Carrera de Medicina en República Dominicana  tiene asegurada una beca para especializarse en Pediatría que es lo que dice le gusta en la Patria de Martí.

Su aspiración es convertirse en una médica pediatra para ayudar a niños y niñas de padres car entes de recursos económicos como hicieron con ella.

“Yo quiero convertirme una doctora de verdad para atender a los niños pobres de mi país”, se le escuchó repetir a todo pulmón, con su carita de inocencia”.

Dice sentirse como una “dominico-cubana” porque le pusieron, durante la operación, mucha sangre cubana.

Del Comité de Amigos de Cuba ubicado en la Zona Fronteriza con sede en Dajabón y jurisdicción en la Región Noroeste, esta joven viene siendo como “su mascota”.

Se gradúa de Enfermera y aspira convertirse en doctora en Pediatría

Se ha matriculado en la sede de la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA) para estudiar la Carrera de Medicina e irse a Cuba a especializarse en Pediatría y ayudar a salvar a niños pobres de su país y del mundo como lo hicieron con ella.

Hace algunos días que recibió su título de Técnica en Enfermería en el Instituto Tecnológico San Ignacio de Loyola (ITESIL), de esta ciudad fronteriza.

De la Asociación de Egresados de ITESIL había recibido una placa de reconocimiento.

Además, un premio en metálico “por su esfuerzo y dedicación para lograr el más alto índice académico de segundo de bachillerato”.

Otro mérito que acumula esta brillante e inquieta joven ha sido su participación en la ciudad de Santo Domingo en representación de la provincia Dajabon en el programa “Inteligencia Quisqueyana”.

Allí estuvo junto a otros jóvenes de su pueblo en esa actividad y le correspondió el segundo lugar dentro de otras decenas de participantes de todo el país.

“Fue una dura batalla, porque el programa implicaba responder 80 preguntas” relacionada a cultura general y con su rostro angelical quedó en segundo lugar.

El sueño de Vanessa

Ya el lunes, 19 de septiembre, Vanessa comenzó a asistir a la Universidad, en este caso la Tecnológica de Santiago (UTESA), en la “Ciudad Corazón”, Santiago de Los Caballeros donde está la sede principal de esa alta casa de estudios superiores

Le faltan tres meses para cumplir 18 y Dios mediante dicen sus padres,  a los 23 a 24 años  espera ya ser toda una profesional.

Tiene un sueño, y ha reiterado que con Dios delante lo cumplirás, y es el de ser médica pediatra para atender a los niños de escasos recursos de su provincia natal, donde hay mucha pobreza.

“Ese es mi sueño y lo cumpliré”, sostuvo Vanessa, quien se define como una niña “dominico-cubana”.

Por favor , déjenos su comentario...