Juan Ovalles Ningún país en el mundo se desarrolla sin un control interno funcional

0
210

El Experto en Auditoria & Control Interno Juan Ovalles, manifestó que ningún país en el mundo se desarrolla sin un control interno eficaz que deben tener todas las instituciones públicas, privadas o ONG., debido a que esto es lo que garantiza el desarrollo del país, al asegurar que la lucha contra la corrupción y la transparencia no se van a lograr si no existe un buen sistema de control interno que funcione.

Ovalles definió los tres objetivos que persigue un buen sistema de control interno en una institución que son: Todas las operaciones que se hacen en una institución sea pública, privada o ONG tienen que ser eficiente; Que las informaciones financieras que generen esas instituciones, tienen que ser confiables, y registradas en un sistema financiero contable y el cumplimiento legal.

Afirmó que todas normativas legales que les aplican a una institución pública tienen que cumplirse y ahí es donde está el problema de la República Dominicana, ya que la institucionalidad es muy débil, porque muchas de las leyes no se cumplen y un sistema de control interno exige el cumplimiento legal.

Agregó que la estructura del sistema de control interno está compuesto por cinco componentes que exigen una serie de políticas, manuales y programas que tienen que implementar las instituciones públicas,  que en gran medida se ha logrado en diseño, pero que falta la parte del funcionamiento de esos productos que son 135 requerimientos que exige la referida estructura del control interno y que hay que ponerlo a funcionar, señalando que en lo que respecta al funcionamiento, ya no le corresponden a la Contraloría General de la República, sino a los funcionarios y servidores públicos de esas instituciones que son los que deben tomar las decisiones. 

Sostuvo que la actual gestión de la Cámara de Cuentas ha publicado un solo informe de evaluación del sistema de control interno, que es el de la Policía Nacional y fue una evaluación sobre su diseño y no de su funcionamiento. 

“Si la Cámara de Cuentas en la medida que audite los sistemas de control interno de las instituciones públicas, se irá avanzando en su diseño y funcionamiento porque hace recomendaciones, que las entidades están obligadas a implementar y eso forzará a los funcionarios públicos a poner en funcionamiento todos esos requerimientos que requiere la estructura de los sistemas de control interno”, dijo Ovalles. 

Sostuvo que la clase política del país no se ha empoderado de los sistemas de control interno en sus respectivas instituciones con el nivel y el carácter que requieren, quienes sólo se conforman cuando les dicen que sus instituciones tienen un 100 en las Normas Básicas de Control Interno (NOBACI), sin asegurarse que sus sistemas de control interno funcionan.

Por favor , déjenos su comentario...