Cibaeños alegres por nuevo Arzobispo y dicen se perfila futuro Cardenal; Ozoria Acosta afirma cargo es un desafío

0
915

“Obispos están en el  sínodo por una semana”.

Por Marcelo Peralta |

Santiago, R.D. El nuevo Arzobispo de Santo Domingo, su Eminencia Reverendísima, monseñor Manuel Ozoria Acosta, prometió que cuando asuma su cargo el 4 de agosto venidero dará continuidad a la misión de la Iglesia, se dedicará a conocer la Arquidiócesis, “pastorear las ovejas, enseñar y santificar” que es la tarea como se les encomienda al Obispo.

En sus primeras declaraciones a medios de comunicaciones, Ozoria Acosta dice que para él constituye un gran desafío el hecho de sustituir a un pastor de la estirpe de Nicolás de Jesús López Rodríguez, que es una persona que todo el mundo conoce la capacidad, fortaleza “y sobre todo la entrega incondicional a su ministerio”.

Anunciada el lunes su elección como Arzobispo de Santo Domingo, su Eminencia Reverendísima, el nativo de Nagua, monseñor Francisco Ozoria Acosta, católicos radicados en el Cibao vaticinan que se perfila como eventual Cardenal de la República Dominicana por sus cualidades humanas, virtudes y capacidades.

A los templos y al Arzobispado en Santiago, feligreses acudieron la tarde de este lunes a orar y manifestar las felicitaciones para Ozoria Acosta, pidiendo a Dios vida, salud, sabiduría a fin de que pueda desempeñar con eficiencia la nueva misión encomendada.

Obispos, el arzobispo actual y el nuevo se hallan en un sínodo en la ciudad Santo Domingo y permanecerán una semana para decidir asuntos eclesiales.

En el municipio de Nagua provincia María Trinidad Sánchez de donado es originario sus compueblanos expresó su regocijo personal, familiar y del pueblo al recibir la noticia por la Santa Sede de escoger a uno de sus ilustres hijos en reconocimiento a su íntegra e inmaculada labor pastoral al servicio del engrandecimiento de la doctrina cristina en el país.

Hombres, mujeres jóvenes que saben de los dotes que adornan a Ozoria Acosta muestran alegría, a la vez que dicen sentirse altamente orgullosos y agradecidos de la decisión adoptada por su Santidad Francisco I, quien ha reconocido y confiado en un cristiano militante, Ozoria Acosto ferviente defensor de la igualdad entre toda la raza humana, luchador por la justicia y por el perdón entre los hombres, como banderas de la vida del señor Jesucristo en su paso por la tierra, para continuar su labor en el Arzobispado de la Iglesia Primada de América.

Monseñor Ozoria Acosta, nació en Nagua, el 10 de octubre de 1951 realizando sus estudios básicos en la Escuelas Primarias de Payita y Mercedes Bello, de Nagua Provincia María Trinidad Sánchez, en la Zona Nordeste de la Región del Cibao.

Hizo sus estudios secundarios en el Seminario Menor San Pío X, de Licey al Medio provinca Santiago, donde ingresó el 30 de septiembre de 1967.

Cursó los estudios filosóficos en la Pontificia Universidad Madre y Maestra de Santiago de los Caballeros; y los estudios teológicos en el Pontificio Seminario Mayor Santo Tomás de Aquino, Santo Domingo.

Ordenado Sacerdote el 2 de septiembre de 1978, y destinado a trabajar en la Pastoral Vocacional de San Francisco de Macorís, Director de la Obra Diocesana de las Vocaciones Sacerdotales, Vice-rector y Formador del Seminario Menor Santo Cura de Ars, La Vega en el 1978-1981.

Nombrado Párroco de la Parroquia María Madre de la Iglesia, en San Francisco de Macorís (1981-1988), y Vicario de Pastoral; fue también Párroco de: San José la Bomba de Cenoví, San Juan Bautista de Pimentel y de la Catedral Santa Ana.

En 1988 fue enviado a Roma para hacer una especialidad en Teología Pastoral en la Pontificia Universidad Lateranense.

Al regreso de Roma (1990) fue destinado al Pontificio Seminario Mayor Santo Tomás de Aquino como Formador y Profesor de Teología Pastoral.

Desde el 1992 fue párroco de las parroquias Santísima Trinidad (Nagua) y San Francisco de Asís de “El Factor” (Nagua) y de Santiago Apóstol de Arroyo al Medio.

El 1° de febrero de 1997, al crearse la Diócesis de San Pedro de Macorís, fue nombrado por el Papa Juan Pablo II como su primer Obispo.

Recibió la ordenación episcopal el 15 de marzo del mismo año, y en la misma celebración tomó posesión canónica de su Diócesis.

Hoy, los  católicos dominicanos saludan el hecho de que el papa Francisco lo ha nombrado Arzobispo de Santo Domingo.

DEJE SU RESPUESTA

Favor dejar su comentario
Favor indicar su nombre aqui

*