Contestación al Secretario Román

0
355

Recientemente, el distinguido secretario de Educación Rafael Román dijo lo siguiente y citamos:

“Si algo queda claro, es que no es lo mismo hablar de transformar el sistema educativo desde adentro que desde afuera, manifestó Román, al lamentar que la mayoría de las personas que hablan de reformas educativas “nunca han pisado una escuela”.

“Hay muchos discursos que la gente dice, pero no se hacen de manera responsable. ‘Hay que implosionar el sistema educativo’. Qué chévere, pero ¿qué proponen? Dicen, ‘que se descentralice el sistema’. ¿Cómo? Implosionar, descentralizar, son palabras que suenan bien bonitas para las gradas, son dos palabras que quienes las usan están en los niveles más altos de la intelectualidad del País. Pero el reto es cómo se hace. ¿Descentralizar para qué? Eso no significa que esté opuesto a la autonomía escolar, para nada, favorezco la autonomía escolar, pero hay unas operaciones en un sistema educativo que tienen que estar centralizados para que funcione bien”, expresó Román.” cita de articulo El Nuevo Día: Diciembre 13, 2016

Para contestar estas aseveraciones podemos comenzar con mencionar que desde afuera se aprecia la mediocridad, la incompetencia, la duplicidad de funciones, la falta de digitalización de sistemas de información, la falta de internet en cada salón de clases, la burocracia de papel que continua en aumento, los contratos para tutorías sin control alguno, la creación de plazas para familiares de políticos, los tres niveles de burocracia administrativa y la falta de enfoque para proveer la enseñanza de calidad para nuestros niños de Puerto Rico.

Este servidor puede hablar de reformas y de implosiones a los sistemas porque si hemos sido maestros de escuela pública en Puerto Rico y los Estados Unidos de Norte América. También hemos sido miembros de una facultad universitaria en ambos países.

Nos alegra mucho que el mismo secretario acepta y pregunta ¿como se hace? Por lo menos hay que darle crédito que acepta que no sabe hacerlo y esta lejos de traer una revolución educativa necesaria para que nuestro país le de la primera prioridad a la educación.

Le invito a que lea mi libro “Revolución Educativa” y otros para tener una idea de como se hace. Le invito también a que vea como lo han hecho en el resto de los países del mundo con menos dinero que el nuestro pero con el respeto y dignidad hacia su pueblo.

Autonomía escolar se define como el tener cero intervención de la oficina central y la eliminación de cualquier trabajo administrativo del maestro que le quita tiempo para enseñar.

Hay que descentralizar porque el dinero no viene para sostener un sistema burocrático que no funciona. Hay que descentralizar porque el dinero que viene para que lo niños aprendan se gasta en las oficinas centrales y miles de empleados administrativos de San Juan, las oficinas regionales de cada uno de los 78 pueblos y las oficinas locales administrativas.

Ya no se justifica pagarle cientos de miles a los secretarios auxiliares, superintendentes, ayudantes especiales, abogados, contratistas y otros que no tienen que ver nada con el niño que esta en la escuela falto de servicios. Ese dinero lo deben usar para subirle el sueldo de hambre del maestro de escuela que todos los días esta tratando de hacer de tripas corazones recibiendo parte del trabajo administrativo inútil que nadie usa luego de colectar la data.

Hay que descentralizar e implosionar el sistema porque ya los maestros están quemados del abandono escolar y falta de ayuda y mejoramiento. Un pueblo que no esta educado nunca puede mejorar su economía. La educación nos da ideas nuevas para poder competir mundialmente.

Por ahora todo funciona mal, se gasta 3.5 billones de dólares en un sistema extremadamente burocrático que no se comunica entre sus oficinas. Se pierden millones de dólares en propuestas federales educativas debido al abandono total de esa estructura burocrática.

Un plan decenal solo nos asegura hacer lo mismo por 10 años y perpetuar la mediocridad existente. La educación debe ser flexible para cambiar y ajustarse a los tiempos. El plan decenal debe dársele a los maestros solamente para que le asegure 10 años en su puesto si es que hace la diferencia. Si es un tiesto que no sirve deben sacarlo de la escuela, re entrenarlo y luego integrarlo nuevamente al sistema.

Proponemos que se eliminen las miles de oficinas centrales de San Juan y las regiones y se use el dinero para aumentarle el sueldo a todos los maestros con maestría en la materia que enseña y también para que se comience a colocar dos (2) maestros por salón para ayudar a que nuestros niños aprendan las destrezas básicas. Solamente se quedarían todos los que ofrecen servicios director de aprendizaje a los niños y maestros. deben eliminar los gastos de libros en las bibliotecas y en contratos con las compañías privadas que ofrecen servicios de tecnología e internet.

La Autoridad de Energía Eléctrica ofrece estos servicios y se le deben dar al pueblo a un precio mínimo.  Todos los empleados de la oficina central que puedan deben ser asignados a una escuela para ayudar en la enseñanza de los niños. Comiencen a digitalizar todas las funciones burocráticas y de papeleo. Deben eliminarse por orden ejecutiva la camisa de fuerza de las asociaciones y federaciones de maestros que están en concubinato con los secretarios de Educación para mantener el estatus quo.

El resultado de estos cambios nos darían las ideas necesarias para competir con el resto del mundo y tener éxito en el futuro.

DEJE SU RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*