Suspenden tránsito entre Montecristi y Dajabon porque el Yaque se ha convertido en una especie del Río Nilo.

0
346

Montecristi, R.D.- El desbordamiento del Río Yaque del Norte por el desagüe de la presa Tavera en Santiago se ha convertido en una especie del Río Nilo cuyas aguas han inundados miles de hectáreas cultivadas de rubros agrícolas y ganaderas aislando a las provincias de Montecristi y Dajabon porque ha anegado la carretera Manolo Tavarez Justo que las une y lo desviaron por Las Matas de Santa Cruz.

La situación es de tal magnitud, que organismos de emergencia decidieron suspender el tránsito vehicular entre ambas provincias, una situada en la Región Noroeste y la otra en la Franja Fronteriza con Haití, debido a la altura del nivel de las aguas.

Treinta y cuatro kilómetros consiste el trayecto que separa a las provincias Montecristi y Dajabon, una gran franja impide el desplazamiento vehicular, por lo que las autoridades del Ministerio de Obras Publicas suspendieron el tránsito vehicular evitando así tragedias humanas por accidentes.

A la presa Tavera construida en el año 1973 la que posee un gran volumen de agua jamás registrado en los anales de la historia republicana debido a las lluvias caídas en las montañas de la Cordillera Central arrasando con miles de hectáreas sembradas de guineos, plátanos, yuca, maíz, arroz, chivos, vacas, ovejos, rubros de ciclo corto, caballos y otras especies.

Hombres y mujeres con edades de 50, 60, 70 y 80 años de edad, testifican que nunca habían visto fenómenos de esa magnitud.

Ante esa situación los daños materiales ocasionados son considerados multimillonarios que los productores tendrán graves inconvenientes para honrar sus compromisos con entidades crediticias que financian las cosechas.

Cientos de fincas cultivadas de guineos orgánicos en Mao, La Colonia, Piloto en la provincia Valverde; en Ranchadero, Guayubin, Castañuelas, Palo Verde, El Ahogado, Manzanillo en Montecristi, destinado para exportación hacia Europa, Estadlos Unidos, Centro y Latinoamérica y consumo nacional han sido destruidas por las embestidas del caudaloso Río Yaque del Norte.

Vaticinan que debido a estas destrucciones se vislumbra una escasez y carestía en los precios de los víveres, ya que esas zonas afectadas eran las de mayores productoras de estos rubros, generadores de dividas.

Cada semanas eran exportadas millares de cajas de guineos dejando sumas elevadísimas de divisas en dólares y euros para el amortiguamiento de la estabilidad económica de la República Dominicana y la generación de empleos para millares de hombres y mujeres incorporadas a las diversas tareas de los procesos.

Desde las organizaciones agrícolas sus dirigentes imploran al Presidente Danilo Medina ir en auxilio de los afectados.

Y desde el gobierno central se promete que hasta que no desciendan las lluvias y bajen los niveles de los ríos no hay posibilidad de enfrentar la situación, aunque se hacen los esfuerzos inherentes.

DEJE SU RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*