La bajada de la gasolina frena el alza de precios en enero

    0
    223
    Los precios en Estados Unidos se mantienen sin cambios en enero Una mujer compra frutas en un supermercado de Brooklyn en Nueva York (EE.UU.). EFE/Archivo

    El índice de precios al consumo (IPC) permaneció estable en enero, mientras que la tasa interanual se redujo del 1,9 % al 1,6 % gracias a la sostenida caída del precio de la gasolina, lo que otorga argumentos a la Reserva Federal para su “paciente” enfoque ante la subida de tipos este año.

    Se trata del tercer mes consecutivo en el que se mantienen sin cambios los precios.

    La inflación subyacente, que excluye los precios de la energía y alimentos por su volatilidad, ascendió un 0,2 % en enero, y en el acumulado de los últimos doce meses se ubicó en el 2,2 %.

    El nivel interanual es el menor en año y medio, y muestra cómo las presiones inflacionarias se han debilitado en los últimos meses.

    El dato publicado por el Departamento de Trabajo es levemente menor con las expectativas de los analistas, que pronosticaban un alza del 0,1 %.

    “Las presiones inflacionarias han remitido en los últimos meses debido al agudo declive en los precios de la energía”, apuntó el fondo de inversión Cetera.

    Según el reporte, la gasolina bajó un 5,5 % en enero, después de registrar un descenso previo del 5,8 % en diciembre.

    Frente a esto, los de los alimentos aumentaron un 0,2 % y los de sanidad crecieron también un 0,2 %.

    La ralentización de la subida de los precios da margen de maniobra a la Reserva Federal (Fed) en su plan de moderación en la subida de tipos de interés, después de que su presidente, Jerome Powell, afirmase que el banco central puede tomarse un tiempo antes de su siguiente alza en el precio del dinero.

    “La principal preocupación es la ralentización global”, indicó Powell en una conferencia en Washington al citar los casos de la zona euro y China, a la vez que destacó la solidez de la economía nacional.

    La economía estadounidense muestra una envidiable salud según los datos macroeconómicos, con un crecimiento anual estimado en 2018 de cerca del 3 % y una tasa de desempleo del 4 %, en niveles considerados de pleno empleo.

    El banco central cuenta con un doble mandato de estabilidad de precios y fomento del pleno empleo.

    “Las implicaciones en política monetaria son obvias: la Fed está en pausa por ahora”, afirmó la consultora Moody’s Analytics en una nota a sus clientes.

    La Fed mantuvo en el rango de entre 2,25 % y 2,5 % los tipos de interés en su primera reunión de 2019, y los analistas anticipan que no habrá movimientos al menos hasta la segunda mitad del año.

    “A la luz de los acontecimientos económicos y financieros globales y las contenidas presiones inflacionarias, el comité será paciente a medida que determina los futuros ajustes en el rango de los tipos de interés que puedan ser apropiados”, subrayó el comunicado de la Fed al término de su reunión de dos días en enero.

    El próximo encuentro del banco central sobre política monetaria está previsto para el 19 y 20 de marzo.

    Los mercados financieros recibieron con buenos ojos el nuevo dato de inflación.

    Tras conocerse, y sumado a las buenas expectativas a un acuerdo comercial con China, Wall Street abrió este miércoles con ganancias y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, subía un 0,60 %, en una segunda jornada consecutiva de optimismo inversor.

    A final de mes se conocerá el primer cálculo del evolución del producto interior bruto (PIB) del país en 2018, que tuvo que ser retrasado por el cierre parcial de la Administración federal durante cinco semanas a comienzo de año.(EFEUSA).-

    Por favor , déjenos su comentario...