Chrysler 200: ¿Crónica de una muerte anunciada?

0
2247

No me gustan las despedidas. Como exiliado he sido protagonista y testigo de muchas en mi vida. No es agradable despedirse de un auto destinado a desaparecer. Dos plantas que proveen partes para este modelo ya han cerrado, y en Sterling Height, a las afueras de Detroit donde se fabrica el 200, hay más incertidumbre que alegría.  Chrysler ha prometido que aumentará la producción de sus SUV y camionetas, mercado que continua en ascenso, pero la realidad de saber que uno de sus modelos desaparecerá, no es motivo de regocijo, mucho menos para los que lo producen.

¿Qué ha pasado con este sedán? ¿Es realmente el 200 un mal auto? ¿Qué factores han conspirado para provocar su desaparición? Las respuestas no son simples.

El 200 nació en un momento importante. Llegó silencioso a los concesionarios en diciembre del 2010, bajo la piel un Chrysler Sebring muy cambiado. Le prosiguió en febrero del 2011, la icónica campaña de mercadeo, que Chrysler iniciaba en el Super Bowl, con un spot televisivo de dos minutos. Toda una obra de arte en mercadotecnia, desplegada con la ayuda del rapero Eminem, quien no solo actuó, si no que accedió al uso de su sugestivo tema musical, Lose Yourself.  Todo colmado con inspiradoras imágenes de Detroit, un coro de música Gospel y la genial ideada de un slogan creado en Portland, Oregon, por la reconocida agencia de publicidad Wieden & Kennedy: “Imported from Detroit”…importado desde Detroit.

“Chrysler 200” fue el segundo término más buscado en Google al día siguiente, y el comercial, posiblemente la publicidad en video de automóviles con más vistas en YouTube, casi 18 millones hasta el momento. (https://youtu.be/SKL254Y_jtc).

2017 Chrysler 200 Limited Platinum
2017 Chrysler 200 Limited Platinum

El 200 tomaba vuelo propio, con ventas ese año de 87,099 unidades que continuaron en ascenso. El mercadeo había trabajado, pero el auto no gozaba de buenas reseñas por parte de la prensa, y sus problemas se magnificaban bajo el escrutinio de tanta anticipación. Remanentes de la poca reputación del Chrysler Sebring se pasaron al 200, que entraba a aguas plagadas de verdaderos tiburones llamados, Camry y Accord. La prensa no lo trataba bien, quizás con demasiada saña. La revista Consumer Report lo colocaba al final de la lista de los sedanes, y el 200, poco a poco, se encaminaba a un callejón sin salida.

En el 2013, Sergio Marchionne, Director Ejecutivo de Chrysler Fiat,  anunciaba el rescate, con la prematura  segunda generación de este auto. Para entonces, el mal estaba hecho, y la sentencia dictada. Las mejoras de la segunda generación eran palpables, pero en mi opinión, cuatro costosos errores le dieron la estocada final al 200, que, como toro ensangrentado por las banderillas, no encontraba la salida del ruedo. En una prueba de manejo, muchas veces el nuevo comprador juzga más por la experiencia sensorial, que por los pormenores técnicos del auto.

La nueva edición del 200 mantiene la pésima visibilidad a la izquierda desde el asiento del chofer. La entrada al asiento trasero se ve comprometida por la línea baja del techo, la transmisión de 9 velocidades, aunque muy mejorada en su comportamiento, sigue dando algún que otro sobresalto, y el motor (al menos el de 4 cilindros) es ruidoso cuando está en baja. Demasiados revocables, para una prueba de manejo de 10 minutos.

¿Está todo mal con este auto? Claro que NO. Las listas de sus virtudes incluyen quizás el mejor estilo de su calase, un interior atrayente con buenos materiales y excelente diseño, disponibilidad de AWD, algo raro en el segmento, y la opción de un potente motor de 6 cilindros.

La desaparición del Chrysler 200 ha sido prematura, incluso creo que injustificada.  El sector de los sedanes sigue perdiendo terreno frente a los SUV, pero aún queda camino por recorrer, y este auto bien podría haber perdurado. Quizás nadie pueda explicar con total certeza toda la tramoya que condujo al cese de su producción, pero algo queda claro: si usted está pensando en un nuevo auto, tiene el presupuesto limitado, es de los que mantiene su auto por varios años, y, por último, puede convivir con algunas de las inconveniencias mencionadas aquí, por el precio a descuento, el Chrysler 200 podría estar incluido en su lista de compras.

Configuraciones y precios base del 2017 Chrysler 200

LX-$22,115.  S-$25,690 Limited-$24,610   C-$27,570

_______

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana, para fines de la reseña. De ninguna manera los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.

Por favor , déjenos su comentario...