Ultraderecha peruana demanda vacancia presidencial y golpe parlamentario

0
363

La ultraderecha amenaza al Presidente peruano Castillo con la vacancia para obligarle a que vaya abandonando su plan inicial. La única manera de evitar un golpe parlamentario y que se archiven las “palabras de maestro” consiste en unir a todas las fuerzas laborales y populares en grandes movilizaciones.

Bloque golpista
Keiko Fujimori ha endosado el pedido de vacancia presidencial, con lo cual garantiza que 24 congresistas de Fuerza Popular (FP) se unan a varios de los 13 de Avanza País (AvP) y de los 9 de Renovación Popular (RP).

Ella no quiso aparecer como la iniciadora de tal demanda, sino como quien lidera la tercera fuerza en sumarse a ello. Ello se debe, en parte, a que quieren negociar mejoras carcelarias o un indulto a Fujimori, o a que quieren dispersar en partes proporcionales el cargamontón de rechazo que se viene a esta propuesta entre todos sus socios.

Existe la posibiidad de que varios congresistas golpistas puedan haber previamente quedado que sea Patricia Chirinos la que comience el proceso, ya que es la única representante de dicho sector en la Mesa Directiva. Es también posible que ellos se hayan visto obligados por la iniciativa de Chirinos a sumarse a esta para no aparecer como “blandos” ante un Presidente cuyo triunfo electoral nunca aceptaron. El momento escogido fue justo cuando Keiko estaba citada a una audiencia judicial, con lo que consiguieron que la prensa no le diera mayor cobertura a dicho juicio que puede llevarla a ella a estar 3 décadas bajo la prisión.

Chirinos reclama que ha logrado las 26 firmas mínimas que se necesitan para presentar la moción (lo que equivale al 20% del Congreso), pero aún le faltan los 52 votos (40% del Congreso) para que esta pueda ser admitida a debate y agendada en el pleno. Las 3 bancadas golpistas suman 43 legisladores, sin embargo no hay garantía que todos ellos secunden esa moción, pues una minoría de RP y otra de AvP no apoyaron la censura al nuevo Gabinete de Mirtha Vásquez. RP inicialmente se opuso y luego apoyó la moción de Chirinos. Hasta ahora la mayoría de los camaradas del partido de Chirinos (AvP) no la han secundado en público.

Para que la vacancia pueda proceder se requieren 66.6% de votos del congreso (al menos 87 parlamentarios), lo que implicaría que debieran ganar los votos de todos los 45 legisladores que provienen de las bancadas de la derecha “moderada” (Alianza Para el Progreso, Acción Popular, Somos Perú, Podemos y Morados). Mientras tanto, ninguno de esos partidos apoya la vacancia y todos ellos la han rechazado. Los excandidatos de APP César Acuña y de AP Yohny Lescano se han pronunciado en contra por perjudicar a la democracia, mientras que para Lescano se trata de una moción “respaldada por sectores investigados por corrupción”. Para el único ex Presidente vivo no procesado (el morado Francisco Sagasti) se trata de una aberración.El congresista José Cueto (RP) plantea reducir el número necesario para la vacancia. Según “Hildebrandt en sus Trece” otra posibilidad es buscar suspender al Presidente por un tiempo para lo cual se requiere una mayoría simple (66 congresistas).

Cuando Keiko era candidata y quería ganar votos ella tuiteó: “FP y yo como candidata NO vamos a apoyar ninguna iniciativa que busque algún tipo de censura o vacancia al Presidente”. ¿Por qué ella no cumple su promesa o por qué decide demandar la vacancia a 16 semanas de que Castillo está en la Presidencia?

El fujimorismo simplemente SIEMPRE rompe sus juramentos previos empezando con su primera gran promesa electoral para derrotar a Mario Vargas Llosa en 1990: no hacer un shock (cuando al final hizo uno peor). Además, por su propio naturaleza el fujimorismo es autoritario: cuando es Gobierno impone una dictadura brutal y cuando es oposición no deja gobernar y quiere imponer una dictadura del Congreso que lideran o influyen.

¿Por qué se han adelantado tanto, cuando la mayoría del Congreso y de la población no secunda la vacancia? Según Chirinos es para lograr que eso se discuta en esta legislatura que se cierra una semana antes de navidad. Sin embargo, puede que haya alguna serie de motivos no develados y que deben estar ligados a planes conspirativos ligados a grupos de choque (como La Resistencia, La Insurgencia o Los Combatientes), a sectores que trabajan dentro de las FFAA y sus licenciados (como Arica No Se Rinde) o a grupos muy ocultos dentro de los grandes empresarios y altos mandos. Recientemente, “La Lupa” reveló un chat entre directivos de la Sociedad Nacional de Industrias pidiendo que se procese la vacancia inmediatamente para no darle tiempo a este Gobierno a que se consolide.Por el momento la mayoría congresal está en contra de la vacancia. Para que esta prospere los fujimoristas debieran ganar a la mayoría de APP, AP, SP, Podemos y Morados (todos los cuales apoyaron al Gabinete Vásquez) o ganar a su planteo a un sector de Perú Libre (lo que implicaría el descrédito y autodestrucción de cualquier izquierdista que siguiera ese paso).Lo más probable es que el plan de la vacancia no prospere ahora, pero lo importante es que va a ser un globo de ensayo y un primer escalón hacia futuras medidas. Además, existe una competencia por el liderazgo dentro del campo golpista y de la extrema derecha entre FP, RP y AvP.

López Aliaga llama a una concentración golpista para el sábado 27 en Campo de Marte, esperando no culminar con un fiasco como una previa convocada en ese mismo lugar con páginas a color completas por El Comercio y el Trome. Chirinos aspira a ser candidata presidencial y se desespera en llamar la atención.

Motivos
Aún no se conocen las razones que sustentan la moción, aunque, en verdad, no pueden darse muchos argumentos sólidos. Examinaremos las posibles justificaciones:

1) Es un mal Gobierno. No obstante, eso no es un motivo constitucional suficiente, tal como lo sostiene el ex Premier Pedro Cateriano (quien inicialmente apoyó a Keiko y estaba en contra de reconocer los resultados electorales). Además, Castillo recién lleva 16 semanas en Palacio tras haberse convertido en la primera persona en superar los 8,8 millones de votos en cualquiera de los 12 países de la cuenca pacífica sud y centro americanas. En contrapuesta a ello, Chirinos, quien ha presentado la demanda, no consiguió ni 10 mil votos (lo que implica el respaldo de 1 de cada 2 mil electores y uno que equivale a casi 900 veces menos que el caudal electoral de Castillo).

2) Viola la ley y la constitución. Nada de esto ha hecho Castillo quien, además, optó por respetar la carta magna de 1993, cuando bien pudo haberla desconocido amparándose en normas de la constitución de 1979 que condenan golpes, dictaduras y violaciones al estado de derecho. Por el contrario, es el Congreso quien ha violado la carta magna al haber hecho una “interpretación” que limita los poderes presidenciales ante la cuestión de confianza y sus capacidades para adelantar elecciones legislativas.

3) Está ligado al “terrorismo”. Castillo es el único Presidente del mundo que ha ordenado que el cuerpo del jefe de la principal organización subversiva al morir tras muchos años en la cárcel sea incinerado y dispersado al mar. Castillo sigue sin mejorar las condiciones carcelarias de ningún acusado por terrorismo ni ha liberado a los activistas legales del Movadef arrestados en la operación Olimpo. Es el primer mandatario peruano en haber recibido una expresa sentencia de muerte de parte del único grupo armado insurgente que existe (el MPCP de Quispe Palomino), amenaza que nunca antes la han tenido las cabezas de todos la docena de Gobiernos previos que se han enfrentado al “mao-terrorismo” desde 1980.

4) Está procurando subvertir las instituciones o ha pasado por encima de los otros poderes. Castillo viene de enviar un discurso a la Conferencia Anual De Ejecutivos (CADE) en la cual reitera que él siempre ha estado en contra de hacer cualquier clase de expropiaciones, y que busca incentivar la inversión privada nacional y extranjera. Castillo mantiene una buena relación con las fuerzas armadas y policiales, respeta un Congreso que está en total oposición, no ha cerrado ningún medio de prensa (ni siquiera a Willax, un canal que en muchas democracias estaría vetado de operar debido a incitar al racismo, la violencia, el golpismo y las falsas noticias) y ha respetado la independencia del poder judicial incluso cuando este ha allanado los locales del Partido de Gobierno o ha entrado a interrogar al Secretario de la Presidencia.

5) Está con problemas de salud física o mental que le incapacitan. Empero, Castillo ha demostrado tener una extraordinaria resistencia a los ataques personales y una gran capacidad de trabajo y de viajes por todo el territorio.

6) Carecer de autoridad moral por estar envuelto en hechos dolosos. No hay una sola denuncia contra Castillo ya sea por corrupción o por haber matado a nadie. Quienes sí tienen esa clase de acusaciones son, precisamente, quienes animan la demanda de vacancia.

Inmorales
Keiko Fujimori tiene una serie de prohibiciones judiciales (como la de salir del país) y la fiscalía le pide 30 años en la cárcel, mientras que todo su equipo está procesado y tipificado como una “organización criminal”. Cada vez se destapan más datos y se suman las acusaciones contra ella y su entorno.

López Aliaga es alguien quien debiera estar prohibido de candidatear por haber hecho una terrible infracción de tránsito que pudo haber puesto en riesgo a pasajeros del transporte público (invadió conduciendo su auto el carril del Metropolitano), por tender una deuda millonaria al fisco y por haber pedido la muerte del actual Presidente al frente del Palacio de Justicia. Además, resulta muy cuestionable la manera exprés con la cual fue renovada la concesión ferroviaria a su empresa Peru Rail un día antes de que Castillo asuma la Presidencia.

Chirinos ha sido la principal operadora femenina de “Chimpún Callao”, un partido tipificado también como “organización criminal” por la fiscalía, que durante sus 22 años a cargo de la alcaldía del Callao ayudó a transformar al principal punto de importaciones y exportaciones del país en un antro de delincuentes, sicarios, narcos y asesinatos y cuyos 3 alcaldes (Alex Kouri, Félix Moreno y Juan Sotomayor) han acabado bajo rejas sentenciados por corrupción. Posiblemente, se trate del único partido donde TODOS sus alcaldes provinciales y gobernantes regionales han sido apresados y sentenciados. Chirinos sirvió desde el 2008 al 2018 como una concejale o alcaldesa distrital en Callao convirtiéndose en la más conocida dama de Chimpún. Ha sido acusada de desaparecer archivos comprometedores del municipio de La Perla deonde fue su burgomaestra, de haber recibido dinero de la Odebrecht y de haber contratado pistoleros que asesinaron a dos hermanos Castillo que le denunciaron por sus malos manejos.

Chirinos presentó su propuesta de vacancia reclamando la herencia de su padre Enrique Chirinos Soto, un personaje ultraderechista que ha sido filmado en la salita del SIN con Vladimiro Montesinos (el gran corruptor de Fujimori quien, a su vez, impulsó la creación de Chimpún Callao). Sus lazos con la corrupción las confirmó al casarse con un anciano multimillonario moribundo (31 años mayor que ella) que le “embaucó” al Estado decenas de millones de dólares y cuya fortuna heredó al año de su boda.

Su desdén por los derechos humanos lo ha confirmado al ir a Ayacucho al “horno más antiguo y grande del Perú” a pedir que allí sean echados vivos muchas personas, incluyendo los que hablan mal de una mujer (lo que puede incluir a la mayoría del país que no la quiere a ella, a Keiko, a Lourdes Flores, a Alva o a Laura Bozo). Esto muestra una mentalidad como la de los criminales, de los nazis o de los capos de la mafia que tanto abundan en el Callao. Lo que ha hecho es un delito para incitar a la muerte y al terrorismo, por lo que Chirinos debiera ser desaforada de cualquier cargo público.

La primera persona en postular desde el Congreso la vacancia presidencial fue Adriana Tudela (también de AvP), la misma que firmó con su padre Francisco Tudela, la Carta de Madrid donde se alinean con el proyecto colonialista y franquista de VOX, el partido que reivindica la conquista y la destrucción de las civilizaciones amerindias. Francisco Tudela fue el último Vicepresidente de Fujimori, el cual juró a su cargo en el 2000 en el mismo 28 de julio en que las fuerzas del propio Gobierno dinamitaron el Banco de la Nación matando a 6 policías, cuidadores y empleados para echarle la culpa a los manifestantes (la primera gran masacre terrorista en una gran metrópolis del mundo en este milenio antes de la del 11 de septiembre del 2001 en Nueva York) y tras haber reivindicado haber ganado con el 75% de los votos (mega-fraude que se desinfló).

El líder de la bancada de RP, Jorge Montoya, suscribió el acta de Montesinos y sirvió incondicionalmente a Fujimori, el mayor terrorista de Estado de las últimas décadas, cuya libertad hoy demanda.Quienes no respetan la carta magna, la ley y la democracia, quienes han patrocinado u organizado el terrorismo, quienes nunca han querido reconocer los resultados de las elecciones y quienes tienen una descomunal incapacidad moral son, precisamente, los que impulsan la vacancia.

Alternativas inviables
En caso de darse la vacancia hay dos mujeres que pudiesen llegar a la Presidencia. Si bien es cierto que nunca una dama ha sido jefa de Estado en toda la historia peruana (desde el incario, la colonia y la república), cualquiera de las dos señoras que pudiesen reemplazar al actual mandatario quedarían como un Castillo de fuegos artificiales: tras iniciales luces se quemarían y reducirían a cenizas.

Hay algunos perulibristas que quieren expulsar a Dina Boluarte del partido o que la acusan de estar coqueteando con la vacancia por lo que ella habría buscado congraciarse con la prensa y conseguir buena cobertura a cambio de haberle dado publicidad, por lo que ella se ha tomado fotos con Chirinos en una actitud muy amigable, y por su actitud “desleal” a Vladimir Cerrón cuando le ha atacado tras que fue él quien la puso en la plancha presidencial pensando que le era 100% leal. Boluarte niega todo ello y repudia la vacancia. También afirma que continúa fiel a Castillo, que su distanciamiento con Cerrón viene desde antes del triunfo electoral y que ella ha recibido a muchos congresistas. Por su parte, Rosa María Palacios afirmó que Cerrón iba a votar por la vacancia antes que él instruya a rechazar al Gabinete.

Hay quienes creen que los cerronistas pudiesen unirse a la vacancia en despecho a Castillo. En las páginas de Facebook de Cerrón o de Bellido no hay ninguna condena a la vacancia o al golpe parlamentario. La dirección de PL, sin embargo, ha emitido un comunicado en el cual rechazan tanto la vacancia del Presidente como el cierre del Congreso pues para ellos ambas instituciones debieran durar un quinquenio. El congresistas Edgar Tello afirmó que los 37 congresistas de la bancada de PL unánimemente rechazan la moción de vacancia.

En caso que Boluarte llegase a Palacio (incluso como parte de una suspensión temporal de Castillo) sus funciones serían muy limitadas pues carece de carisma, popularidad, autoridad política y de partido, y debiera navegar bajo el látigo de un Congreso muy dividido e inestable. Un eventual posible Gobierno suyo no podría durar mucho y ella estaría jaqueada tanto por los electores de Castillo (que le acusarían de traidora) como de Keiko (que le acusarían de ser el continuismo de PL). A Alva también la tientan y ella se ha venido preparando para seguir el camino de su correligionario Manuel Merino a quien apoyó 12 meses atrás cuando él llegó a la Presidencia por la vía de la vacancia. Sin embargo, si ella es empujada a reemplazar a Castillo y a Boluarte (siguiendo el planteo de López de hacer una vacancia doble exprés), ella quedará presa del bloque golpista y fujimorista y hará que Keiko sepulte con una lampa a su partido.

Si Merino no hubiese hecho el golpe de noviembre 2020 hoy Lescano, el candidato de AP, posiblemente se hubiese mantenido en la lid y sería hoy el Presidente. Keiko quiere llevar a AP hasta la cima para luego arrojarle al precipicio y de esa forma matar a dos pájaros de un tiro: acabar con la izquierda y también con la derecha moderada. Ninguna de estas dos respetables damas ha convocado por sí solas a una gran manifestación durante su carrera política. Alva apenas tuvo 25 mil votos (quedando en el puesto 25 de Lima detrás de 4 personas que no llegaron a ser electas) y el Congreso que lidera tiene el respaldo de solo 1 de cada 5 encuestados. Boluarte nunca ha podido ser electa a ningún cargo por sus propios méritos y ella misma sabe que no tenía posibilidades para llegar a Palacio (y la única manera que lo logró es gracias al caudal casi exclusivo o preponderante de Castillo y su movimiento sindical).

No hay apoyo internacional para el golpismo
Ahora no hay condiciones internacionales para un golpe parlamentario contra la izquierda como los que se dieron antes en Honduras, Paraguay o Brasil. Entonces, los republicanos duros dominaban la política exterior de Washington hacia Latinoamérica. El actual presidente estadounidense Joe Biden ha experimentado en carne propia el golpismo trumpista y no quiere animar ese proceso, especialmente contra Gobiernos, como el peruano, cuyo triunfo electoral han avalado y con quien tienen buenas relaciones. Hoy, EEUU, la Unión Europea y la OEA apuntalan a Castillo, porque ven cualquier posibilidad de recambio congresal como un peligro mayor. Además, todos ellos tienen experiencias con Gobiernos socialdemócratas y hasta comunistas que han respetado el mercado y la democracia multipartidaria.

Para las potencias occidentales Castillo representa un Gobierno que es mucho más moderado que muchos otros de centroizquierda que se han dado en Europa. Castillo suscribe los planes del FMI y del Banco Mundial y es abierto a sus empresas. En los últimos anhos China y Rusia han aumentado su influencia en Latinoamérica por lo que no quieren ayudar a estos rivales a que capitalicen un nuevo error suyo (como el que cometieron en 2019 al apuntalar los golpes de Venezuela y Bolivia). Beijing y Moscú también apuntalan a Castillo y no quieren afectar sus inversiones o su geopolítica con un golpe que desequilibraría al país y la región y que haría peligrar sus intereses en el hemisferio. Todas las grandes potencias creen que hay que respetar el ordenamiento jurídico a fin de evitar un volcán social en el corazón sudamericano, el cual pudiese contagiar a toda la región.

A Washington tampoco les interesa que una administración de izquierda muy moderada sea derrocada por un grupo golpista cercano al depuesto Donald Trump o a Jair Bolsonaro, el alicaído presidente del Brasil que posiblemente no siga en su puesto en los siguientes 12 meses. Madrid no quiere que Perú se convierta en el primer país controlado por partidarios de los franquistas de Vox. Importantes repúblicas hispanoamericanas (incluyendo la más grande en suoperficie que es Argentina y la más poblada que es México) apoyan a Castillo. Incluso vecinos conservadores como Ecuador, Colombia o Chile temen que un golpe parlamentario puede ser un remedio peor que la enfermedad pues abriría una caja de pandora. La OEA va a tener su siguiente reunión en Perú. Para su Secretario General Luis Almagro es clave contar con el aval de un Presidente de corte izquierdista ante el hecho de que los Gobiernos “socialistas” de Cuba, Venezuela y Nicaragua han roto con esta y a que los mandatarios nacionalistas de Bolivia, Argentina y México le cuestionan mucho. Tanto a Castillo como a Almagro les conviene una buena relación para que el primero pueda hacer contrapeso a la derecha golpista peruana y el segundo demuestre que tiene el apoyo de algunos mandatarios zurdos.

Respuesta al golpismo
En cierta manera hay un juego en pared entre la derecha fujimorista y la antifujimorista. Ambas tratan de presionar al Gobierno como dos pinzas. La extrema derecha quiere infundir temor a Castillo para qué se vaya moderando y vaya acercándose a la centroderecha a fin de que esta le dé estabilidad en el Congreso.

Con esa maniobra se viene haciendo que Castillo vaya relegando varias de sus promesas electorales. Mientras tenga que descansar en una convivencia con AP, APP y Podemos no va a poder dar el ingreso libre pues estos partidos tienen jerarcas con universidades privadas. Tampoco va a poder ir hacia una constituyente, a aceptar las demandas del millón de trabajadores rurales (los cuales han sido excluidos de la reforma agraria, pues hay varias agroexportaciones, como el esposo de Alva, con fuertes intereses en la derecha “moderada”) o a reducir el gran peso del sector privado en la educación y salud (además de no otorgar a cada uno de estos sectores un 10% respectivo del presupuesto estatal).

La derecha “blanda” le presiona a Castillo que si requiere su aval debe moderarse, debe tener una Primera Ministra que aplique muchas de sus políticas, que se aleje de todo radicalismo y que continúe el programa económico monetarista y neoliberal de las últimas 3 décadas.

Un argumento que dan los derechistas moderados para oponerse a la vacancia es que ello genera desestabilidad, hace que se disparen los precios y el dólar, perjudica la inversión privada, descreditaría al Perú en medios internacionales, destrozaría el ordenamiento democrático, impulsaría a las mafias y la corrupción y puede dar paso a un volcán social pues las mayorías no quieren el retorno del fujimorismo. Más bien, sostienen, este Gobierne viene calmando sin mayor violencia cerca de 200 conflictos sociales, por lo que es mejor apostar a la carta del diálogo y la conciliación, antes que el de la dureza y la represión.

El problema es que a medida que Castillo desafila su machete él pierde popularidad y respeto dentro de sus electores quienes sienten que no se vienen cumpliendo las “palabras de maestro”, que no hay signos para erradicar la pobreza y que se preserva el modelo de la derecha de los últimos 2 siglos. Todo ello puede generar nuevos estallidos sociales o el desencanto de gente que inicialmente votó por Castillo, pero que ahora puede pasarse a la oposición.

El ex Premier Daniel Abugatás ha sugerido que todos los demócratas se unan para presionar por la vacancia de los congresistas golpistas. La primera que debiera ser desaforada es Chirinos, pero varios fujimoristas debieran. al menos, perder posiciones, empezando por Patricia Juárez, quien encabezando la comisión de constitución hace todo lo posible por pasar por encima de la Carta Magna. En las cales, sin embargo, la consigna que más viene creciendo es la del cierre de este Congreso.

La mejor manera de derrotar las amenazas golpistas es realizando masivas demostraciones. Mientras más masas salgan a la calle más se debilita a los antidemócratas y más estas pueden sentirse confiadas en reclamar por sus propias demandas y por la constituyente.Debe quedar claro que es 100% imposible que durante este quinquenio puedan convivir los actuales poderes Legislativo y el Ejecutivo, pues uno de los dos debe imponerse sobre el otro. El Congreso puede acabar destituyendo a Castillo o imponiéndole su programa y transformarlo en su prisionero. Esto último es algo que, en parte, viene pasando pues es el Parlamento el responsable que en 3 meses ya se hayan dado al menos una decena de cambios ministeriales, 3 ministros del interior y 2 Gabinetes.

A lo largo de noviembre se han dado una serie de marchas contra la vacancia, por el cierre del Congreso, por justicia a Inti y Bryan y contra el paquetazo antilaboral. Se trata de unir todas esas protestas en un gran movimiento que motorice a decenas de miles demandando anular las leyes antilaborales, aumentar salarios y pensiones, enjuiciar a los que dispararon a cientos de jóvenes manifestantes, defenestrar a Chirinos, cerrar o quitar poder a este Congreso y dar paso ya a una Asamblea Constituyente con plenos poderes que sea capaz de pasar por encima de los obstruccionistas.

Es hora que las organizaciones populares, sindicales, campesinas, vecinales, de rondas y de reservistas, y de fuerzas progresistas se unan para impulsar esas marchas. Las pugnas por puestos en el Gabinete no deben continuar dividiendo al movimiento que, pese a sus diferencias, debe unirse en torno a ciertas demandas comunes y a un frente único en la acción.

Hay que trabajar para que las marchas sean multitudinarias y esparcidas en todo el país. Se debe aprovechar que la capacidad de convocatoria de los golpistas es baja para tratar de aislarlos y evitar que sigan chantajeando al Gobierno y tumbando ministros. La única razón por la cual ganó Castillo es por que expresó a esas masas, y si estas no salen ahora corren el riesgo de que los fujimoristas den un golpe o que vayan presionando al Gobierno para que vaya abandonando sus promesas electorales.

No existe posibilidad algunas de que este Gobierno aplique sus propuestas electorales más osadas solamente a través de presiones parllamentarios o por cupos. No es en las alturas donde ello se ha de definir, sino impulsando a los de abajo para que reclamen que se materialicen las promesas ofrecidas. Fueron las masas las que hace 12 meses acabaron con el golpe de un sector de AP con el fujimorismo y la derecha, y son ellas mismas las que pueden repetir ese plato y obligar a una profundización de los cambios sociales.
Isaac BigioPolitólogo economista e historiador con grados y postgrados en la London School of Economics

Por favor , déjenos su comentario...