El gobernador de Texas dice que la comunidad hispana no debe temer la SB4

0
316
Las grandes ciudades de Texas interpondrán una demanda contra el estado de Texas por la ley recientemente ratificada por el gobernador estatal, que prohíbe las "ciudades santuario" y permite a las autoridades locales cuestionar el estatus migratorio de cualquier persona detenida.

El gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, aseguró hoy que la comunidad hispana que vive en ese estado sureño no tiene “nada que temer” de la ley recientemente ratificada por él mismo que prohíbe las “ciudades santuario” y permite a las autoridades locales a cuestionar el estatus migratorio de toda persona detenida.

“Si uno se fija en los detalles del proyecto de ley SB4, no debería plantear ninguna preocupación a alguien que no es un criminal”, apuntó el mandatario texano después de ofrecer un discurso en honor de agentes de patrullas de carretera fallecidos, según recogió el diario local Austin American-Statesman.

Abbott explicó que si una persona no ha tenido problemas en el pasado, “no los tendrá en el futuro, excepto para aquellos que estén en Texas ilegalmente y hayan cometido un crimen”.

Esta legislación, conocida como SB4, que penaliza a los Gobiernos locales e instituciones que no cooperen con las autoridades migratorias federales en la identificación de los inmigrantes indocumentados, podría acarrear penas de cárcel para los sheriffs texanos encargados de las oficinas que no cooperen con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

La ley incluye una enmienda que permitirá a los agentes de policía cuestionar el estatus migratorio de las personas detenidas en Texas.

Según esta adición, muy similar a una aprobada en Arizona en 2010 conocida popularmente como “enséñame los papeles”, las autoridades policiales podrán preguntar el estatus migratorio de las personas que, por ejemplo, detengan por un asunto de tránsito.

Respecto a esta enmienda, el gobernador estatal lamentó que “todo” lo que se dice acerca de ella es “completamente falso”.

“La única manera de que alguien pueda ser detenido es si hay una causa probable para ser detenido”, añadió.

Hoy mismo, varias autoridades locales, incluyendo las de Austin, Dallas y El Paso, anunciaron enfrente del Capitolio estatal que demandarán al estado por haber promulgado esta ley, que tacharon de “racista e inconstitucional”.

En las próximas semanas se espera que numerosos municipios de todo el estado aprueben resoluciones en las que expresen su intención de respaldar el litigio para impugnar el SB 4 y reafirmar su compromiso con políticas que respeten los vínculos entre la policía y las comunidades a las que sirven.

Sus acciones marcan el inicio de un “verano de resistencia” contra el SB4, con una serie de litigios, protestas y otras acciones programadas en el estado de la estrella solitaria.

DEJE SU RESPUESTA

Favor dejar su comentario
Favor indicar su nombre aqui

*