Regresa sabor de la música latina a las noches de verano del Lincoln Center

0
134

Con la llegada del verano Nueva York vibra con uno de los eventos más esperados de la temporada estival: los conciertos al aire libre del Lincoln Center, que arrancan este martes su trigésima edición, en los que la música latina ha tenido siempre un papel protagonista.

El público ha bailado al ritmo de la salsa, el merengue, tango, disco, música de Brasil, mambo, cha cha cha, swing o Froxtrot, entre otros vibrantes sonidos de todas partes del mundo, que han dicho presente durante estas tres décadas del Midsummer Night Swing, en el parque Damrosch del Lincoln Center, que se convierte en un gigantesco salón de baile bajo las estrellas.

En 1989, el Lincoln Center celebró su 30 aniversario programando actuaciones de distintas orquestas durante 20 noches con las que el público de todas las edades bailó al ritmo de diversos géneros.

Los neoyorquinos disfrutaron a plenitud esas noches y quisieron más música, baile y disfrutar de la energía de estar al aire libre, y fue así como nacieron los conciertos en el Damrosch Park, uno de los varios eventos del Lincoln Center.

Previo al inicio de los conciertos, el público tiene la oportunidad de tomar un breve curso de baile del género de música que escucharán ese día -swing, salsa, tango, etc.- que le permitirá aventurarse a mover el esqueleto junto a las cientos de personas que no se pierden estos conciertos.

“Durante los pasados treinta años, el Midsummer Night Swing se ha convertido por igual en una tradición de verano para neoyorquinos y visitantes, uniendo gente de todos los ámbitos en el parque Damrosch”, indicó en un comunicado Jill Sternheimer, directora de Programación Pública del Lincoln Center.

La temporada se inaugura este martes con el saxofonista y director de orquesta Vince Giordano que actuó en el primer Midsummer Night Swing, en 1989.

La música latina llega el miércoles con el sabor de la legendaria orquesta cubana Los Van Van, fundada por Juan Formell, que celebra su cincuenta aniversario.

Desde su fallecimiento en 2014, su hijo Samuel he tomado el liderazgo de la banda, continuando la tradición de cinco décadas de la Charanga, la salsa, el Son Cubano y el Songo.

El 29 de junio es el turno de la orquesta Los Hacheros de Nueva York, que llega al escenario de este evento con una estética de swing, son montuno, guaracha y salsa, recordando a los grandes de la época dorada de música latina, de acuerdo con el Lincoln Center.

La fiesta latina continuará el 4 de julio, día de la independencia de EE.UU., que se celebrará con la salsa de la orquesta del bajista Bobby Valentín, exintegrante de las Estrellas de Fania.

Los amantes de la música brasileña disfrutarán el 9 de julio de la cantautora Elba Ramalho, conocida como “la reina del Forró” (un género que fusiona varios ritmos nacionales), mientras que dos días más tarde los neoyorquinos podrán escuchar y bailar tango con la orquesta Típica Messiez, en su debut en Nueva York, dirigida por el pianista y compositor argentino Emiliano Messiez.

Los conciertos clausuran el 13 de julio con la orquesta Harlem Renaissance y su homenaje al fallecido saxofonista y músico de jazz, Illinois Chicago.

La celebración este año es por partida doble ya que el Lincoln Center, uno de los centros culturales más importante de Nueva York, que alberga la Filarmónica, la Metropolitan Opera y el New York City Ballet, entre otros, celebra también el 60 aniversario de su fundación.

Por favor , déjenos su comentario...