Las aves que no vuelan, nadan y bucean en los océanos

0
619

 “Cada vez que perdemos una especie rompemos una cadena de la vida que ha evolucionado durante 3.500 millones de años”. Jeffrey McNeeley 

Sabías que la palabra pingüino proviene de dos palabras galesas que significan “cabeza” y “blanco”, aunque no tengan cabezas blancas, es un pájaro vestido de etiqueta por lo que es hora de proteger a estas aves icónicas y al océano, de tanta importancia para todos nosotros hoy en el Día Mundial de la Concientización por los Pingüinos, mismo que cada 20 de enero y 25 de abril es una fecha establecida para promover el cuidado y la protección de estas aves, amenazadas o vulnerables entre los principales problemas de conservación se encuentran el cambio climático, la contaminación marina, el mal manejo de las pesquerías comerciales, la degradación de su hábitat de reproducción, la introducción de depredadores y el disturbio humano. 

Araceli Aguilar Salgado.

Los pingüinos son una especie de ave marina, que se encuentra imposibilitada para volar, pero que sin embargo, cuenta con otras características que la destacan dentro del reino animal, una de ellas, es que pueden nadar grandes distancias, gracias a sus poderosas y formidables aletas, también cuentan con una cola, que les permite mantener el equilibrio cuando están en tierra y para desplazarse sobre el hielo, y son capaces de moverse rápidamente saltando con ambos pies y también pueden “deslizarse” sobre su pancita por laderas y terrenos helados para ahorrar energía e ir más rápido. 

Palmípedos extraordinarios ello son la transición entre los ecosistemas terrestres y marinos ellos provienen de Nueva Zelanda, son aves adaptadas a la vida marina que sólo habitan en el hemisferio sur, con colonias en Sudáfrica, Sudamérica, Antártida, Australia y Nueva Zelanda. 

Ellos son una de las aves más queridas en el reino animal debido a su peculiar modo de desplazarse y su graciosa fisionomía, muy amigables, son criaturas interesantes. 

  • Son aproximadamente entre 17 y 18 las especies de pingüinos que existen, y la mayoría se encuentra en el hemisferio sur. 
  • El pingüino papá, es la especie que nada más rápido, puede alcanzar velocidades mayores de 27 km/h.
     
  • Los pingüinos pasan mucho tiempo buscando una piedra (que ellos consideren la más bonita) para “declarársele” a la que quieren que sea su pareja de por vida. 
     
  • Cuando un macho corteja a una hembra infla su pecho e inclina la cabeza hacia atrás y ambos empiezan a emitir fuertes ruidos 
  • Comen piedras que los ayudan a flotar en el agua y pulverizar mejor los alimentos. 
  • Un macho gordito es más atractivo para las hembras porque en algunas especies ellos son los que se encargan de incubar los huevos mientras que la hembra sale a cazar por semanas. 
  • No tienen dientes, pero el interior de su boca y lengua está armado con púas que apuntan hacia atrás para sujetar presas resbaladizas y que no se escapen. 
  • Como no tienen depredadores terrestres, no les tienen miedo a los humanos (cosa que me hace sonreír mucho) 
  • Los pingüinos tienen una excelente audición y dependen de distintos sonidos para identificar a sus parejas y a sus crías por medio de la “voz”.
     
  • El color negro y blanco de su piel sirve para camuflarse y pasar desapercibido entre los depredadores. El blanco simula el hielo, mientras que el negro se confunde con el azul índigo del agua. 
  • Es bastante común que los pingüinos tengan una sola pareja para tener sus crías, pero esto puede variar de acuerdo a cada especie. 
  • Su dieta está compuesta de peces y plancton. peces, plancton, calamares, peces, camarones y otras formas de vida marina en el océano.  
  • Ingieren gran cantidad de agua de mar mientras cazan, pero una glándula especial detrás de sus ojos, llamada supra orbital, filtra el agua salada de su torrente sanguíneo y lo excretan a través de sus picos o estornudando.
     
  • Viven aproximadamente 20 años (si están en cautiverio, más).
  • Las focas leopardo y orcas son sus mayores enemigos cuando están en el mar. 
  • Si el bebé de una hembra muere, ella “secuestrará” un polluelo de otra hembra, para quedárselo.
     
  • Los pingüinos emperadores varones no comen nada hasta que las hembras regresan para arrojar alimento a sus polluelos, luego, son libres de dejar a sus crías y pueden dirigirse al mar para encontrar algo de comer. 
  • El pingüino del Cabo, también conocido como pingüino africano, es la única especie que vive en el continente africano estos que residen en climas más cálidos, como los de Galápagos y los africanos, tienen varios métodos para hacer frente a las altas temperaturas. Ambas especies se mantienen frescas jadeando, y también dependen de adaptaciones genéticas para combatir el calor. 
  • Los pingüinos de Galápagos son la especie de pingüino que más expuesta tiene la piel, evitando sofocarse. Además, para reponer las plumas dañadas por el sol, mudan dos veces al año. 

Aunque la mayoría de las especies de pingüinos se encuentra en peligro de extinción, todavía estamos a tiempo de revertir esa tendencia, el manejo inteligente de los ecosistemas marinos y terrestres puede ayudar a reducir el daño y generar una mayor resiliencia en el contexto de un planeta en constante cambio.  

Los pingüinos han sido víctimas de diferentes niveles de caza y recolección de huevos, y una gran cantidad de ellas han experimentado un declive de población rápido, además, los pingüinos corren el riesgo de ser dañados y asesinados porque quedan atrapados en las redes de pesca y por su captura accesoria.  

La amenaza planteada por la caza y la vida silvestre para los pingüinos es exacerbada por su elevada vulnerabilidad al cambio climático, especialmente por la pérdida de su hábitat en la Antártida causada por la elevación de la temperatura, este impacto restringe su acceso al alimento, que además es cada vez más escaso a medida que los mares se calientan e interrumpen los ciclos de vida de los peces que viven en las aguas frías, la sobrepesca también amenaza su dieta principal. 

Los pingüinos han sido una parte fundamental de los ecosistemas del hemisferio sur durante miles, y en algunos casos millones, de años, la protección de las poblaciones de pingüinos y de las aguas de las que dependen requerirá de un verdadero compromiso mundial.  

Si los países del mundo se unen para conservar las poblaciones de pingüinos y sus  hábitats, dejaremos un legado ambiental duradero para estas aves icónicas y para aquellas personas que valoran los ecosistemas y los océanos saludables, por ello es importante tener conciencia de su valor, ya que cumple un papel fundamental en el equilibrio del ecosistema, por este motivo, esta especie animal marina es importante, primero que nada, tener conciencia  de su valor como un ave que cumple un papel fundamental en el equilibrio de los ecosistemas    del mundo y que por este motivo, hoy más que nunca, es elemental protegerla, para así evitar su extinción, como ha ocurrido con otras especies animales. 

“Las mentes más profundas de todos los tiempos han sentido compasión por los animales”. Friedrich Nietzsche 

Araceli Aguilar Salgado Periodista, Abogada, Ingeniera, Escritora, Analista y comentarista mexicana, del Estado de Guerrero, México.  

Por favor , déjenos su comentario...