Economista explica “efecto cohete/pluma” en el mercado de los combustibles en la República Dominicana

0
5950
Héctor Sánchez, Special Reporter
Héctor Danilo Sánchez
Special Reporter

SANTO DOMINGO, R. D.- El Economista Dominicano Haivanjoe NG Cortiñas explicó las causas de por qué en el país se ha inducido de que el negocio de los combustibles funciona como el “efecto cohete/pluma”, que significa que los precios del petróleo suben y bajan a la velocidad de un cohete, mientras en el mercado local sus derivados disminuyen lentamente, misma gravedad como desciende una pluma.

GRAFICA NG CORTIÑASEl ex-Superintendente de Bancos y ex-Contralor General de la República hace una explicación de carácter didáctico sobre el comportamiento local de los precios de los combustibles, en su libro “Casi todo sobre la economía dominicana”, puesto a circular en esta semana.

En el capítulo que dedica a los combustibles, NG Cortiñas dice que los precios base que se utilizan para la determinación del precio final no son los del barril de petróleo, sino el de sus derivados en el mercado internacional y los factores domésticos.

Destaca que los cuestionamientos a la desproporción en los precios de los combustibles con relación a la cotización del petróleo, han sido intensos desde aquel eslogan publicitario oficial que decía “si suben, suben, y si bajan, bajan”.

En ese sentido, Haivanjoe reconoce que en la práctica, la fijación de los precios de la gasolina, gasoil, GLP y otros no necesariamente acontece de conformidad al referido eslogan.

Señala que esa situación ha inducido a la incredulidad ciudadana y hasta el descontento social, que a veces se ha traducido en protesta, o incluso, en motivo para llevar a la autoridad competente a los tribunales de la República.

El economista recuerda que el eslogan “si suben, suben y su bajan, bajan” influyó en la población para que esta pensara en una relación directa entre el precio del petróleo y los precios nacionales de los combustibles.

“Fue forma de hacerle entender (a la gente) que el causante del incremento de los precios internos no era el gobierno, sino el mercado internacional de los carburantes, variable fuera de control de las autoridades”, sostiene el escritor.

Agrega que en la determinación de los precios domésticos interviene un conjunto de variables de naturaleza cambiaria, impositiva y comercial.

NG Cortiñas explica que la desigualdad de precios entre el del barril del petróleo y el local no es un fenómeno único, sino que se trata de un común denominador para muchos países latinoamericanos.

Sin embargo, aclara que países como México, Colombia, Venezuela, Argentina, Uruguay y otras naciones no se produce la ecuación de sube el petróleo = sube la gasolina, o baja el petróleo = baja la gasolina.

Afirma que las claves de la desigualdad de precios, que hacen a los costos locales diferentes a la oscilación del barril de petróleo, están en los determinantes del valor de los combustibles y en la intervención de precios internacionales de los derivados del petróleo y no del barril del crudo per se.

El “efecto cohete/pluma”

Este fenómeno, de origen español, es explicado en el libro por NG Cortiñas a modo de ilustrar de por qué las múltiples causas inducen, erróneamente, a lo rápido que se mueve el precio del petróleo en contraposición a lo lento que marca el costo de los derivados en el mercado local.

Así lo describe Haivanjoe: Al no producirse una relación directamente proporcional entre el comportamiento de los precios internacionales del barril del petróleo y los precios locales  de los combustibles, sino que lo generado es un resultado multicausal, que ha inducido erróneamente a lo que se le ha denominado “efecto cohete/pluma”, en donde los precios del petróleo, actuando como cohete, al incrementarse y reducirse, lo hacen a una velocidad mayor que lo que ocurre con los precios domésticos, que actuando en calidad de plumas, descienden en forma más lenta”.

Añade que como es de esperarse, los precios del petróleo y los de los combustibles no pueden comportarse igual, porque así como el cohete y la pluma no tienen el mismo volumen y masa (Ley de Newton) para tener la misma velocidad, tampoco los precios de ambos productos son idénticos en su composición, por lo que no pueden comportarse en forma idéntica en su trayectoria, descartando, en consecuencia, el referido efecto.

De manera que –agrega- el efecto transmisión de los precios de los combustibles no puede efectuarse en la misma magnitud y tiempo, sino que obedecerá a la cantidad de variables que lo conforman.

DESTACADOS

En la República Dominicana, la Ley que rige los hidrocarburos en materia de regulación y fundamento impositivo es la número 112-00.

El legislador optó por la ley que regula los precios de los combustibles como un mecanismo para desincentivar el consumo y, paralelamente, generar ingresos al Estado para la factura petrolera y la sostenibilidad de la estabilidad macroeconómica.

Por favor , déjenos su comentario...