Mario Vargas Llosa: beneficiario de Fidel y la Revolución Cubana

0
526

Por Miguel Espaillat Grullón |

Preliminar

No hay cosa peor que un llamado socialista o comunista cuando ha abjurado de esas doctrinas.  Digo llamado, porque el que renunció de las mismas, nunca fue un auténtico revolucionario, sino un producto circunstancial del momento que buscaba por equivocación en esa militancia oportunidades económicas y ascenso social.  En la RD tenemos ejemplos por miles de esta experiencia.  Muchos que proclamaban ser de izquierda, luego pasaron al balaguerismo y a servir como agentes de las instituciones de espionaje del imperio.  La más grande experiencia de este género la ha protagonizado el PLD.  La mayoría de sus altos dirigentes, hoy en la “papa” y en la máxima corrupción, en el ayer eran marxistas, pero al llegar al poder, renegaron con sus hechos de su venerado maestro y de esas doctrinas.  No me extenderé con más explicaciones sobre esta conversión, porque el pueblo sabe de lo que estoy hablando.  En este escenario, Mario Vargas Llosa, como actor político caracteriza el mismo fenómeno de un apóstata del socialismo, convertido de repente en un defensor del perverso capitalismo neoliberal, en lo que le ha ido social y económicamente súper bien.   Con este caso tampoco me extenderé dando más detalles, porque todos los que tienen capacidad para razonar honesta y lógicamente, y tienen alguna formación política y conocimientos históricos del proceder del imperio en América Latina, Asia y África, saben perfectamente a lo que me refiero sin dar mayores explicaciones.

A este Mario y su artículo: “La muerte de Fidel”, con el cual arremete contra la Revolución Cubana y su líder, lo refutaremos de inmediato. Veamos:

En mi anterior artículo: “Mario Vargas Llosa Vs el Imperio”, demostré con datos irrebatibles, que este escritor es un asalariado al servicio de los intereses y causas del 1% de los más ricos de la tierra, es decir, de las élites indolentes de los imperios y sus transnacionales.   En esa publicación establecí, que Mario Varas Llosa actúa cómo vocero oficial de este Capitalismo deshumanizado y neoliberal que por medio de cruentos golpes de estado, derroca a gobiernos democráticos para colocar a dictadores ladrones y asesinos, que se prestan gustosos, para, a sangre y fuego instalar ese modelo económico del embudo, que aumenta la tragedia existencial de los más pobres del planeta.  El derrocamiento de Salvador Allende, para poner en el poder al General Augusto Pinochet, es un un ejemplo típico de esta historia de abusos y barbaries.

Mario Vargas Llosa tiene mucho que agradecerle a Fidel

Mario, con el anticastrismo, como muchos cubanos radicados en Miami y personas de otra nacionalidad como el mexicano Jorge Ramos, tienen que darle mil gracias a Fidel, porque por este “gigante”, ellos han tenido trabajo seguro y bien remunerado por más de cuarenta años, en el que también han conseguido fama y poder.  Sin Fidel, estos señores no hubiesen logrado tanta prosperidad en sus vidas; hubieran pasado sin pena ni gloria, incluso, a Mario no le hubiesen cabildeado el premio nobel de literatura para empoderarlo.

Fidel hasta después de muerto le sigue dando chamba a Vargas Llosa 

Fidel ha sido una industria de tanto beneficio para Mario y los otros voceros referidos, que hasta después de muerto le siguen sacando provecho.  Con seguir calumniándolo, y tratar de desacreditarlo es suficiente para seguir disfrutando de los grandes privilegios y remuneraciones de que gozan.   Es muy bueno viajar por todo el mundo, alojarse en los mejores hoteles, comer y beber a lo gourmet, y que otros paguen.

¿En qué sustento el criterio anterior?

Apenas 15 días después de muerto Fidel, Mario escribió un artículo publicado en   el diario español “El País” con el título: “La muerte de Fidel”.   En esa entrega Vargas como siempre arremete contra Fidel y su revolución, pero esta vez con una nueva tesis: “La Revolución Cubana (sostiene Mario), solo sirvió para reforzar a las dictaduras militares y atrasar varias décadas la modernización y democratización de América Latina”.

Analizando esta absurda tesis

Analizando la tesis expuesta de Mario, llegamos a dos conclusiones.  Primero; este es el análisis de un literato, que sabe exponer magistralmente sus ideas, pero sin conocimientos de la realidad política e histórica sobre la que habla, porque la misma no responde a la verdad de los hechos.  Segundo: si conoce la realidad política e histórica, pero la tergiversa y la manipula intencionalmente, para responder a los intereses de sus empleadores, tal como lo vienen haciendo hoy en día, miles de periodistas en todo el planeta, y abogados con sus clientes.

¿En dónde está la perversa tergiversación?

La maligna tergiversación está en todo el texto, pero vayamos por puntos específicos. Tratar de vender la idea malsana: “La Revolución Cubana solo sirvió para reforzar a las dictaduras militares y atrasar varias décadas la modernización y democratización de América Latina”; es una acción perversa, de la autoría de un perverso.  Es un hecho conocido y aceptado, que Fidel lideró un movimiento insurgente de alcance continental en América Latina, en donde cientos de miles tomaron las armas inspirados precisamente por la Revolución Cubana para enfrentar las sangrientas dictaduras impuestas por el imperio.   Con el correr del tiempo, esas acciones revolucionarias hicieron posible el derrocamiento de todas esas dictaduras.  Venezuela, Brasil, Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador, Uruguay, Perú, Nicaragua, El Salvador, República Dominicana, Haití, Grenada y dictaduras establecidas en África y Asia, dan testimonio histórico de estos acontecimientos, contrario a lo sostenido por Vargas Llosa.

Siendo así ¿por qué Mario se aventura a sostener descaradamente esta gran mentira?

En primer lugar, porque él no es un intelectual honrado que está comprometido con un alto ideal.  El hace justamente como los abogados y periodistas de hoy, que trabajan para quien mejor le pague. ¿Por qué es descarado?  Bueno, no tiene ninguna vergüenza frente a los miles de intelectuales a nivel global, que desmienten esa gran falsedad inventada adrede.  Este Mario, tiene desfachatez para mentir; al igual que Danilo Medina y otros, echa los escrúpulos al zafacón, para después comerse un tiburón podrido como si nada.

Otras razones para Mario mentir descaradamente

Mario no habla para los intelectuales, que son pocos en el mundo, con relación a los que no los son.  De unos pocos miles, a miles de millones, hay una gran diferencia.  El habla para esos millones, que por iletrados le aceptan su tesis, porque no saben leer, no saben de historia, ni de política, ni de economía, y aun sepan leer, tampoco pueden reflexionar para rebatir sobre la misma por la pobre posesión cognoscitiva que les acontece.  De esta situación se aprovecha Mario para divulgar sus mentiras sin el menor rubor.   Sostener, que los dictadores y las dictaduras impuestas por el imperio (Trujillo, Duvalier, Balaguer, Pinochet, Rafael Videla, Pérez Jiménez, Rojas Pinilla, los Somoza, Stroessner y decenas más, fueron dictaduras reforzadas por la Revolución Cubana “, es decir, según la tesis de Vargas Llosa, que fue Fidel, y no el imperio, el causante de la instalación, prolongación y permanencia en tiempo y espacio de todas las dictaduras que azotaron a nuestra América.  Este es el colmo de la perversidad de un literato que también se cree una autoridad en asuntos políticos.  En este caso, o la ignorancia es atrevida y peligrosa, o la perversidad de quien habla es infinita, o definitivamente por la edad, por senilidad, ya este hombre está desvariando.  Pero no…, lo hace, por perversidad, por desvergonzado, para conquistar el voto para sus empleadores de estos millones de iletrados, a quienes manipulan por sus muchos medios de comunicación dirigidos por personas como él.

Otros puntos a considerar de los que Vargas no habla

Todos los pueblos, como toda criatura viviente, tienen que pasar en su crecimiento y desarrollo por diversas etapas para llegar a la adultez plena.  La sociedad humana ha evolucionado desde el primitivismo de la cueva, hasta la sociedad científica y tecnológica que es hoy.  Sin embargo, esa evolución no ha sido de manera concomitante para todos. Todavía hay tribus que apenas conocen el fuego, andan desnudos, y por ende no han evolucionado al mismo nivel que sus congéneres que hoy residen en las ciudades del planeta.  Este concepto, de aplicación general, encuentra su versión particular (en lo que interesa para esta reflexión) en las diferencias de desarrollo social, político, económico, tecnológico y cultural, que existen entre las diferentes naciones que hoy pueblan la tierra.  Lógicamente, siendo así, un mismo sistema político para gobernanza no aplica a todas las naciones por igual.

Cada pueblo previo a su desarrollo tiene que superar múltiples etapas sociales, políticas, económicas y culturales.  Está demostrado, que si un pueblo no está preparado para la democracia, la imposición de ella, será un fracaso total. La democracia requiere de ciudadanos educados, conscientes de sus deberes y derechos.  Si se trata de instalar una democracia en un pueblo iletrado, lleno de vicios e inconsciente de sus deberes y derechos, la misma degenera en libertinaje, tal como está ocurriendo en mi país, la República Dominicana y en otros.

No podemos pretender como quiere Vargas Llosa, que la forma de gobierno y política interna de los países del Tercer Mundo, sea la misma que de las avanzadas naciones de Europa o Estados Unidos.  En esas naciones, los ciudadanos están consientes, del por qué no deben quemarse ni tumbarse los arboles del bosque.  Ellos están educados para no tirar la basura en las calles y para no desperdiciar el agua y la luz.  Ellos están instruidos en el pago de los debidos impuestos.  Ellos, son conocedores de que el derecho propio, no debe estar en detrimento del derecho ajeno.  Ellos están en la etapa en que asumen sin coerción la responsabilidad paterna y familiar. Ellos respetan las leyes de tránsito, sus instituciones son fuertes, y su clase pensante, que al final son los que gobiernan, no tiene la maldad, el grado de corrupción, y de atraso en todos los sentidos que los intelectuales nuestros.  Es difícil encontrar en Europa o Estados Unidos un Congreso constituido por gente tan corrupta, perversa, ignorante, inconsciente y abusadores como el dominicano.  Lo mismo se aplica al poder judicial y ejecutivo.  En fin, los ciudadanos de aquellos países industrializados y gobernados por sólidas democracias, han llegado a ese punto de civilización porque han pasado por diversas etapas, que nuestros países del Tercer Mundo aún les faltan por transitar.  En este escenario planetario, Cuba no es la excepción a esta regla, y más, cuando su natural evolución social, política, económica y cultural, se ha visto refrenada, distorsionada e interrumpida, por las injerencias tiránicas del imperio y por las trabas de una sociedad sometida a la pobreza e ignorancia, por  su propia clase gobernante.

Elecciones libres en Cuba

Vargas Llosa se expresa con pasión arrebatadora, cuando habla de querer para Cuba elecciones libres, periodismo independiente, pluralidad de partidos políticos, democracia y derechos humanos.  Pero lo que Vargas no dice es, que las elecciones son libres cuando se hacen como las quiere el imperio y las oligarquías locales, de manera que ellos puedan dejar en el poder a unos de sus lacayos, tal como hicieron con el pueblo dominicano con Trujillo y Balaguer. Y si acaso en esas “elecciones libres”, gana el poder alguien desafecto al imperio, entonces lo derrocan tal como hicieron con Jacobo Arbenz, Salvador Allende, Juan Bosch y Manuel Zelaya, entre otros.  Para más ilustración, el caso de Hugo Chávez en Venezuela es el modelo más demostrativo de estos hechos.  El chavismo, de 19 elecciones ganó 17, pero, para el imperio nunca fue un gobierno democrático elegido por el pueblo, sino un dictador, hasta que finalmente, lograron matarlo.  Otro ejemplo de esta categoría la brinda México, cuando en unas “elecciones libres” ganó el candidato Andrés Manuel López Obrador, ante lo que el imperio maniobró para arrebatarle el triunfo e impedir su ascenso al poder.  Lo mismo ha hecho en Haití y otros países, en varias ocasiones.

Periodismo independiente según Vargas

También Vargas habla de periodismo y periodistas independientes, obviando que tal periodismo hoy no existe, porque los mismos (con raras excepciones) responden a los intereses de los que ponen el dinero para la empresa periodística. En cuanto a la pluralidad de partidos, Vargas llosa debe de tener alta aprobación para lo que acontece en la RD donde existen más de 35 partidos políticos  y otros tantos en gestación, que al final de cuentas viven de la ubre del Estado.  Vargas debe de estar sumamente complacido con la democracia dominicana, en donde las elecciones, “son libres, pulcras, sin usar de los recursos del Estado, sin fraude, sin invertir los candidatos grandes sumas de dinero para ganar una curul, sin la intervención alevosa del Estado y del imperio, en donde resultan elegidos democráticamente los mejores ciudadanos”.  ¿Verdad señor Vargas Llosa?

Algo más sobre las “elecciones libres” que Vargas Llosa quiere para Cuba

En el contexto descrito, tenemos que preguntarnos: ¿Cuál hubiese sido el papel de la “prensa libre” versión el imperio y Vargas Llosa en una elecciones que el objetivo supremo era aniquilar a Fidel y su revolución?  En esta meta ¿Cual hubiese sido el papel de: CNN, Univisión, Venevision, Prisa, Televisa, Rede Globo, Radio Caracas, Grupo Clarín, BBC, Mediaset, Avel springer, Fox, Cox enterprise, etc.   Pero también, ¿Cuál hubiese sido el proceder de la Junta Central Electoral (JCE) que ellos hubiesen instalado?

De las reflexiones precedentes, se deduce, que en enero de 1959 cuando Fidel tomó el poder por las armas y aún años después, Cuba no estaba preparada ni era conveniente, tener unas “elecciones libres”, a la usanza de los países desarrollados que hemos citado, porque el imperio (repito), estoy seguro, se hubiese agenciado la forma y modo para imponer un gobierno que respondiera a sus intereses.  De darse las cosas como el imperio pretendía, la revolución hubiese fracasado, y toda esa guerrilla de Fidel con sus muertos y grandes sacrificios hubiesen sido en vano.  Pero como el líder cubano no era ningún tonto, no cayó en esa trampa mortal, porque Fidel, sabía más que todos ellos.

Vargas Llosa hace la pregunta del millón y la contesta

¿Está Cuba mejor ahora, luego de los 57 años que estuvo Fidel Castro en el poder?

Es la pregunta que hace Vargas Llosa y la contesta: Es un país más pobre que la horrenda sociedad de la que huyó Batista aquel 31 de diciembre de 1958 y tiene el triste privilegio de ser la dictadura más larga que ha padecido el continente americano.   Los progresos en los campos de la educación y la salud pueden ser reales, pero no deben haber convencido al pueblo cubano en general, pues, en su inmensa mayoría, aspira a huir a Estados Unidos, aunque sea desafiando a los tiburones.

Pero preguntémosle a Mario: ¿Y los países latinoamericanos, africanos y asiáticos, que han logrado en esos 57 años, con esa democracia pautada y tutelada por el imperio y sin bloqueo económico?  Por ejemplo ¿México, Haití y República Dominicana, que han logrado?  No meto en este paquete a Venezuela, Brasil, Argentina, Bolivia, Ecuador, El Salvador, Uruguay y Nicaragua etc., porque los logros que tienen estas naciones, han sido después que se le han rebelado al colonialismo imperial.  La República Dominicana después de esos 57 años, tiene casi tres millones de sus ciudadanos en un exilio económico forzado.  El país está hipotecado con una deuda impagable.  Sufre una delincuencia exponencial.  Es un país con una crisis total en cuanto a institucionalidad y servicios básicos.  RD, sus logros en educación, salud y deporte, no se comparan con Cuba.  Después de 57 años la RD está en manos de ladrones y de transnacionales que la saquean.  Las elecciones son un fraude total.  La “prensa libre” está en manos de los capitalistas. La desigualdad social es extrema.  El narcotráfico y consumo de droga van de la mano echando a perder la juventud de la nación.  Ocupamos el último renglón en educación, y de los primeros lugares en delincuencia y corrupción estatal.  Nuestro congreso, tren judicial y ejecutivo es un nido de ladrones insaciables.  Nadie tiene garantizado sus derechos humanos, a menos que no sea de la clase alta.  Si cada familia dominicana no tuviera un pariente cercano fuera del país que lo supla con dinero, comida y medicinas, estuviéramos al nivel de las precariedades que Haití.  Como van las cosas, llegará el tiempo, en que estemos al igual que nuestros vecinos, por el deterioro del Medio Ambiente, por las extremas desigualdades sociales, por la corrupción rampante, por el saqueo de las mineras transnacionales; y porque cuando no haya más capacidad de préstamos y tengamos que pagar los altos intereses de una deuda impagable, el dinero del PIB que nos quede, someterá a todos los dominicanos de abajo a comer arroz con sal.   ¿Es esa la condición y el futuro de Cuba? 

Cuba 57 años después

Es cierto y cierta, la pobreza material que hoy sufre Cuba, pero aun más la sufren los países del Tercer Mundo sometidos al imperio.  Los pobres de Cuba, pese al bloqueo, disfrutan de más democracia que los países tercermundistas.  Entendiendo por democracia algo más que votar cada cuatro años para elegir a nuevos gobernantes.  En cualquier país del Tercer Mundo, millones de niños pobres, duermen en las calles, en Cuba ningunos, ni carecen de escuelas, ni de cuidados de salud, ni sufren desnutrición (pese al bloqueo).  En Cuba nadie pasa hambre, ni se muere porque no se tenga dinero para pagar el alto costo que conlleva curar una enfermedad.  En la RD puedes ir con las tripas afuera, y si no tienes para pagar, no te atienden, te dejan morir, te mueres.  En Cuba, los padres no tienen el dolor de cabeza que representa mandar sus hijos a la escuela, alimentarlos, vestirlo, ni pensar en costos médicos.  Pero tampoco les preocupan la delincuencia, y la drogadicción.  El imperio quiere acabar con todo eso, para que vivamos un paraíso, como en el que viven los países del Tercer Mundo.  ¡Qué bien viven los pobres, de Tercer Mundo! ¿Verdad Vargas?  ¡Es más, no hay!  ¿Verdad Vargas?

Denuncias contra Fidel que ha obviado Vargas Llosa

Vargas, para hacer más contundente y demoledor su ataque contra Fidel, le faltó responsabilizarlo de la guerra de Vietnam, de consolidar el apartheid en Sudáfrica,  de protagonizar las invasiones y destrucción de Palestina, Irak, Afganistán, Libia y Siria, de la formación de los escuadrones terrorista del Estado Islámico (EI), de ser el autor intelectual de la crisis bancaria del capitalismo ocurrida en el 2008, de ser el causante del problema entre Rusia y Estados Unidos por el asunto de la separación de Crimea de Ucrania, y denunciarlo como gay más grande que Elton John y Ricky Martin, que conoce, que se le ha visto de Santimpanki en la playa cubana Varadero y en la dominicana Boca Chica y que  varios  años antes de morir, era tratado del Sida que había conseguido en esas aventuras de viejebo pervertido .  ¿Por qué obvió Vargas Llosa estos tópicos tan puntuales para su causa anticastrista?

Conclusión

Primero: analizada la tesis de Mario Vargas Llosa: “La Revolución Cubana solo sirvió para reforzar a las dictaduras militares y atrasar varias décadas la modernización y democratización de América Latina”, esta viene siendo tan falsa como perversa, prohijada por alguien también perverso.  A Fidel (gústenos o no) hay que acreditarlo como el catalizador del proceso revolucionario que inició la democratización de América Latina y de otras partes del mundo, al estimular, influenciar e inspirar consistentemente su revolución, en la eliminación de las dictaduras impuestas por el imperio.

Segundo: Es falso el planteamiento de Vargas Llosa en cuanto a que fue en vano todo el sacrifico y las muertes de tanta juventud, en pos de un sueño.   Es falsa esta tesis, porque esa revolución inspiró a los pueblos bajo dictaduras severas a rebelarse contra ellas, dando los positivos resultados que pueden verse en el día de hoy. Cierto, en Cuba hay pobreza, pero la pobreza de ahora es distinta a la que existía cuando el imperio y Batista ejercían un poder absoluto sobre la isla.  Cierto que hay carencias materiales, pero Fidel no ha dejado una nación en la podredumbre moral y endeudada como están las demás naciones del Tercer Mundo, ni la ha dejado gobernada por escorias como sucede en la República Dominicana y otros países; ni permitió que sean saqueados sus recursos naturales ni dañado su Medio Ambiente, ni que su juventud este perdida en el vicio de las drogas.  Fidel ha dejado una Cuba educada, lista para el definitivo despegue hacia un verdadero desarrollo social, económico y político, porque cuenta con los recursos humanos para ello.  Si la Revolución Cubana no se hubiese dado, el imperio hubiese consolidado sin tropiezo su hegemonía mundial, y por ende el saqueo mundial de los recursos naturales de las naciones del Tercer Mundo.  Hoy en día, el mundo fuera más brutalmente desigual, bajo el yugo total de imperio y sus títeres.  Fidel y su revolución impidieron esas barbaridades, aunque Vargas Llosa y otros como él, no lo consideren así.

Tercero: Fidel no podía bajo ninguna circunstancia acceder a celebrar las “elecciones libres” versión el imperio y Vargas Llosa, porque hubiese sido el medio del imperio para destruir la revolución e imponer a un gobernante títere.

Cuarto: En lo adelante, como el pueblo cubano está a la altura de los pueblos más educados de la tierra, ha llegado al grado de evolución social, en que puede perfeccionar sus sistema electoral para hacerlo cada vez más democrático y libre de las imposiciones del imperio o de los imperios.

Quinto: respecto a la sentencia de Varga Llosa: “La historia no absolverá a Fidel”, al contrario ya lo ha hecho, máxime en esta era de la cibernética en que la información, el estudio de la historia y la forjacion de opinión, no es ya del dominio y privilegio exclusivos de unos pocos.  Los millones que piensan como yo, somos partes de la historia. ¿O es que la historia, para enjuiciar a Fidel solo tomará en cuenta a los que piensan como el imperio y Vargas Llosa?

¡Ay Vargas, cuantas diferencias hay entre Neruda, Saramago, Galeano y tú!

Vargas, te aseguro, que Fidel “in crescendo”…, siempre representará la dignidad de América Latina y hasta del mundo; y tú, la desvergüenza, porque eres un talento sin probidad.   La venda dinero, te tiene en completa oscuridad.  Te repito, Fidel es cosmos, y tú, apenas barro en gestación.

Enlace para leer los artículos basamento de este trabajo
http://elpais.com/elpais/2016/12/09/opinion/1481282434_957974.html

Fidel Vs Mario Vargas Llosa

Fidel Vs el Imperio

Posdata: para ilustración del lector presento el sistema de votación en Cuba.

En Cuba se celebran elecciones cada 5 años en el ámbito local, provincial y nacional. Algunos medios han calificado al sistema electoral cubano como fraudulento porque “se presenta sólo un partido a los comicios”.  Esto es falso. Los partidos políticos no concurren a las elecciones, ni siquiera el Partido Comunista. El sistema electoral cubano funciona como la democracia asamblearia de la Revolución Francesa en sus primeros años. O sea, los candidatos son propuestos, por y entre los vecinos. Un ejemplo es Silvio Rodríguez, trovador cubano que jamás ha militado en ningún partido y ha sido reiteradas veces diputado de la Asamblea Nacional como representante de su barrio.

DEJE SU RESPUESTA

Favor dejar su comentario
Favor indicar su nombre aqui

*