Gobernador Florida pide a Supremo que niegue petición fiscal antipena muerte

0
988
El gobernador de Florida, Rick Scott, pidió al Tribunal Supremo de Florida que rechace la demanda presentada contra él por la fiscal Aramis Ayala, que fue relevada de 23 casos de homicidio por manifestarse contraria a la aplicación de la pena de muerte, informaron hoy medios locales.

Miami.- El gobernador de Florida, Rick Scott, pidió al Tribunal Supremo de Florida que rechace la demanda presentada contra él por la fiscal Aramis Ayala, que fue relevada de 23 casos de homicidio por manifestarse contraria a la aplicación de la pena de muerte, informaron hoy medios locales.

En la petición conjunta enviada por Scott y la fiscal general de Florida, Pam Bondi, se pide a la Corte Suprema del estado que deniegue el recurso interpuesto por Ayala para que le sean devueltos los casos de homicidio que le fueron retirados, recogió hoy el diario Orlando Sentinel.

El pasado martes el Supremo de Florida rechazó, por razones de forma, devolver a Ayala, fiscal de los condados Orange-Osceola, los 23 casos de asesinato de los que fue relevada por orden de Scott después de que dijera públicamente que era contraria a la pena de muerte.

No obstante, en su fallo de este martes la Corte Suprema no entró en el fondo de la cuestión planteada por Ayala en una petición de emergencia dirigida a frenar la orden ejecutiva de Scott.

Simplemente indicó que la petición debería hacerse mediante un recurso de “quo warranto”, que Ayala ya presentó.

Ese recurso está dirigido específicamente a que la persona que ejerce un poder demuestre si tiene la autoridad para hacerlo.

Ahora, el escrito presentado por Scott y Bondi afirma que la decisión de Ayala de no solicitar la pena de muerte en los casos citados “refleja en última instancia sus creencias personales antes que la ley de Florida, apropiadamente aplicada en cada caso”.

El gobernador y la fiscal general del estado sostienen que el primero tiene la autoridad para transferir casos, si “los fines de la justicia son así mejor servidos”.

Ayala alega que Scott no tiene competencia para intervenir en asuntos del poder judicial ni, por tanto, para retirar los casos que ella tiene asignados.

La fiscal está apoyada en su batalla judicial contra Scott por más de 40 jueces y fiscales de Florida, así como por grupos activistas como Advancement Project and Color Change, que consideran el relevo de Ayala una “interferencia” del gobernador Scott.

Los casos que le fueron quitados a Ayala fueron asumidos por el fiscal Brad King, del condado de Ocala, en el norte de Florida.

Por favor , déjenos su comentario...