Base Aérea de San Isidro tiene importante producción de pollo

0
1479
Héctor Danilo Sánchez
Special Reporter

Cada 30 días la Fuerza Aérea de la República Dominicana (FARD) produce en su Base Aérea de San Isidro, en Santo Domingo Este, de 45 a 50 mil libras de pollo que se destinan a los oficiales que residen en el lugar y abastecen a los comedores económicos.

El coronel José Romero Pantaleón está a cargo de las tres granjas de producción de aves
La producción es el resultado de los proyectos avícolas, agrícolas y piscícolas que desarrolla la institución militar desde hace años y que ha sido retomada por el comandante general de la FARD, Luis Napoleón Payán, con la visión de alivianar la carga de la canasta básica de los alistados y paramilitares que allí residen.

“Tú sabes lo que es un pollo en pie, que se vende a RD$32 la libra y que aquí se les venden más barato gracias al proyecto que tenemos en la base de la FARD. Aquí dependiendo de cómo esté la producción les sale al costo. Si el pollo le sale a la Fuerza Aérea a RD$10, a ese mismo precio se les vende al soldado, porque aquí no se quiere ganar un centavo al respecto, sino mantener la producción y que sea sostenible”, explicó el vocero de la institución, coronel Freddy Torres Polanco.Entusiasmado, Torres contó que cuando se retomó el proyecto avícola se regalaba la producción pero, al no resultar sostenible por los gastos, representaba una carga para la institución y se decidió venderla al costo de producción.

Dijo que debido a la buena acogida que ha tenido el proyecto avícola hace un tiempo hubo comerciantes que se acercaron a la institución para comprarles, pero que decidieron que no iban a comercializar, porque primero hay que abastecer a los guardias.

El proyecto avícola y el acuícola están a cargo del coronel José Romero Pantaleón, quien explicó que tienen tres granjas de producción de aves.

Pero los proyectos de la FARD no solo giran en torno a pollos y peces: hacia la parte sureste de la base hay 2,500 metros de terrenos que acogen tres invernaderos, donde se producen ajíes morrón y cubanela y tomates híbridos de ensalada.
El proyecto agrícola, bajo ambiente controlado, está a cargo del coronel Félix González, quien dijo que de las 2,150 plantas de ajíes que están sembradas en dos invernaderos hay 850 cubanela y 1,300 de morrón. Ya llevan cinco cosechas.
Detallo que en las cosechas se han sacado más de 70 quintales de tomates y de los ajíes unos 45 quintales.
De cada planta de tomates que hay sembradas allí se pueden obtener sin dificultad 30 libras, cuenta González, quien explicó además que buscan ampliar el proyecto, por lo que en los terrenos que colindan con los invernaderos ya han sembrado plantas de berenjenas y guandules y en el futuro cultivarán pepinos, molondrones, yuca y plátanos. Todo esto, dice el coronel, para beneficiar a los miembros de las FARD.

Por favor , déjenos su comentario...