Vicepresidenta colombiana urge a región responsabilizarse de éxodo venezolano

0
64
Vicepresidenta colombiana urge a región responsabilizarse de éxodo venezolano La vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, habla durante su participación en la conferencia "El nuevo Gobierno de Colombia: retos y oportunidades" celebrada hoy en la Universidad de Miami, Florida (EE.UU.). EFE

  La vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, invocó hoy el principio de “corresponsabilidad” al exhortar a todos los países del continente americano a reaccionar ante la “tragedia humanitaria” venezolana y combatir el narcotráfico.

En un foro en Miami sobre los desafíos y oportunidades que tiene ante sí el Gobierno colombiano organizado por el diario The Miami Herald, Ramírez además restó importancia a la baja en la popularidad del presidente Iván Duque, del conservador Centro Democrático, y a las críticas que ha levantado su propuesta de reforma tributaria.

“Por fortuna (Duque) está muy joven para que no se nos vaya a descorazonar con los golpes de opinión”, expresó.
“Uno no puede dejarse frenar por las encuestas, que son de corto plazo, es la fotografía de un día, estamos gobernando para el largo plazo”, que es “recuperar el crecimiento económico”, aseguró.

Agregó que Colombia ha crecido en el pasado un 4,5 % anual y no se “debe contentar con un crecimiento mediocre del 2,5 %”.
“Vamos a sacar adelante la reforma, no se si este texto sea el que pase en el Congreso, de pronto habrá que retirarlo, no sabemos, lo importante es sacar la reforma que el país de verdad necesita”, dijo Ramírez, quien estuvo acompañada del viceministro de Hacienda, Luis Alberto Rodríguez Ospino.

La vicepresidenta manifestó además que Colombia enfrenta un gran desafío, el “de cambiar la manera en que se hace la política, clientelista, capturada por partidos políticos, que muchas veces no están trabajando en función del bien común sino de sus propios intereses”.

Según Ramírez, el Gobierno de Colombia “jamás” estará de acuerdo con una intervención militar en Venezuela, pero consideró que “todo el hemisferio” es responsable de la instalación de “una dictadura” en ese país y debe por ello atender las consecuencias de los “cantos de sirena” que se adueñaron de Latinoamérica.


La vicepresidenta precisó que Colombia no puede acoger más venezolanos de los que ya está recibiendo -hay cerca de un millón. “Necesitamos una respuesta hemisférica, para que se presione el cambio del régimen en Venezuela”, indicó.
“Hay que hacer muchos cambios, que la cooperación internacional fluya, porque está bastante lenta”, matizó.

También dijo que Colombia ha demostrado con creces su “generosidad” con los venezolanos que huyen de ese país, pero detalló que es un “problema regional” que debe ser enfrentado con “estrategias regionales”.

A su juicio, los fondos que se están volcando para ayudar a esos venezolanos son totalmente “insuficientes” y todos los países y organizaciones multilaterales deben “reaccionar” contribuyendo a un fondo de emergencia por un principio de “corresponsabilidad”, según dijo en una rueda de prensa anterior a su presentación.


Por su parte, Jorge Familiar, vicepresidente del Banco Mundial para América Latina, que intervino también en la conferencia, dijo a Efe que según un estudio sobre Colombia apoyado por esa entidad, a mediano y largo plazo la llegada de venezolanos puede representar una oportunidad.

“En el corto plazo hay costos, pero si la situación se maneja bien, de tal forma que los individuos que están migrando se asimilan a la sociedad, se incorporan al mercado laboral, se incorporan a las actividades productivas se convierten en consumidores, eso genera más producción”, dijo.

Estimó ese crecimiento en 0,2 % a 0,5 % del PIB al año, mientras que los costos al corto plazo serían similares, entre 0,23 y 0,41 %.

Ramírez insistió por su parte que la mayor “oportunidad sería el regreso de Venezuela a la democracia” y “la apuesta de todos debe ser presionar” para lograrlo.
Según cifras de la ONU, tres millones de venezolanos han abandonado su país para huir de la crisis económica, política y social y de ellos cerca de un millón está en Colombia y 1,4 millones en otros países de América Latina.

La vicepresidenta fue también interpelada por el aumento de la superficie cultivada de coca en su país, algo que es “una realidad” y además “inaceptable” y lo vinculó a que el Gobierno anterior, de Juan Manuel Santos, bajó “la guardia” durante la negociación de la paz con las FARC.

“Queremos la paz por encima de todo”, pero vamos a actuar con “determinación” contra ese problema, dijo Ramírez, quien indicó que ya se ha intensificado la erradicación voluntaria de cultivos ilegales por parte de los campesinos y la que realizan las fuerzas de seguridad.

También en este caso defendió el principio de corresponsabilidad y subrayó que se necesita “mucha más acción internacional” para enfrentar toda “la cadena” del narcotráfico.

“Nosotros pedimos y exigimos también que Estados unidos sea mucho más duro y exigente en investigar en identificar y en acabar el blanqueo de dineros provenientes del narcotráfico”, señaló.
(EFEUSA).-

Por favor , déjenos su comentario...