Tres ex-presidentes de la Direccion Nacional de Control de Drogas (DNCD) y otros 33 altos oficiales bajo lupa de la DEA

0
135
Héctor Danilo Sánchez
Special-Reporter
Kissimmee, Florida
USA

Nota: Por considerarlo de interés para nuestros lectores y con el permiso del Prestigioso Periodico Digital Acento.Com. Do estamos reiterando su articulo publicado integramente acerca de la Investigación a Miembros de OFiciales ¨Militares y Policiales de la República Dominicana llevada a cabo por organismos de Inteligencias Norteamericanos, Veamos:

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Una investigación por narcotráfico, lavado y conspiración  para distribuir drogas en Estados Unidos y Puerto Rico, dirigida por la Administración para el Control de Drogas (DEA por su sigla en inglés) tendrían  bajo  lupa a unos 36 altos oficiales militares y policías, incluyendo a tres expresidentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD).

Las averiguaciones, según reveló una fuente que en su momento dirigió una de las agencias investigativas del Estado, vinculan a tres expresidentes DNCD, cuyas visas les habrían sido revocadas por el Departamento de Estado de los Estados Unidos. Dos de ellos aún permanecen activos dentro de las Fuerzas Armadas.

En igual condición se encuentran otros seis generales y 28 coroneles, algunos ya en situación de retiro, pero otros continúan sirviendo en organismos de inteligencia. La fuente declinó revelar  nombres de los militares y policías, dice que es una averiguación en curso.

Según el documento de la DEA, estos militares, supuestamente, daban facilidades y suministraban informaciones sensitivas a organizaciones de tráfico de drogas en el país.

“Ellos (los militares y policías) facilitaban el ingreso y salida de alijos de cocaína y heroína por muelles y aeropuertos. Además de suministrar información de inteligencia sobre las operaciones de los organismos investigativos que tienen que ver con la persecución de ese delito”, destaca la fuente.

El expediente recoge, siempre de acuerdo a la fuente, la supuesta participación de autoridades militares en  las operaciones ilícitas de los capos José David Figuera Agosto, Ramón Antonio del Rosario Puente (Toño Lena),  Rudy Apolinar Mejía Santana, el puertorriqueño Luis Vásquez Rivas, apresado en el AILA en mayo de 2010, el venezolano Joel Antonio Palmar Vergel, Pascual Cordero Marines (El chino), Yubel Enrique M. Méndez (alias Oreganito), quien  operaba una estructura criminal desde 2002 hasta el 2010, cuando fue apresado y extraditado a EE.UU.

Además, los informes de la DEA incluyen los militares presuntamente vinculados en operaciones de los narcotraficantes Manuel Emilio Mesa Beltré (alias El Gringo) y Gregorio Vilorio Pérez (alias Darío Gasolina), quien guarda presión por el decomiso de 516 kilos de cocaína.

El informe, según la fuente, no incluye a posibles militares y policías que pudieran estar vinculados a la recién desmantelada red narcótica de Cesar Emilio Peralta o César el Abusador (prófugo), sin embargo la DEA tiene una línea de investigación abierta en ese sentido.

“La investigación se inició con el desmantelamiento  de la red que  operaba el capo boricua José David Figueroa Agosto, el 4 de septiembre de 2009, desde entonces la DEA y el Departamento de Justicia de Estados Unidos dan seguimiento a estos exfuncionarios y militares, que supuestamente han recibido sobornos en propiedades y dinero de los carteles que operan en la República Dominicana a cambio de facilitar sus operaciones ilícitas”, aseguro la fuente.

“Ellos (los militares y policías) facilitaban el ingreso y salida de alijos de cocaína y heroína por muelles y aeropuertos. Además de suministrar información de inteligencia sobre las operaciones de los organismos investigativos que tienen que ver con la persecución de ese delito”

Conforme a los documentos que dice tener el informante, los datos que maneja la DEA y la justicia norteamericana les fueron suministrados a través de acuerdos e interrogatorios a varios narcotraficantes dominicanos, colombianos y venezolanos, extraditados a esa nación desde la República Dominicana en los últimos 10 años.

Entre el 2009 y 2019, la DNCD ha expulsado a casi 2,000 oficiales y agentes de ese organismo, por supuestos vínculos o cercanía con personas enroladas en organizaciones del narcotráfico. Durante ese mismo periodo 58 coroneles fueron cancelados, pero ningunos enfrentaron cargos en la justicia.

“El expediente es amplio, solo tuve acceso a lo que tiene que ver con los militares y policías involucrados,  y unos que otros exfuncionarios ligados a las actividades de los aeropuertos y muelles dominicanos,” asegura el informante.

Según la investigación a la que hace referencia el ex-director de inteligencia, estos militares, sobre todo los de altos rangos, tienen bienes como apartamientos en zonas exclusivas de la capital y Santiago, Villas turísticas, empresas, negocios de diversión, vehículos de alto costo, cuantas en dólares dentro y fuera del país, empresas y hasta yates de lujos, que no se corresponden con sus ingresos legales.

Extraditados

Desde el 2009, refiere la fuente, las autoridades norteamericanas vienen acumulando informaciones suministradas por narcotraficantes dominicanos, colombianos y venezolanos que operaban en el país y que fueron apresados y extraditados a los Estados Unidos, donde decidieron colaborar con la justicia a cambio de obtener sentencia menores.

Entre los capos y relacionados extraditados en los últimos 10 años, figuran el general retirado y exdirector de Operaciones de la DNCD, Francisco Antonio Hiraldo Guerrero, en abril de  2013, recibió una  condena de solo 5 años.

Ramón Antonio del Rosario Puente, detenido en Bogotá, Colombia, traído al país y posteriormente extraditado a EE.UU. donde cumplió una leve condena de 72 meses de prisión.

Oscar Eduardo Rodríguez Cruz, extraditado el 18 de abril de 2012, acusado por la DEA de tráfico de tráfico y conspiración para ingresar drogas desde la República Dominicana a Los Estados Unidos. Sus abogados negociaron con  la Fiscalía de Boston un acuerdo de colaboración (información sobre operaciones del narcotráfico en el país).

Otro de los capos que pacto con la justicia norteamericana fue Yubel Enrique Méndez (alias Oreganito), extraditados a EE.UU. en diciembre de 2010, vinculado a la red de Figueroa Agosto.

Oreganito recibió una condena menor de 5 años por su colaboración con el Departamento de Justicia de Estados Unidos y la DEA.

En 2009 fue detenido en República Dominicana  y posteriormente extraditado a Estados Unidos,  el narcotraficante colombiano Francisco Gonzales Aribes, acusado de tráfico y conspiración para distribución de cocaína en EE.UU.

El capo colombiano se declaró culpable en un tribunal de la ciudad de Nueva York, para obtener una condena menor, a  cambio de suministrar información sobre narcos y autoridades dominicanas vinculadas al tráfico de drogas.

Una de las personas que más información habrían  suministrado a las autoridades norteamericanas sobre la participación de altos militares dominicanos vinculados a organizaciones criminales del narcotráfico, lo es la excapitana de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), Raisa de la Cruz Olivares, apresada en Puerto Rico el 20 de marzo de 2013, por cargo de conspiración para distribuir drogas en EEUU.

Olivares, según el informe de la DEA al cual hace referencia la fuente, habría suministrados los nombres de decenas de oficiales que daban facilidades y suministraban información a organizaciones del narcotráfico en República Dominicana, a cambio de no ser enjuiciada. Actualmente reside en Estados Unidos y sigue colaborando de las autoridades.

Investigador Internacional Angel Martinez habia advertido de investigaciones a Militares y Policias dice su oficina solamente tiene 23 Expediente de Altos Oficiales Militares y Policias ya investigado.

El Veterano Investigador y Periodista internacional Angel Martinez ha estado advirtiendo atravez de publicaciones y denuncias hechas por su propia Oficina de Investigaciones internacionales de oficiales y Ministros del Gobierno Dominicano casi todos, los cuales estan en pleno ejercicios de sus funcionesm Veamos:

En julio de 2017, las autoridades de Puerto Rico apresaron al coronel del Ejército de la República Dominicana Rafael Bienvenido Collado Ureña, vinculado a un cargamento de 860 paquetes de cocaína en San Pedro de Macorís. El ahora ex-oficial se declaró culpable del delito de conspiración, en procura de conseguir una sentencia  menor.

En los interrogatorios realizados por la DEA, el ex-coronel explica cómo opera en República Dominicana una estructura delictiva entre autoridades militares y policiales con capos del narcotráfico, según el informe del cual hace referencia el ex-director de inteligencia dominicano, que sirvió de fuente a periodistas de Acento.com.do.

Por favor , déjenos su comentario...