Primera dama llega a Nueva York para honrar a Virgen de la Altagracia junto a dominicanos. Bonita historia, ella te la cuenta.

0
657
Héctor Danilo Sánchez
Special Reporter

NUEVA YORK, R. D. – La primera dama Dominicana Cándida Montilla de Medina llegó aquí a las 10:20 de la mañana. Asistirá mañana a la misa que se celebrará en conmemoración del Día de la Altagracia.

El arribo de la primera dama de la República se produjo por el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy. Allí fue recibida por el embajador permanente ante la Organización de las Naciones Unidas, Francisco Portorreal.

Del mismo modo, por el representante permanente alterno ante el mismo organismo internacional, Marcos Montilla. El cónsul general en Nueva York, Carlos Castillo, también estuvo presente.

La eucaristía será celebrada en la Catedral de San Patricio, a las 2:00 de la tarde, hora de Nueva York.

Esta ceremonia es organizada por el Comité Arquidiocesano Nuestra Señora de la Altagracia de Nueva York. Contará con la asistencia de cientos de dominicanos residentes en esta urbe. También participarán los feligreses de unas 45 iglesias de los condados de Manhattan, Bronx y Yonkers.

Primera misa, hace 44 años

La primera misa oficial en honor a la madre espiritual del pueblo dominicano, en la Catedral de San Patricio, tuvo lugar el 21 de enero de 1973.

Fue oficiada por el entonces arzobispo de Nueva York, cardenal Terence Cooke. Monseñor Hugo Eduardo Polanco Brito, en ese momento obispo titular de Higüey, fue el concelebrante y homilista.

 

¿Cuál es la historia de Griselda Hernández, madre de tres hijos bien pequeñitos?

Ella te lo cuenta. Linda historia.

Desde las cinco de la mañana afanando, pero acompañada de la solidaridad del gobierno a través de la estancia infantil de su barrio.

Salud y alimentación gratuita. Además, estimulación temprana, atención y educación por profesionales.

De siete y media de la mañana a cinco de la tarde. En una estancia bellísima, limpia y equipada por el librito.

No es lo mismo que dejar los hijos con una vecina.

Juntos, gobierno, Griselda y sus hijitos, hacemos historia. ¡Y de la buena!

 

 

Por favor , déjenos su comentario...