Genesis G90, un sedán de lujo de clase mundial.

0
150

Genesis, la división de lujo del fabricante coreano Hyundai, todavía sigue siendo un enigma para muchos. Las limitadas ventas de sus autos han contribuido en parte al anonimato, que ha comenzado a disminuir luego de la edificación de más de 300 concesionarios, distanciados del pariente corporativo Hyundai.

A finales de este año estará en las calles el primer SUV de la marca, lo que obviamente incrementará el interés por Genesis, pero por el momento, solo sedanes están disponibles. El mayor de estos sedanes, el Genesis G90, ha sido nuestro auto de prueba por una semana, tiempo suficiente para reverenciar sus excelencias. 

El 2020 Genesis G90, sin ser una revelación tecnológica o de diseño, descuella por su ejecución y fabricación exquisita. Es una buena muestra de la seriedad del fabricante coreano por hacerse un nombre entre las marcas de lujo, y a la vez, es una apetecible pieza para los compradores frugales de autos de lujo.  

Desde afuera y por dentro

Develado en el 2016 durante el North American International Auto Show en Detroit, al cumplir sus primeros cuatro años le corresponde una “refrescada” de medio ciclo, que le proporcione un cambio de imagen exterior significativo. La apariencia es muy importante para el buque insignia de una marca, y el Gnesis G90 no cumplía bien su cometido. Este año solo han dejado sin alteración el techo y las puertas, cambiando todo el exterior con énfasis en el frente y trasero del auto.

Al frente destaca una parrilla de enorme tamaño y forma pentagonal. Este rasgo se repite a lo largo del auto, desde las luces diurnas LED, los escapes, costuras interiores y en las cubiertas de las llantas. El capó es enorme, y la apariencia general denota desde cualquier ángulo, que estás en presencia de un auto opulento, donde probablemente viaje alguien pudiente.

El interior quizás dice más acerca del lujo de este automóvil, aunque el diseño viaja por caminos convencionales. Creo nadie se atrevería a negar que este, bien pudiera ser el interior de un auto de seis cifras. Encuentras pieles de cuero de doble puntada muy suaves al tacto en el tablero, las puertas y la consola, además de madera de poro abierto real que adornan el interior.

El acabado es formidable, y gracias al extenso uso de materiales de insonorización, vidrio acústico y un sistema de cancelación de ruido que funciona a través de los altavoces, el paseo es en extremo silencioso.

El espacio abunda en todas direcciones, y encontrar la posición justa en los asientos no será problema, incluso para los más exigentes. El conductor puede ajustar su asiento en 22 posiciones, 16 ajustes para el pasajero, y los formidables asientos traseros traen 14 ajustes. Todos los asientos tienen calefacción y ventilación.

Equipamiento y seguridad

Como era de esperar, el 2020 Genesis G90 enseña una larga lista de características de seguridad activa estándar, que incluyen advertencia de colisión frontal con detección de peatones, frenado de emergencia automático, monitoreo de atención del conductor, advertencia de salida de carril, asistencia de mantenimiento de carril, monitoreo de punto ciego, alerta de tráfico cruzado trasero y asistencia de cambio de carril. Los faros y control de crucero adaptativos y un sistema de cámaras de estacionamiento con vista envolvente también son estándar.

Nuevas adicciones este año son la asistencia de seguimiento de carril y la asistencia de conducción en carretera, que puede reconocer señales de límite de velocidad y ajustar su velocidad en consecuencia. Esta suite de manejo semi automático nombrada Genesis Highway Driving Assist, es uno de los mejores productos que he probado, para confiar que el auto seguirá su camino en la autopista de forma segura, con escasa supervisión del conductor.

La pantalla táctil estándar de 12.3 pulgadas es nítida y clara, pero quizás un área donde Genesis pudiera innovar en estilo. Una perilla de control central se combina con botones físicos en el tablero para facilitar la navegación por los distintos menús, que contrario a la tendencia de algunos autos de lujo, son muy fáciles de operar. Mientras que el modelo del año pasado ofrecía poca conectividad, el 2020 G90 ahora viene de serie con la integración de Apple CarPlay y Android Auto.

Sumando la lista de equipo estándar y los sistemas de seguridad incluidos, serian necesarios unos cuantos miles de dólares más para encontrar prestaciones similares en un Mercedes Benz o BMW.

En la carretera 

La configuración básica del motor V-6 turbo alimentado de 3.3 litros con 365 caballos de potencia ofrece un gran rendimiento, y es capaz de igualar la aceleración del motor más grande V-8 5.0 litros de 420 caballos. Ambos trenes motrices se combinan con una transmisión automática de ocho velocidades, sensible y dispuesta a los cambios rápidos. La tracción trasera es estándar y en los cuatro neumáticos está disponible.

Nuestra recomendación sería el motor más pequeño, pues el rendimiento es comparable y el gasto menor. Ninguno de los motores devuelve un consumo destacable.  21 millas por galón en manejo combinado para el motor V-6 o 20 para el motor más grandes (11.2 o 11.76 kilómetros por litro respectivamente) no le ganarán ningún puesto entre los autos de lujo de mejor consumo.

El paseo suave y acolchonado de este Genesis, evoca la marcha de algunos autos de lujo norteamericanos de la década de los setenta. La compensación es una buena cantidad de balanceo de la carrocería en las curvas, pero una dirección precisa y ligera, evitan que el G90, que es un auto pesado, se sienta como tal.

Aunque lo puedes llevar a los limites con confianza, este es un auto para disfrutar de su quietud y confort. Creo haber presionado la tecla de manejo Sport o deportivo solo un par de veces. Los mejores bríos los enseña el Genesis, en un paseo dominical con la familia por carreteras secundarias, para observar el paisaje y mantener charlas sin agitación.

Para escoger

El 2020 Genesis G90 está disponible en dos modelos: 3.3T Premium y 5.0 Ultimate. La principal diferencia entre ellos es el motor. El motor V8 del Ultimate no se siente mucho más fuerte que el V6 de doble turbo del Premium, por lo que ahorrar más de tres mil dólares en la operación sería una decisión fácil. Casi todas las características del automóvil son estándar, y cambiar la tracción trasera por una total costaría unos $2,500 más. El Geneis G90 Premium comienza en los $72,200, mientras que el 5.0 Ultimate como el de nuestra prueba trae precio inicial de $75,700.

En su categoría compite con el Audi A8, Mercedes Benz S-Class, BMW 7 Series, todos con precio superior al Genesis. Podríamos agregar también a la lista al Lexus LS, que, aunque le supera en precio, la diferencia no es tan marcada como con los alemanes.

Concluyendo

¿Cuán serio es Hyundai para penetrar el mercado de lujo? A juzgar por el 2020 Genesis G90, muy serio. Los coreanos no solo crearon una submarca completa de Genesis, sino que, en el proceso, han construido un sedán de lujo de clase mundial.

He disfrutado el conducir un auto de una manufactura excepcional, y también, me he sorprendido discurriendo sobre el proceso de porfía mental de un propietario de un Mercedes Benz, para decidir abandonarlo y aventurarse a cambiarlo por un auto de marca poco conocida. El Genesis G90, o cualquiera de los autos de Genesis, no son al momento automóviles para encandilar al vecino, pero la correlación valor-precio es muy alta, algo que el comprador frugal de autos de lujo valora.

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.

Por favor , déjenos su comentario...