El florecimiento de las células

0
270

La salud de una iglesia celular inicia cuando esta define un modelo propio y pertinente a su contexto cultural, de lo contrario el síndrome del mini culto será el patógeno que impedirá lograr la multiplicación.

Gerardo Campos, www.elim.sv.org

Definido su propio modelo celular también será necesario cuidar de factores que son clave para el desarrollo de las personas que hayan creído a fin de llevarles a través de un discipulado que les empodere saludablemente en el ministerio celular como el comprender la importancia de la evangelización relacional e integrar a todos los miembros en esa tarea. También procurar que cada invitado se convierta a Cristo brindándole desde ese momento cuidados amorosos.

Ya que el fin de alcanzar a un amigo no es solamente el hacer de él un creyente más, el pastoreo de cada nuevo converso deberá reforzarse inscribiéndole en el curso de capacitación para nuevos líderes. Cuando una persona aprueba satisfactoriamente su capacitación estará apta para asumir el liderazgo en una nueva célula que surgirá de la multiplicación de aquella a la que ha pertenecido.

De esa manera se evitará que un líder tenga a cargo más de una célula lo cual a dado como resultado células marchitas y grupos fantasmas. El florecimiento del sistema celular resulta del número de células a multiplicar sino en desarrollar a cada nuevo miembro para la obra del ministerio.

Por favor , déjenos su comentario...