Presidente Luis Abinader habla sobre comercio, energía, tecnología y colaboración mutua en Cumbre Iberoamericana. Otras Noticias Presidenciales

0
293
Héctor Danilo Sánchez Special-Reporter

ANDORRA. – En la última jornada de este miércoles de la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, el presidente de la República Dominicana, Luis Abinader, sostuvo tres reuniones bilaterales en las que abordó importantes temas de interés para el país.

En la primera jornada el mandatario dominicano se reunió con su homólogo de Guatemala, Alejandro Giammattei, con quien conversó sobre la importancia de fortalecer los vínculos diplomáticos, comerciales y de colaboración mutua.

Posteriormente, el presidente Abinader sostuvo el segundo encuentro con el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, donde ambos coincidieron en estrechar y ampliar los lazos que históricamente unen a las dos naciones.

Los mandatarios de Portugal y República Dominicana conversaron, además, sobre comercio, energía y tecnología.

Finalmente, el mandatario dominicano conversó ampliamente con el jefe del gobierno de Andorra, Xavier Espot Zamora, quien le planteó la necesidad ampliar los vínculos diplomáticos, así como en el comercio, turismo y otras áreas entre las dos naciones.

En estos encuentros el presidente Abinader estuvo acompañado del canciller Roberto Álvarez, el embajador dominicano en España Juan Bolívar Díaz; la directora de ProDominicana, Viviana Riveiro y el viceministro de Relaciones Exteriores dominicano para asuntos multilaterales, Ruben Silié.

Presidente Abinader en Cumbre Iberoamericana: “Urge un modelo de desarrollo con una distribución más justa de la riqueza del mundo”

Luis Abinader

El presidente Luis Abinader planteó este miércoles en la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno la urgencia de caminar hacia un modelo de desarrollo que procure una distribución más justa de las grandes riquezas que genera la humanidad.

El mandatario dominicano sostuvo que, frente a la pandemia, la emergencia climática, la transformación tecnológica y la necesidad de articular un nuevo paradigma para el estado de bienestar, se requiere reforzar la unidad y la cooperación entre los pueblos iberoamericanos.

“Este nuevo paradigma debe estar orientado hacia la protección de la democracia y los derechos humanos, sobre todo, frente a los riesgos que representan la desigualdad y las crisis, que como la actual, generan gran estrés en la gobernabilidad democrática”, expuso el presidente Abinader.

Asimismo, llamó a la necesidad de proteger los derechos humanos y el medio ambiente, así como la actualización de las instituciones políticas democráticas a las nuevas tecnologías.

Citó a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en sentido de que “Para hacer frente a la crisis sanitaria se necesitarán pactos políticos y sociales que construyan con la participación de una amplia variedad de actores, que permitan universalizar la protección social y la salud…”.

Insistió en que en estos momentos la región y el mundo se enfrentan a grandes retos que solo pueden ser abordados desde un multilateralismo renovado.

“El Gobierno dominicano, al igual que el de otros países, ha hecho ingentes esfuerzos para paliar los efectos de esta crisis sanitaria y económica, destinando cuantiosos fondos hacia los sectores más afectados de la población, para que no quedarán desprotegidos por la merma de ingresos”, expresó el mandatario dominicano.

Además, dijo que ha hecho un despliegue de recursos sanitarios para frenar el incremento del contagio e iniciado exitosamente el proceso de vacunación.

Observó, sin embargo, que previo a la pandemia, en Iberoamérica se evidenciaba una crisis del regionalismo en cuanto a la parálisis de los mecanismos de integración y en la disgregación que mostraban nuestros países en los foros multilaterales.

En ese período, asimismo, se notaba un cierto estancamiento económico, especialmente en América Latina y el Caribe que registró, en el período 2014-2019, el menor crecimiento desde la década de los cincuenta.

“Estimados colegas, estos son datos muy preocupantes que nos obligan a redoblar los esfuerzos por la integración regional y el fortalecimiento del multilateralismo”, propuso.

Para lograr esto, señaló, urge una reorientación en las prioridades del gasto público y en la forma en que se gobiernan las sociedades.

“Amigos, el mundo ha llegado a un punto de inflexión que obliga a plantearnos otro modelo de desarrollo, justo, verde y sostenible”, también dijo.

Acaparamiento países desarrollados

El presidente Abinader criticó que, a pesar de la necesidad de una renovada visión multilateral, en el proceso de distribución de las vacunas contra el Covid-19 se ha observado que los países más desarrollados han adoptado políticas de acaparamiento que niegan, de una manera lamentable e injusta, el acceso a las mismas de los países de bajos y medianos ingresos, en contradicción con toda noción de solidaridad humana.

“Que quede bien claro. No estamos abogando por ayuda humanitaria o por fondos de beneficencia. Lo que estamos planteando es una alianza para el desarrollo que nos permita transitar como región a un nuevo modelo productivo y redistributivo”, advirtió el gobernante.

Entiende que la universalidad de la enfermedad y de la crisis, han fortalecido la interconexión en el mundo.

Manifestó que el sentimiento de vulnerabilidad destapado por el virus, hace más evidente la responsabilidad con el planeta, y a tomar decisiones para revertir la trayectoria.

Impacto al turismo

El presidente Abinader también se refirió al impacto de la pandemia en el sector turismo, que ha sido para la República Dominicana, y otros países, un motor del crecimiento económico durante décadas.

Y más allá de esta coyuntura, indicó que, en el Caribe, ya se sienten los efectos provocados por el cambio climático en la medida que la degradación de los ecosistemas marinos y el aumento del nivel del mar que destruyen nuestras costas.

En la Cumbre Iberoamericana, que concluye hoy, intervienen cinco países de manera presencial y 17 con presentaciones virtuales.

En esta cumbre participan, el rey de España, Felipe VI; el jefe de Gobierno de Andorra, Xavier Espot Zamora; los presidentes, de España, Pedro Sánchez; de Guatemala, Alejandro Giammattei; de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa y la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan.

En el programa de oradores figuran, los presidentes de Argentina, Alberto Fernández; de Bolivia, Luis Arce; de Chile, Sebastián Piñera; de Colombia, Iván Duque; de Costa Rica, Carlos Alvarado; de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez y de Ecuador, Lenín Moreno.

También, los mandatarios de Honduras, Juan Orlando Hernández; de Panamá, Laurentino Cortizo; de Perú, Francisco Sagasti y de Uruguay, Luis Lacalle Pou.

Igualmente, el primer ministro portugués, Antonio Santos da Costa; el vicepresidente de El Salvador, Félix Augusto Antonio Ulloa y la vicepresidenta ejecutiva de Venezuela, Delcy Eloína Rodríguez Gómez.

También, el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard; el secretario de negociaciones bilaterales de Brasil, Kenneth da Nóbrega y el viceministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, José Antonio Dos Santos.

Presidente Abinader pide a la comunidad internacional aunar esfuerzos para solucionar desafíos económicos y sociales por la pandemia

Luis Abinader

El presidente de la República Dominicana, Luis Abinader, planteó este miércoles la necesidad de que la comunidad internacional concierte sus mejores esfuerzos con el propósito de enfrentar exitosamente los enormes desafíos económicos y sociales generados por la pandemia del COVID-19.

Dijo que la República Dominicana, al asumir la secretaría pro tempore de la XXVIII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, a efectuarse en el país en 2022, trabajará arduamente para el establecimiento de un fondo de recuperación y reestructuración que sea la base de una gran alianza regional por el desarrollo y que facilite no solo la recuperación post-pandemia, sino el tránsito hacia un nuevo orden económico justo, verde y, sobre todo, sostenible.

Además, el mandatario dominicano agradeció al rey de España, Felipe VI y al presidente del Gobierno Español, Pedro Sánchez por su disposición de enviar vacunas contra el COVID-19 a países de América Latina.

Abinader considera imperativo diseñar estrategias de gobernabilidad que avalen la estabilidad política y social de la región, las cuales también deben fundamentarse en políticas económicas dirigidas a lograr plenamente la Agenda 2030.

En un histórico discurso, en el cierre de esta cumbre, Abinader recordó los informes de la CEPAL, que advierten sobre el severo impacto de los graves desequilibrios fiscales y el consecuente endeudamiento, frutos de la pandemia, sobre la vulnerabilidad y las necesidades de liquidez de la región.

En ese contexto, el mandatario observó que ello provocará una profundización de las brechas del financiamiento en la región latinoamericana.

Abinader dijo que los países desarrollados deberían motorizar acciones para incentivar y canalizar nuevos capitales, y así mitigar los efectos negativos dejados por la pandemia.

El presidente Abinader al hablar tras asumir la República Dominicana la presidencia pro tempore para el montaje y organización de la XXVIII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, a efectuarse en el país en 2022, resaltó la vulnerabilidad y necesidades de liquidez de la región, tal como lo señaló la Comisión Económica para América Latina (CEPAL).

“La región necesitará nuevos e ingentes recursos económicos para fortalecer las perspectivas de crecimiento, y deberían ser los países desarrollados los llamados a efectuar un mayor esfuerzo para canalizar estos capitales, que nos permitan mitigar los efectos del endeudamiento derivado de la pandemia y relanzar nuestro crecimiento”, enfatizó el Jefe de Estado.

Financiamiento internacional

Abinader recordó que, en la historia reciente, en el ámbito financiero internacional, se tienen ejemplos como el caso de los bonos Brady, a principios de los noventa, y la crisis financiera de 2008, en los que la cooperación bilateral y multilateral fue fundamental para superar coyunturas que amenazaban con destruir los cimientos del crecimiento y de la prosperidad.

Valoró, asimismo, la propuesta que el gobierno de Costa Rica presentó a las Naciones Unidas el pasado mes de septiembre, orientada a la creación de un “Fondo para Aliviar la Economía COVID-19”, indicando que, “se trata de un sólido punto de partida para que en el contexto de esta conferencia nos enfoquemos en lograr un apoyo significativo para este objetivo”, expuso el presidente Abinader.

XXVIII Cumbre en RD

El gobernante advirtió que alcanzar plenamente la Agenda 2030, solo será posible si se pueden cerrar las brechas del financiamiento con el menor costo posible para los países en desarrollo.

De lo contrario, advirtió el mandatario, “los gobiernos de la región podrían encontrar serias dificultades para realizar las inversiones en infraestructuras y garantizar las políticas sociales necesarias para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

En ese orden, formuló un llamado a la comunidad iberoamericana a evitar otra década perdida en la región. Y concluyó, que se trata de un gran desafío, “pero estoy seguro de que juntos saldremos airosos”.

El jefe de Estado aseguró que la República Dominicana será un aliado inquebrantable que trabajará de manera incansable para que, sobre las bases de nuestras diferencias y similitudes, caminemos “juntos por una Iberoamérica justa y sostenible”.

Abinader agradeció a las autoridades del Principado de Andorra, y a su presidente, Xavier Espot Zamora, y su equipo, así como a Rebeca Grynspan, Secretaria General de la SEGIB, por todo el apoyo brindado a las autoridades dominicanas en el proceso de traspaso de sede y por la exitosa realización de esta cumbre.

El presidente Luis Abinader planteó este miércoles en la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno la urgencia de caminar hacia un modelo de desarrollo, que procure una distribución más justa de las grandes riquezas que genera la humanidad.
 
El mandatario dominicano sostuvo que frente a la pandemia, la emergencia climática, la transformación tecnológica y la necesidad de articular un nuevo paradigma para el Estado de bienestar, se requiere reforzar la unidad y la cooperación entre los pueblos iberoamericanos.

Este nuevo paradigma debe estar orientado hacia la protección de la democracia y los derechos humanos, sobre todo, frente a los riesgos que representan la desigualdad y las crisis, que como la actual, generan gran estrés en la gobernabilidad democrática”, expuso el presidente Abinader.
 
Asimismo, llamó a la necesidad de la protección de los derechos humanos y el medio ambiente, así como la actualización de las instituciones políticas democráticas a las nuevas tecnologías.

Citó a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en sentido de que “Para hacer frente a la crisis sanitaria, se necesitarán pactos políticos y sociales que se construyan con la participación de una amplia variedad de actores, que permitan universalizar la protección social y la salud…”.

Insistió que en estos momentos la región y el mundo enfrentan grandes retos que solo pueden ser abordados desde un multilateralismo renovado.

“El gobierno dominicano, al igual que el de otros países, ha hecho ingentes esfuerzos para paliar los efectos de esta crisis sanitaria y económica, destinando cuantiosos fondos hacia los sectores más afectados de la población, para que no quedarán desprotegidos por la merma de ingresos”, expresó el mandatario dominicano.

Además, dijo, ha hecho un despliegue de recursos sanitarios para frenar el incremento del contagio, e iniciado, exitosamente, el proceso de vacunación.

Observó, sin embargo, que previo a la pandemia, en Iberoamérica se evidenciaba una crisis del regionalismo en la parálisis de los mecanismos de integración y en la disgregación que mostraban nuestros países en los foros multilaterales.https://www.dailymotion.com/embed/video/x80rut8

En ese período, asimismo, se notaba un cierto estancamiento económico, especialmente en América Latina y el Caribe que registró, en el período 2014-2019, el menor crecimiento desde la década de los cincuenta.

Estimados colegas, estos son datos muy preocupantes que nos obligan a redoblar los esfuerzos por la integración regional y el fortalecimiento del multilateralismo”, propuso.

Para lograr esto, señaló, urge una reorientación en las prioridades del gasto público y en la forma en que se gobiernan las sociedades.

“Amigos, el mundo ha llegado a un punto de inflexión, que obliga a plantearnos otro modelo de desarrollo, justo, verde y sostenible”, también dijo.

Acaparamiento países desarrollados

El presidente Abinader criticó que a pesar de la necesidad de una renovada visión multilateral, en el proceso de distribución de las vacunas contra el Covid-19, se ha observado que los países más desarrollados han adoptado políticas de acaparamiento que niegan, de una manera lamentable e injusta, el acceso a las mismas de los países de bajos y medianos ingresos, en contradicción con toda noción de solidaridad humana.

“Que quede bien claro. No estamos abogando por ayuda humanitaria o por fondos de beneficencia. Lo que estamos planteando es una alianza para el desarrollo que nos permita transitar como región a un nuevo modelo productivo y redistributivo”, advirtió el gobernante.

Entiende que la universalidad de la enfermedad y de la crisis, han fortalecido la interconexión en el mundo.

Manifestó que el sentimiento de vulnerabilidad destapado por el virus, hace más evidente la responsabilidad con el planeta, y a tomar decisiones para revertir la trayectoria.

Impacto al turismo

El presidente Abinader también se refirió al impacto de la pandemia en el sector turismo, que ha sido para la República Dominicana, y otros países, un motor del crecimiento económico durante décadas.

Y más allá de esta coyuntura, indicó, que en el Caribe, ya se sienten los efectos provocados por el cambio climático en la medida que la degradación de los ecosistemas marinos y el aumento del nivel del mar destruyen nuestras costas.

En la Cumbre Iberoamericana, que concluye hoy, intervienen cinco países de manera presencial y 17 con presentaciones virtuales.

En esta cumbre participan, el Rey de España Felipe VI, el jefe de Gobierno de Andorra, Xavier Espot Zamora, los presidentes de España, Pedro Sánchez; de Guatemala, Alejandro Giammattei; de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa y la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan.

En el programa de oradores figuran, los presidentes de Argentina, Alberto Fernández; de Bolivia, Luis Arce; de Chile Sebastián Piñera; de Colombia, Iván Duque; de Costa Rica, Carlos Alvarado; de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez y de Ecuador, Lenín Moreno.

También, los mandatarios de Honduras, Juan Orlando Hernández; de Panamá, Laurentino Cortizo; de Perú, Francisco Sagasti y de Uruguay, Luis Lacalle Pou.

Igualmente, el primer ministro portugués, Antonio Santos da Costa; el vicepresidente de El Salvador, Félix Augusto Antonio Ulloa y la vicepresidenta ejecutiva de Venezuela, Delcy Eloína Rodríguez Gómez.

También, el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard; el secretario de negociaciones bilaterales de Brasil, Kenneth da Nóbrega y el viceministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, José Antonio Dos Santos.

Por favor , déjenos su comentario...