Una coalición de fiscales se opone a cambios de acceso a planes sociales

0
416

Una coalición de fiscales envió este lunes una carta a la Oficina de Administración y Presupuesto (OMB por siglas en inglés) de la Casa Blanca en la que se oponen a la propuesta de redefinir la pobreza, lo que alegan dejaría a millones de personas fuera de los programas federales de asistencia social.

Los fiscales de Nueva York, Letitia James, y de Illinois, Kwame Raoul, informaron hoy de la creación de la coalición, de 21 fiscales generales, que se unieron en contra de la propuesta, anunciada el pasado 7 de mayo por la OMB.

La Oficina de Presupuesto informó que considera reducir la inflación en la “medida oficial de la pobreza”, una fórmula que se ha utilizado por años para ver si una persona califica para ciertos beneficios y programas de asistencia, recordaron en un comunicado de prensa conjunto.

“Esta administración ha declarado la guerra a los neoyorquinos y a los estadounidenses que viven en la pobreza”, indicó la fiscal James en el comunicado.

“Cambiar la forma en que se calcula el umbral de la pobreza podría impactar negativamente a decenas de miles de neoyorquinos y a millones de personas en toda la nación, despojándolos de cruciales beneficios y fondos que necesitan para alcanzar un nivel de vida básico”, afirmó.

La definición que se ha usado hasta ahora para el nivel de pobreza determina la elegibilidad para diversos programas federales y estatales como los cupones de alimentos y seguros médicos como el Medicaid.

Se considera bajo el nivel de pobreza si el ingreso para una persona es menos de 12.400 al año; para familias de dos personas de menos de 16.910; si para una compuesta por tres es menos de 21.330 o menos de 25.750 para una familia de cuatro individuos.

Los fiscales argumentaron en su carta a la Oficina de Presupuesto que, con el tiempo, su propuesta podría causar que millones de personas marginadas pierdan el acceso a los programas de asistencia que merecen.

Según los fiscales, aunque la fórmula que se usa para esa definición es “obsoleta y no refleja con precisión los patrones de gastos de las personas que viven cerca del umbral de la pobreza, la propuesta podría empeorar los defectos en la metodología existente”.

Argumentaron además que la Oficina de Presupuesto no ha proporcionado ninguna evidencia o razón para justificar su propuesta.

Recordaron que para que para calcular el umbral federal de la pobreza, la OMB define la inflación como el aumento en los precios de bienes y servicios, y una disminución en el poder adquisitivo del dinero.

Citaron en su misiva una investigación que, alegan, muestra que las personas de bajos ingresos experimentan una inflación a tasas más altas que otras personas y que reducir la medida de la inflación provocaría la merma del umbral de pobreza y como resultado, el número de personas que viven bajo es definición y por ende califican para beneficios federales.

Por favor , déjenos su comentario...