Presidente Luis Abinader y Defensor del Pueblo se reúnen para tratar atropello Digesett

0
254
Hector Danilo Sanchez- Special-reporter

Santo Domingo, R. D.-El Defensor del Pueblo, Pa­blo Ulloa se reunió ayer en el Palacio Nacional por es­pacio de una hora con el presidente de la Republica Luis Rodolfo Abinader Corona, a quien enteró del inciden­te ocurrido en el Centro de Retención Vehicular ubi­cado en el antiguo Canó­dromo, donde junto a fun­cionarios de la institución y reporteros de varios me­dios fue objeto de atrope­llos por parte de agentes de la Digesett

Tras salir de la reunión, Ulloa declaró a los reporteros de los medios de comunicación que en el encuentro trata­ron sobre el hecho, ya que la oficina de la Defensoría del Pueblo procedió legalmen­te contra los implicados en el atropello en el que también resultaron afectados repor­teros del LISTÍN DIARIO y CDN.

Más allá

A pocas horas tras de lo ocu­rrido, la Digesett comunicó la destitución de la coronela Ysabelita de los Santos Pé­rez, quien fungía como la co­mandante del departamen­to del Centro de Retención Vehicular y se designó en su lugar al teniente coronel Hi­pólito Antonio Rijo Santana; sin embargo, Ulloa fue en­fático en señalar que esa no debe de ser “la medida defi­nitiva”.

“No debe de ser solo eso, es la estructura completa. Esto no es un tema de coronela o no, esto es un tema de quie­nes administran el canódro­mo y otros espacios…mucha gente se desmonta y sale de los lugares y no saben dónde está su vehículo y fue que se lo llevo la grúa y cuando lle­gan a la Colombia (avenida donde está localizado el ca­nódromo) nadie es respon­sable, qué pasa con ese ve­hículo entonces cuando a su vehículo le falta una pieza o lo maltratan, entonces la Di­gesett tiene que hacerse res­ponsable y ellos tienen que entender eso”, manifestó Ul­lloa.

Triste por la prensa

Durante el atropello, los equipos de los medios de co­municación antes menciona­dos resultaron confiscados y dañados por los agentes de la Digesett en el Canódromo, además de un maltrato físico hacia los periodistas y los re­porteros gráficos. “Me sien­to triste por los miembros de la prensa, tanto del LIS­TÍN DIARIO como de CDN, que tuvieron que sufrir ese acto de vandalismo, de ve­jación y de oprobio pero yo confío que de aquí vamos a salir con soluciones para po­der eficientizar esa propie­dad”, expresó al defensor del Pueblo, luego de destacar la labor de los miembros de la prensa en el ejercicio de sus funciones.

Al equipo de CDN le des­truyeron una cámara de te­levisión, mientras que al fo­tógrafo de este diario, Raúl Asencio se le despojó de su herramienta de trabajo y de un reloj inteligente, ade­más, a la reportera, Lourdes Aponte se le quitó un teléfo­no celular.

Ambos equipos fueron retor­nados en la tarde del martes a la redacción del LISTÍN, aunque le borraron la me­moria a la cámara fotográfi­ca y “reiniciaron de fábrica” el celular, en un intento de que no se accediera al mate­rial audiovisual captado por los aparatos. Hasta el mo­mento el reloj de Asencio si­gue desaparecido.

Tags

Defensor del pueblo

Más allá de la anunciada destitución de Santos Pérez, otras medidas no han sido anunciadas por la Digesett. El único comunicado oficial dice que se ordenó “una am­plia investigación sobre este hecho” y que “el lamentable escenario que se presentó en el Canódromo fue porque no hubo notificación una pre­via para la entrada de la co­misión que encabezó Pablo Ulloa.

Versión de Digesset

Más allá de la destitu­ción de la coronela, la Digesett no ha anuncia­do ninguna otra medi­da. El único comunicado oficial emitido informa que ordenó “una am­plia investigación sobre este hecho” y que “el la­mentable escenario que se presentó en el Canó­dromo se debió a que no hubo ningún tipo de no­tificación previa para la entrada de la comisión que encabezó el Defen­sor del Pueblo. A pesar de las insistencias, el di­rector de la entidad, ge­neral Antonio Guzmán Peralta, no se ha expre­sado acerca de caso.

Retirar un vehículo del Canódromo es un trámite muy difícil

Desde las cinco de la ma­ñana se encontraban de­cenas de ciudadanos en el centro de Retención Ve­hicular ubicado en las ins­talaciones del antiguo Ca­nódromo El Coco, con la misma situación que según ellos, pasan cada año cuan­do se acerca la Semana Santa.

“Esto es un negocio, desde que llega la Semana Santa ellos quieren quitar todos los motores buscan­do que uno les dé 500 pe­sos”, dijo Adalberto Mejía, con tono exaltado.

Para más de uno de los que tienen un vehículo es normal el hecho de tener que “mojarle la mano” al agente que tiene la inten­ción de retener su transpor­te. Varios testimonios expre­sados ayer revelaron que hasta cinco mil pesos les ha tocado buscar.

Edison Abreu, uno de ellos, afirmó que debe “de­jar un sueldo” en las manos de un agente de esa institu­ción para que le despache su automóvil. “Dios mío, me van a botar de mi traba­jo, tengo cinco días pidien­do permiso para sacar mi motor”, vociferó Yolanda Mercedes, quien permane­cía ahí desde antes de que el sol saliera.

Corrían las 11:00 de la mañana cuando todavía no habían hecho pasar al pri­mer ciudadano a sacar su medio de transporte, siquie­ra era posible cumplir el de­ber de pagar la multa im­puesta por agentes de esa institución.

Coronela dice en el Canódromo mandaban las agencias de motores en perjuicio de los ciudadanos

Citó la cantidad de “buscones” que pedían cinco y diez mil pesos a los ciudadanos para gestionarle la entrega de sus motocicletas y a las agencias dueñas de chasis de motocicletas

La coronela Ysabelita de los Santos Pérez dijo que fue designada en el cargo en mayo del pasado año por el director de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett), general Ramón Antonio Guzmán Peralta, para corregir la “problemática” que se daban con el despacho de vehículos, al destacar que tiene 35 años en las filas de la Policía Nacional.

Con sus declaraciones admitió que encontró corrupción en centro de retención de vehículos ubicado en el antiguo Canódromo El Coco  y dijo que afectó muchos intereses. Citó la cantidad de “buscones” que pedían cinco y diez mil pesos a los ciudadanos para gestionarle la entrega de sus motocicletas y a las agencias dueñas de chasis de motocicletas.

“A ese lugar yo llegué a corregir, a defender a los ciudadanos porque ahí los dueños de ese canódromo eran las diferentes agencias de motores que se dedicaban a ir a buscar  chasis de motocicletas. Entraban como perro por su casa, porque al perecer ahí había un personal que no tenía el control y ellos entraban y hacían lo que le daba su gana, pero a mi llegada,  donde el director de la Digesett me envió a corregir toda esa anomalía que le había aquejado, a raíz de ahí yo afecto bastantes intereses” . dijo Santos Pérez al ser entrevistada en el programa El Sol de la Mañana, de Zol 106.5 FM.

Agregó que había agencias y tres y cuatro ciudadanos que buscaban la misma motocicleta, por lo que implementó un sistema en el que todo el que reclamaba un vehículo tenía que llevar las documentaciones correspondientes.

 “No me dejo dar una pela de nadie, ni funcionario ni nadie” señaló   

Sostuvo que cuando el Defensor del Pueblo y los periodistas llegaron a ella le informaron que se trataba de una turba que había llegado al lugar, que por eso salió con su palo de golf que siempre porta, porque no tiene arma de fuego en el Canódromo.

Dijo que hasta ese momento no conocía a Pablo Ulloa y al preguntarle si sabía cuál es la figura del Defensor del Pueblo dijo que no sabía.

Justificó agresión a la prensa y al Defensor del Pueblo

Entrevistada en el programa El Sol de la Mañana, la suspendida oficial se mantuvo a la defensiva y justificó su actitud agresiva contra el Defensor del Pueblo, y los periodistas y fotorreporteros cuando estos acudieron al Centro de Retención Vehicular, antiguo Canódromo El Coco, el pasado lunes.

 “No me dejo dar una pela de nadie, ni funcionario ni nadie” señaló   

Sostuvo que cuando el Defensor del Pueblo y los periodistas llegaron a ella le informaron que se trataba de una turba que había llegado al lugar, que por eso salió con su palo de golf que siempre porta, porque no tiene arma de fuego en el Canódromo.

Dijo que hasta ese momento no conocía a Pablo Ulloa y al preguntarle si sabía cuál es la figura del Defensor del Pueblo dijo que no sabía.

Por favor , déjenos su comentario...