No va a ser fácil

0
3548

La síntesis es que los análisis y propuestas económicas de los populistas no tienen lógica ni pretenden tenerla. “Son -dice- un método para inflamar los ánimos de la sociedad y hacer quebrar las instituciones a fin de alcanzar el poder para después ejercerlo totalitariamente”.

Feito incluye en el concepto populistas al nacionalismo e independentismo catalán (afirma que no existen diferencias de fondo entre ambos, sino solo de tácticas) y las corrientes marxistas englobadas en Podemos. “Estos partidos están intentando denodadamente aprovechar la oportunidad histórica brindada por la crisis para, cabalgando a lomos del populismo más descarnado, conseguir la secesión, en un caso, y la sustitución de nuestro ordenamiento político por un régimen totalitario, en el otro”.

Según su análisis, presentan raíces comunes y utilizan similares mecanismos de propagación, que han conseguido el apoyo de buena parte de la ciudadanía. La principal raíz económica de ambos movimientos es la secuencia en España de una larga e intensa expansión seguida por una brusca y profunda depresión acaecida entre 1995 y 2013.

No va a ser fácil “deshacer la oscura fascinación que ejercen los mensajes populistas sobre la mente de muchos ciudadanos porque estos mensajes apelan a los instintos más primarios de la naturaleza humana, que siempre salen a flor de piel en tiempos de crisis, y porque estos partidos los dirigen verdaderos profesionales de la comunicación de masas y la agitación social, activistas políticos que manejan con destreza innegable las redes sociales y las técnicas televisivas”.

A la crisis económica, como causa principal del crecimiento de ambos populismos, se suman otros factores, que se podrían agrupar en el epígrafe “sentimientos”. Feito cita el eslogan “España nos roba” y la plaga de la corrupción política.

Pedro García
Sant Feliu de Guíxols (Girona)

Por favor , déjenos su comentario...