Orquesta Árabe ofrece un diálogo musical hispano-árabe en Miami

0
566

La música árabe clásica y el flamenco, sostenidos por otras cadencias musicales, se unieron en Miami para ofrecer un espectáculo que conjuró el romántico lugar histórico y el tiempo de convivencia e intercambio cultural que fue al Andalus.

Los 17 músicos de la National Arab Orchestra (Orquesta Árabe Nacional) y sus invitados especiales hicieron sonar sus instrumentos y sus gargantas e invitaron a los espectadores de “Layali al-Andalus”, o “Noches de al Andalus”, a deleitarse con el “tarab”, un concepto en árabe que indica éxtasis musical, según indicó en la presentación Michael Ibrahim, músico nacido en Detroit (Michigan) de familia inmigrante siria.

El evento “trata principalmente de unir a las personas a través de la música, es decir terminar con las divisiones, y por otra parte para poner fin a los estereotipos contra el mundo árabe”, detalló a Efe el fundador de la orquesta al final del concierto ofrecido la noche del sábado en el icónico Teatro Olympia, en el centro de Miami.

“Darnos el nombre de una orquesta árabe es indicativo de la música que tocamos, pero también queremos dar ejemplo de que aunque seamos una mezcla de culturas en realidad no somos diferentes”, agregó.

Durante su concierto en Miami, el conjunto estuvo acompañado por el virtuoso guitarrista flamenco José Luis de la Paz, la bailaora de flamenco Niurca Márquez, el cantante de flamenco Alejandro El Gambimbas, así como los cantantes árabes Marian Layousse, Abdalah Musa, y la cantante sefardí Susana Behar.

Las selecciones musicales de la noche incluyeron composiciones de legendarios músicos árabes como La voz de Líbano, el cantante y zejelista Wadih al Safi; El músico de las generaciones, el laudista y cantante egipcio Mohammad Abdel Wahab, o el compositor, cantante y actor egipcio-sirio Farid al Atrach.

En primer lugar, el guitarrista onubense De la Paz y el laudista palestino Badr ofrecieron a dúo un maravilloso taqsim, una improvisación musical melódica que suele preceder a la interpretación de algunas composiciones tradicionales árabes, habitualmente con tempo lento.

Luego, la música de la noche incluyó canciones clásicas del repertorio árabe cantadas por Abdalah Musa y Marian Layousse, cuyas poderosas voces vislumbraron el escenario con sus arias y mawawil (plural de mawal), una forma de improvisación vocal libre de medio oriente que pasó a la vieja Europa medieval de mano de la influencia andalusí en la Península Ibérica desde el siglo VIII hasta comienzos del siglo XVII.

Otra de las históricas piezas interpretadas fue la fusión flamenco marroquí “Ya bent bladi” (“Mi conciudadana”) y “La Tarara”, cantada a trío en árabe por Musa, en español por El Gambimbas y en sefardí por Behar.

Esta canción fue hecha famosa en 1983 por el cantaor granadino (España) Enrique Morente y el cantante tetuaní (Marruecos) de música andalusí Abdesadaq Cheqara como parte del espectáculo “Macama Jonda” escrito por el intelectual español José Heredia Maya.

Los músicos, tocando guitarra, violines y violonchelos junto con instrumentos tradicionales como el laúd, qanun (cítara), nay (flauta de caña), Riq (pandereta árabe) y darbuka o tabla, transportaron a lo largo de dos horas a la numerosa audiencia en un viaje por Oriente Medio, sus voces y sus sonidos.

La velada musical terminó con una maravillosa interpretación de la moaxaja, composición poética de la España musulmana, “Lamma bada yatathana” (“Cuando se movía sutilmente”) con la colaboración del coro y de los músicos de instrumentos de viento de la orquesta sinfónica del Miami Dade College (MDC).

El concierto fue el último de la serie Ojalá/Inshallah: Wishes from the Muslim World (Ojalá: Deseos desde el mundo musulmán), del programa Live Arts del MDC realizado gracias al programa de Artes Islámicas de la Fundación Doris Duke. efe

Por favor , déjenos su comentario...