Gigantes del Cibao el precio de convertir un sueño en realidad

0
717

Por Víctor A. Cruz Then |

El esfuerzo, pasión, coraje y tiempo que dedicaron el Consejo Regional de Desarrollo (CRD) y los fundadores de los Gigantes del Cibao a la fecha es incalculable, porque tenían el sueño y la confianza de lograr traer a la Región Nordeste con sede en San Francisco de Macorís la sexta franquicia de la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana (LIDOM).

Para inicios de la temporada del año 1995, la LIDOM informó su decisión de expandir otra vez a seis los equipos de la liga, que hasta el momento participaban Las Águilas Cibaeñas, Tigres de Licey, Leones del Escogido, Estrellas Orientales y Azucareros Toros del Este, luego de la salida de Los Caimanes del Sur que recesó de manera definitiva en la campaña del 1988-89.

Varias ciudades del país mostraron un fuerte interés por esa sexta franquicia, al igual que hombres de la región nordeste que constituyeron la empresa Nordeste Béisbol Club (NBC) en octubre del 1995.

Del documental Historia de un Campeonato Gigante que realizó Crossfilm Studio, encontramos los testimonios de Abraham Abukarma, José Anibal García, Ysócrates Peña Reyes y Leonardo Matos Berridos, presidente de la liga quienes explican parte de como inicia la historia de los Gigantes.

Abukarma relató que la idea de crear el equipo de béisbol se venia hablando hace mucho tiempo, de que San Francisco de Macorís junto a las demás ciudades del Nordeste, tenia la capacidad de mantener un equipo de pelota profesional, tomando su rienda definitiva el CRD con un comité gestor presidido por el presidente de su consejo de directores doctor José Anibal Garcia.

En tanto que el doctor José Aníbal García explicó que, Abraham Abukarma, Ysocrates Peña Reyes y  yo concebimos dar paso a  la idea asumida por el Consejo Regional de Desarrollo (CRD) y comenzamos a tocar puertas para plasmar la obtención de la franquicia, incorporando a Monseñor Jesús María de Jesús Moya, Julián Javier, Siquio Ng y otras personalidades para su logro.

Ysócrates Peña relata impregnado por una gran emoción, que tuvo el regocijo de instrumentar la carta del Consejo Regional de Desarrollo (CRD) en que el año 1994 fue solicitada la creación de la franquicia a Lidom y al presidente Joaquin Balaguer.

Para el presidente de la liga doctor Leonardo Matos Berrido, era conveniente promover la franquicia en San Francisco de Macorís por ser esta la ciudad cabecera de una de las regiones más activa económicamente del país.

Pero para la liga, el problema era encontrar quien asumiera esa responsabilidad. La duda fue despejada con la integración de un grupo de hombres de solvencia económica y moral, como los empresario y profesionales, Siquio Ng de la Rosa, doctor José Aníbal García Vargas,  Ysócrates Peña, Ex-Grandes Ligas Julián Javier, Carlos Eliseo (Seo) Negrín Fermín, doctor Abraham Abukarma, Celso (Chilo) Ventura, Bienvenido Herrera Khoury, José Adolfo Herrera Acevedo y los hermanos Rafael y Miguel Ángel Almánzar, quienes asumieron más del 90% de la acciónes de Nordeste Béisbol Club. El porcentaje restante estaba dividido entre 28 personas de las provincias del Nordeste y el Cibao Central que pertenecian al Consejo Regional de Desarrollo (CRD).

Ng de la Rosa, primer presidente del equipo resalta que lograr la franquicia no dependía de ningún favor político, ni cabildeo con el Estado dominicano.

“Para conseguir el reconocimiento de la Lidom, había que demostrar la capacidad económica y moral de los integrantes de la franquicia”, manifestó Ng de la Rosa.

Así se contrató una empresa para realizar un estudio de factibilidad y de mercado que costó 198 mil pesos dominicanos, la cual concluyó con que San Francisco de Macorís era la ciudad ideal para operar un equipo de ese nivel.

Esa significativa suma de dinero, fue solo el inicio de una inversión que para la década de los 90 se consideraba de gran riesgo, el cual asumieron los accionistas de Nordeste Béisbol Club.

El 23 de abril del 1996, en el Ayuntamiento Municipal de San Francisco de Macorís, se oficializó la sexta franquicia de la pelota invernal con la firma del presidente de Lidom, Leonardo Matos Berrido, Lic. Siquio NG de la Rosa, presidente del equipo; José Aníbal García, vicepresidente del conjunto y Presidente del Consejo de Regional de Desarrollo, y Jesús María de Jesús Moya, Obispo Diócesis de San Francisco de Macorís y Asesor Ad Vitam del CRD.

Para lograr la firma Los Gigantes del Nordeste como se llamó el conjunto en su primera etapa cumplió con una serie de condiciones exigidas por la liga entre las que incluía el depósito de 200 mil dólares.

Esos 200 mil dólares cambiados a una tasa del 13×1 (RD$12.89 fue el promedio de año 1996 según datos del Banco Central) fue otra suma relevante en ese entonces.

Pero antes de mandar hacer el uniforme del equipo, estos titanes debieron desembolsar 1 millón 500 mil pesos, para adquirir sus primeros 30 peloteros mediante un sorteo de jugadores celebrado el 14 de mayo del 1996 (donde Fausto Cruz fue la primera selección).

Quiere decir que antes de que Efraín Valdez tirara el primer lanzamiento el 25 de octubre del 1996, los propietarios de los Gigantes ya habían inyectado más de 4.5 millones de pesos.

Sin contar con que la nómina del equipo esa primera temporada fue de siete a ocho millones de pesos.

Los Gigantes del Cibao cumplen 20 años de fundados por lo que hay considerar que esta es una  de las inversiones sociales más trascendente para San Francisco de Macorís y la Región Nordeste, junto a proveerla de un símbolo que la enorgulleciera e identificara.

En el año 2014-2015, Los Gigantes del Cibao obtuvieron su primera corona. En dos décadas el equipo ha pasado por cinco dueños diferentes, donde cada propietario ha  realizado importantes aportes para que hoy Los Potros sean una marca de béisbol la región Nordeste, Cibao y el país, aportando calidad y equilibrio a la liga dominicana de pelota invernal.

DEJE SU RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*