Exbaloncestista olímpico puertorriqueño Raymond Dalmau publica sus memorias

0
90
Exbaloncestista olímpico puertorriqueño Raymond Dalmau publica sus memorias Fotografía del 12 de diciembre de 2018, donde aparece el exbaloncestista puertorriqueño Raymond Dalmau mientras posa frente a un mural dedicado a figuras del baloncesto puertorriqueño en el Coliseo Roberto Clemente de San Juan. EFE

El exbaloncestista olímpico y exseleccionador del quinteto boricua Raymond Dalmau, ha publicado su libro, “From Harlem a Puerto Rico”, en el que detalla sus inicios en el deporte en Nueva York hasta convertirse en profesional en la isla, su experiencia como técnico y su supervivencia a un cáncer de colon.


En entrevista hoy con Efe, Dalmau explicó que su libro relata cronológicamente su vida, arrancando en detalles cuando su madre, Concepción Pérez, -embarazada de éste- y su entonces esposo, Gregorio Dalmau, vivían en Nueva York.


Sin embargo, la relación de Pérez y el mayor de los Dalmau no andaba bien, por lo que ésta decidió regresar a Puerto Rico, donde dio a luz a quien se convertiría en un legendario deportista.


Un mes después del alumbramiento, Pérez volvió a Nueva York para reconciliarse con su marido, pero la relación no perduró, por lo que Pérez decidió criar a su Raymond y a su hermano, Steve, que posteriormente también se convirtió en baloncestista.


“Es un cuento cronológico de mi vida completa. Decidí escribirlo, porque entendía que mi historia era importante y tenía mucho por contribuir de lo que conocen y desconocen de mí y de cómo pude impactar con el baloncesto”, destacó el exbaloncestista de 70 años.


Dalmau prosigue contando varias anécdotas de su crianza en su y hogar, en la escuela -la Benjamin Franklin High School- y en las canchas de baloncesto de Harlem, donde adquirió malicia y “guerrillaba” contra jóvenes mayores que él y donde se desarrollaron decenas de jugadores que alcanzaron jugar en la NBA.


“Yo practicaba el béisbol y la natación, pero al ver que iba creciendo y veía las habilidades que iba desarrollando, me incliné a jugar baloncesto”, contó Dalmau.
Así, Dalmau continuó practicando en el barrio y en la escuela, con miras a jugar en el Manhattan Junior College.


Sin embargo, en el año 1966, el líder recreativo de Nueva York, Ramón Maldonado, y el entonces jugador de los Piratas de Quebradillas Raymond Burgos llegaron hasta donde Dalmau, quien se encontraba con su amigo, el también baloncestista Neftalí Rivera.


Burgos andaba en Nueva York reclutando baloncestistas jóvenes de origen puertorriqueño para que jugaran con los Piratas en el Baloncesto Superior Nacional (BSN), liga de Puerto Rico.


A ambos, Burgos les ofreció jugar con los Piratas, pero la decisión la tenían que tomar ese mismo día.


Rivera rechazó la oferta, pero Dalmau se interesó y le dijo a Burgos y a Maldonado que tenían que hablar con su madre.
Fue entonces que los tres llegaron hasta el apartamento de Dalmau, y Burgos y Maldonado comenzaron a conversar con la madre del joven deportista, hasta que la convencieron.


El 22 de junio de 1966 Dalmau regresó a Puerto Rico, incluyéndose en un grupo de “nuyorricans” que llegaron a la isla a exhibir sus dotes deportivos aprendidos en las canchas de Harlem.


En Quebradillas, un municipio en la costa norte de la isla, fue donde desde entonces Dalmau germinó su carrera profesional con los Piratas.
Rivera, posteriormente fue reclutado por los Piratas, conformando entonces con Dalmau uno de los mejores dúos -y posiblemente el mejor- en la historia del baloncesto de Puerto Rico.


Dalmau terminó jugando con los Piratas 20 temporadas, ganando cuatro campeonatos y obtuvo tres premios como “Jugador Más Valioso”.


Mientras jugaba, Dalmau logró graduarse y e hizo una maestría en Educación Física de la Universidad Interamericana, recinto de San Germán.


Explicó que tuvo la oportunidad de jugar en la NBA, pero debido a que si lo hacía, no podía jugar en Puerto Rico ni en la selección nacional, además de que le garantizaban su paga, declinó la oferta.
También representó a Puerto Rico en varios torneos internacionales, incluyendo tres Juegos Olímpicos -México ’68, Múnich’72 y Montreal’76, tres Mundiales, cuatro Juegos Panamericanos y cuatro Juegos Centroamericanos y del Caribe (JCC).


“Estamos en el 2018 y nadie ha contado de ese baloncesto de antes, y cómo influimos en cómo está el baloncesto de ahora”, indicó Dalmau, padre también de los exjugadores Richie, Christian y Ricardo, y Natalia.
La contribución de Dalmau, así como de otros “nuyorricans”, como Rivera, Georgie Torres, Angelo Cruz, Charlie Bermúdez o Néstor Cora, influyó en la próxima generación de la selección, liderada por José “Piculín” Ortiz, Mario “Quijote” Morales y Fico López.


Luego de su retirada en el BSN, Dalmau fue reclutado para dirigir en dicha liga, así como a la selección de Puerto Rico, con la cual tuvo la dicha de dirigir en los Juegos Olímpicos de Barcelona ’92, donde se estrenó el famoso “Equipo de ensueño” de EEUU y por primera vez compitieron jugadores de la NBA.


Tras estos juegos, Dalmau no dirigió más a la escuadra boricua hasta los JCC de Maracaibo 1998, aunque sí en el BSN con varios equipos, así como en Paraguay, la República Dominicana y Venezuela.


Además de lugar en la cancha, Dalmau también combatió fuera de ella, cuando en el año 1992 fue diagnosticado con cáncer de colon, del cual sanó.(EFEUSA).-

Por favor , déjenos su comentario...