Increíble, pero cierto en Venezuela

0
1371

Hace poco días fue aceptado un artículo en este diario de Florida, que se refería a que en Venezuela hay mucha gente en la calles buscando comida , medicinas y dinero en los bancos, pues en relación a esto último no hay efectivo suficiente para pagar a pensionados, jubilados y diversos clientes y se limitaba la entrega a solo  diez mil bolívares por persona y por día (es decir 15 dólares al cambio de 670 Bs. del dólar oficial actual); solo esto es suficiente para imaginarse las inmensas colas a las afueras de entidades bancarias y aparentemente había la orden de pagar a los pensionados con billetes de alta denominación (100 Bs), y así   evitar tener mucho efectivo con billetes de menor denominación. Aunque en algunas entidades, solo a los pensionados se les pagaba los 27.000 Bs. que le corresponden (40$) en la totalidad de su pensión mensual del seguro.

Por orden presidencial y casi en forma “epileptoide” el Domingo 11 de Diciembre se decide que en el lapso de 72 horas y máximo a 10 días deben de salir de circulación los billetes de 100 Bs. Ahora esa misma gente  tendrá que hacer colas para colocar sus billetes en el banco, los cambiará por otra cosa o por billetes de menor denominación, los gastará en 72 horas o en  poco tiempo, pagará sus deudas para salir de ellos y esperando que se los acepten. En fin una incomodidad, una angustia o una desesperanza más. La infinidad de problemas que esto pueda acarrear solo se verá en el día a día de los residentes del país hasta que aparezcan los nuevos billetes.

Increíble pero cierto lo que esta pasando en la vida cotidiana del ciudadano de Venezuela y los familiares que están afuera del país saben de todas esas calamidades, por eso la ayuda de todos es imprescindible y ahora más donde un famoso diálogo no funcionó por muchas razones que no vale la pena mencionar en este artículo. El pueblo manso y noble solo le queda seguir saliendo a la calle, activarse lo más pronto posible, seguir trabajando, buscar su comida o donde comer, tratar de no enfermarse pues no hay suficientes medicamentos o escasez evidente, sistema de salud deficiente, clap con muchas deficiencias e inequidades, prepotencia de líderes con intereses personalistas, comunistas en el pobre poder, partidos corruptos, mafias en los juguetes, cemento, cabillas, comida, transporte, vivienda e infinidad de sectores, donde  los corruptos están en las instituciones públicas y privadas y el robo empieza en las altas esferas del poder malvado y llega a los barrios por la inseguridad y el hambre.

En el año 2017 Dios nos libre de un terremoto político, telúrico, un estallido social o una epidemia, porque  la desnutrición, las enfermedades, la violencia , inseguridad, la pobreza, la muerte y la vida cotidiana seguirán su curso; para algunos habrá  prosperidad para otros la pobreza y la miseria. Y por todo lo escrito debemos prepararnos lo mejor posible.

Espero que los juguetes retirados o expropiados de una empresa privada en Venezuela no lleguen con sobre precio a los bolsillos de las personas y que el niño Jesús  y sobre todo “San Nicolas” no se una a las mafias existentes de los corruptos, de  los alimentos, de los comercios, de los Juguetes y muñecas.

Y de todas maneras Feliz Navidad a todos los ciudadanos del mundo, oren por todos  y por nosotros los ciudadanos de Venezuela.

Rubén Lopera

Por favor , déjenos su comentario...